Errores de decoración a evitar

Como ya hemos dicho otras veces, en decoración no hay reglas fijas. Sin embargo, sí hay cosas que chirrían. Los que hacemos decorandocontelas.com hemos pasado un rato votando qué errores de decoración son los que más nos disgustan, fallos que nada tienen que ver con el presupuesto ni el tipo de casa que tengamos.

Después de votar, estos son los cinco puntos que encabezan nuestra “Lista de errores de decoración”. La buena noticia es que todos pueden solucionarse con un poco de interés.

1-“La alfombra es enana”

El error: Elegir una alfombra pequeña que no abarque todos los muebles de un ambiente (por ejemplo, mesa y sofás de la zona de estar, o mesa y sillas del comedor). Así no cumple su función de unificar y anclar visualmente los diferentes elementos que lo componen, al revés, crea desorden visual.

La solución: No siempre es fácil ni asequible encontrar la alfombra que nos guste en el tamaño adecuado. Una solución magnífica es usar dos: una alfombra sencilla y lisa grande, y la alfombra de tus sueños encima.

Esta gran alfombra de estampado geométrico, diseño de Pablo Paniagua, enmarca toda la zona de estar compuesta por dos zofás Liberty de Blasco & Blasco, una mesa de centro, dos auxiliares y una butaca. Es una idea de Estudio Melián Randolph. Via: Nuevo Estilo

2-“Los cuadros están demasiado altos”

El error: Éste es de los peores errores de decoración. Gastar dinero en un buen cuadro y después colgarlo casi pegado al techo, es para echarse a llorar.

La solución: Internet está lleno de tutoriales para colgar bien un cuadro. Como regla general, coloca el centro de la obra a la altura de los ojos de un adulto de estatura media.

errores de decoraciónNos ha gustado este post de Studio McGee sobre cómo colgar los cuadros con acierto.

3-“Todos los muebles son de la misma serie”

El error: No nos parece de los peores errores pero se ha llevado nuestros votos porque es muy habitual. Consiste en ir a una tienda y comprarlo todo a juego: la mesa, las sillas, la mesa de centro y, buffff, la “boisserie”. O la cama, las mesillas, la cómoda y, ya de paso, un “sinfonier” (por cierto, aunque algunas tiendas se empeñen, los “sinfonieres” no existen). Decorar es mucho más que amueblar. Se basa en mezclar estilos y ser creativo.

La solución: Evita comprar “sets” y añade algún elemento inesperado a la decoración con una tela, un mueble especial, el acabado de una pared o un material… ¡Busca el efecto wow!

Un arbolito situado encima del mueble consigue el efecto wow en este salón decorado con elementos de estilos dispares. Foto: Francesco Lagnese

4-“No se han cuidado las capas”

El error: Apostar por un mueble maravilloso, pero no darle después la compañía que requiere. O cambiar el suelo y poner uno estupendo, de última generación, dejando el gotelé de la pared. Es como si un cantante fantástico saliera solo a escena y no tuviera detrás unos músicos y un coro. Por eso los decoradores hablan de “capas”, que empiezan con los suelos, los tratamientos de paredes y sucesivamente abarcan cortinas, otros muebles, complementos, arte…

La solución: Cuidar cada elemento que forma parte de la decoración y mantener entre ellos un equilibrio. Al entrar en una habitación todo debe funcionar en conjunto, sin que un elemento destaque en particular (para bien o para mal).

Cuando todas las capas se han cuidado por igua, ningún elemento destaca por encima de los demás y todos funcionan como conjunto. Via: Laura C. Singleton

5-“Esos adornos elegidos sin ton ni son”

El error: Caer en el horror vacui y creer que la casa necesita imperiosamente llenarse de adornos. Y aún peor: comprarlos todos de una vez. Así se consigue una decoración sin sentido que refleja que nuestro único interés era rellenar un hueco en la pared o poner algo en la consolita de la entrada.

La solución: Tómate todo el tiempo del mundo para elegir solo adornos que realmente te hagan feliz. Esos complementos siempre quedarán impresionantes. Si quieres saber más, mira este post con los consejos de la filosofía wabi sabi sobre qué adornos elegir.

Elige cuidadosamente los adornos. Aquí, la mesa de centro se adorna con unos torcheros antiguos de Berenis. A la derecha, vemos una escultura móvil del estudio de Luis Puerta. Sofá y butaca de Blasco & Blasco.

¿Estáis de acuerdo? En el próximo post, completaremos nuestro top 10 de errores de decoración.

 

Tela de cáñamo: la supertela

Como el lino, la tela de cáñamo ha sido conocida y utilizada desde hace miles de años. Su uso comenzó en las civilizaciones milenarias asiáticas, especialmente de China y Oriente medio. Con el lino comparte el cáñamo muchas de sus cualidades: es superecológico, hipoalergénico, transpirable, muy versátil y extremadamente resistente.

Si te estás preguntando ya si la fibra de cáñamo procede de la misma planta que la marihuana, la respuesta es ¡NO! Son dos variedades totalmente diferentes de la planta de cannabis, aunque sus hojas pueden resultar parecidas. Lo importante es que el cáñamo no tiene THC, que es el ingrediente psicoactivo de la marihuana.

tela de cáñamo Blasco & BlascoSofá de Blasco & Blasco con funda de tela de Cáñamo de la misma firma. Salón decorado por Marta de la Rica.

Muy sostenible

Al cáñamo se le considera una “super fibra” para el medio ambiente. El tejido se obtiene de la planta llamada cannabis sativa, una planta de crecimiento muy rápido (se puede recoger en tan solo 100 días) y de altísimo rendimiento. Para entenderlo, se calcula que con la misma superficie de cultivo se obtiene un 250% más de fibra de cáñamo que de algodón, y un 600% más comparado con el lino.

La planta de cáñamo no agota el terreno, al revés, aporta materia orgánica rica a la capa superficial del suelo y ayuda a mantener la humedad.  Sus raíces, que se anclan fuertemente al suelo, evitan la erosión casi tanto como las raíces de los árboles de un bosque. Y tiene más ventajas para el medio ambiente: el cáñamo no requiere pesticidas ni herbicidas, ya que atrae pocas plagas y la propia planta impide que crezcan malas hierbas a su alrededor. Por todo esto, el cáñamo es posiblemente el tejido más ecológico del mundo.

Por sus cualidades, el cáñamo encaja con un estilo de vida más ecológico

Las cualidades únicas de la tela de cáñamo

Además de ser una fibra respetuosa con el medio ambiente, la tela de cáñamo posee muchas propiedades que la convierten en una opción altamente recomendable:

-La tela de cáñamo tiene un aspecto muy similar al lino y coincide con él en su capacidad de mejorar con el tiempo y de hacerse aún más suave con cada lavado.

-También comparten estas dos telas su fortaleza y dureza: una fibra de cáñamo es ocho veces más resistente que una de algodón (tanto, que se ha empleado cáñamo durante siglos para elaborar las velas y los cabos de los barcos de la marina).

-Pese a su resistencia, la tela de cáñamo es suave al tacto, hipoalergénica y su roce no irrita la piel.

-La tela de cáñamo resulta muy transpirable y absorbe rápidamente la humedad, por lo que evita el moho.

-Pruebas en laboratorio han confirmado sus propiedades antibacterianas ya que destruye muchos tipos de bacterias cuando entran en contacto con ella.

-Es un tejido muy resistente a los rayos UV y aislante, por lo que refresca en verano y es cálido en invierno.

tela de cáñamo

Aunque el cáñamo no se tiñe tan facilmente como otros tejidos, algunos fabricantes lo ofrecen en colores de tendencia. Estos son ejemplos de la tela Provence (cáñamo 100% ) de Blasco & Blasco.

Y frente a tantas cualidades maravillosas, como puntos no tan positivos debemos señalar que, igual que sucede con el lino, el cáñamo se arruga con facilidad, algo que debe tenerse en cuenta porque a no todo el mundo le gusta el toque informal que esto aporta al decorar.

Y otro punto importante: el tejido de cáñamo no es fácil de teñir, por lo que no esperes encontrarlo en infinidad de colores. Al lavarlo hay que tener esto en cuenta también y hacerlo siempre en agua fría para proteger su color.

Telas para cuartos infantiles

Como en cualquier otra habitación, en los cuartos infantiles las telas juegan un papel clave.

Sea niño o niña, casi un bebé o ya un adolescente, y sea cual sea su estilo decorativo, desde romántico a minimalista, de princesa o de DJ, hay algo que todos los cuartos infantiles comparten: las manchas. A lo largo de los años irán cambiando de las de crema de pañal o biberón a las de rotulador o ketchup, pasando por plastilina o chocolate.

cuartos infantiles

Por eso, a la hora de elegir las telas para nuestros hijos, además de estilo (los colores y estampados pueden ser ilimitados), debemos buscar telas que soporten mucho “trote”. Para ello, hay que fijarse en varias características: durabilidad, resistencia, lavado y uso recomendado por el fabricante.

Aquí te contamos las características de varias telas recomendables por sus características para los cuartos de los niños:

Loneta de Algodón: Todo un clásico en los cuartos infantiles. Versátil y práctica, la encontrarás lisa o estampada con infinitos motivos. Es un tejido de peso ligero o medio, que puede lavarse generalmente en casa. Es importante lavarla antes de confeccionar cualquier cosa con ella, ya que puede encoger. En cuanto a los usos, vale para casi todo: cabeceros, cortinas, tapizado de sillas, cojines, colchas…

Las cortinas se han confeccionado con una resitente loneta. Via: AD

Chintz. Es un tejido de algodón con un acabado lustroso, que suele ir perdiendo con el lavado en casa. Para mantenerlo, debería limpiarse en seco, una opción que puede ser engorrosa en un cuarto de niños. Puedes encontrarlo liso o estampado, es muy popular en muestrarios infantiles y muchas veces ya está tratado para repeler las manchas. Es una tela ligera, recomendable para tapizar pequeñas piezas, en cortinas, estores y cojines.

Con chintz pueden confeccionarse plaids, edredones o cojines. Para más seguridad elígelo con tratamiento antimanchas.

Terciopelo. Puede aportar a los cuartos infantiles su toque lujoso y un tanto excéntrico. Y aunque parezca delicado, es un tejido pesado y puede ser altamente resistente. Los encuentras de muchos tipos y calidades, que requieren métodos de limpieza diferentes. Lucirán increíbles en cortinas, colchas, cabeceros, cojines y como tapicería para sillones, sillas… Descubre más sobre las cualidades y cuidados del terciopelo, pinchando aquí.

Un fondo verde agua con un toque de terciopelo mostaza. Via: Instagram

Lino. Es común pensar que es una tela poco resistente y, sin embargo, es una tres veces más fuerte que el algodón. Y tiene otras cualidades que lo hacen recomendable para un cuarto infantil: es confortable, tiene un look casual y desenfadado, no se deforma ni se llena de horribles pelotillas con el roce. Además, se puede lavar en casa. Pero puede resultar algo más difícil de planchar que otras telas y se arruga fácilmente. Puedes usarlo para casi todo en un cuarto infantil: cortinas, estores, ropa de cama, cojines y como tapicería de cualquier pieza. Descubre más sobre el lino, pinchando aquí.

El lino lava bien y es antialérgico. Aquí se ha elegido lino en tonos crudos para la cama y el estor.

Denim. El tejido de algodón con que se confeccionan los vaqueros es una opción fantástica para una habitación de niños. Resistente como pocos, no tiene casi ningún mantenimiento. Para limpiarlo, haz lo mismo que con cualquier prenda vaquera. Hay denim más ligero que puede usarse incluso para fundas de edredón. Los más pesados funcionan muy bien como tapicerías de cabeceros, pufs, etc.

Pana. También suele elaborarse con algodón. En los cuartos infantiles aportará su rica textura y una buena resistencia. Es de esos tejidos que con el uso, adquieren una “pátina” y un aspecto acogedor. Se puede lavar en casa en programas suaves. Muy apropiado para colchas estructuradas y como tapicería en cabeceras, sillones, sillas, pufs…

Via: Pottery Barn

 

Sofás de TV inolvidables

Algunos sofás de series o programas de televisión llegan a convertirse casi en personajes. Por eso hemos querido reunir en este post algunos de los que más nos han marcado:

El sofá de ‘Cuéntame’

Esta serie recorrió las últimas décadas del siglo pasado en España (empezando el año de la victoria de Massiel en Eurovisión, en 1968). Al éxito de la serie contribuyeron enormemente sus decorados. El equipo encargado de ellos tenía que ir plasmando los cambios en las calles, comercios y, sobre todo, el piso de los Alcántara durante lustros.

Muchos de los muebles y complementos que veíamos en pantalla los encontraban los encargados de decoración en El Rastro madrileño, en almonedas, incluso en la casa de sus abuelas y hasta en contenedores. Otros los fabricaban ellos mismos inspirándose en revistas y fotos de cada época.

Y el sofá del salón era casi como un protagonista más, que iba cambiando con los años y las distintas situaciones que vivía la familia, empezando por el modesto sofá de sky de San Genaro.

El sofá de la serie Friends

El punto de reunión de todos los personajes de la serie Friends (NBC) fue siempre el sofá del café de Cental Perk. En este sofá naranja de estilo clásico indescriptible vimos a los personajes charlar de sus cosas durante los 10 años. Nadie les quitaba el sitio.

Cuando la serie terminó, el sofá fue subastado junto a otros elementos como el marco amarillo chillón de la puerta del apartamento de Monica, que enmarcaba la mirilla. Las malas lenguas dicen que en realidad el sofá subastado fue una réplica, ya que el original estaba demasiado desgastado.

Los sofás de ‘Gran hermano’

Dice Wikipedia que Gran Hermano es el concurso de telerrealidad con más ediciones de toda la historia de la tele en España, hasta ahora van 17. La casa ha ido evolucionando con el tiempo en función de las necesidades del programa y también de las modas. Así que sus sofás son un poco como el sofá de los Alcántara: muestran los cambios y las tendencias desde su primer programa en 2000.

Los sofás de “la vida en directo” empezaron con un trío de lo más simple para irse sofisticando en cada edición. Cada vez han tenido más diseño, más marca detrás, más anuncios y promociones, y algunos han acabado en Wallapop.

 

El sofá de ‘Los Simpson’

Imposible no incluir a Los Simpson hablando de sofás de televisión. Su importancia es tal que en la cabecera de cada capítulo (desde 1989) la familia protagonista se reúne en él de una forma distinta. Esta forma de empezar la serie se debe a una cuestión económica, ya que cambiando solo dos detalles (la frase de Bart y la escena del sofá) cubren un minuto y medio de cada capítulo ahorrando mucho en animación.

Además, gran parte de la vida de Homer transcurre ahí y por eso el sofá tiene marcada la forma de su trasero. Así que el desgaste y el color anaranjado son dos características que comparte con el sofá de “Friends”.

 

El sofá de ‘The Wire’

Esta serie de culto (dicen que es una de las favoritas de Obama) cuenta también con un icónico sofá naranja, que es sin duda un elemento destacado y fijo de la serie, un punto de conexión entre muchos de sus personajes.

El sofá tiene su propia historia, ya que lo encontraron en un vertedero cuando exploraban las calles de Baltimore, donde transcurre la serie, para grabar el piloto. El destartalado sofá se convirtió en una de las piezas centrales de este primer capítulo. Sin embargo, al acabar la grabación, lo volvieron a arrojar al contenedor.

Un mes después, con el piloto ya aprobado, volvieron a buscarlo, pero el sofá ya no estaba. Así que no tuvieron más remedio que encargar uno igual, lo que supuso fabricar primero el marco, localizar el terciopelo naranja, que solo encontraron en un fabricante londinense, tapizarlo… y a continuación envejecerlo, rasgarlo y sacarle el relleno. Se gastaron 5.000 dólares.

 

El sofá de ‘The Big Bang Theory’

Este sofá de tres plazas es importante porque tiene un sitio exclusivo reservado para Sheldon Cooper, quizás el personaje más maniático de toda la televisión. NADIE puede sentarse ahí.

También en este sofá ocurren muchos de los grandes momentos de la serie, cuando cenan los protagonistas o echan una partida.

El sofá de ‘Las chicas de oro’

En el 6151 de Richmond Street, Miami, Florida, vivían tres viudas y una divorciada que han marcado definitivamente la historia de la televisión.

Blanche, Dorothy, Rose y Sophia (tras el incendio del asilo Prados Soleados) compartían este chalet y su enorme e inolvidable salón. Decorado con un estilo ochentero, floreado y pop, muy de la Florida de los años 80. Destacaba en él su “tresillo de mimbre”, donde se reunieron durante décadas estos cuatro maravillosos personajes.

En él tuvieron lugar escenas memorables, como el homenaje que rinde la Unión Soviética a Rose por su contribución al desarme nuclear, considerándola una niña de preescolar.

Decoración fresca para todo el año

Este salón demuestra que una decoración fresca, que evoca al verano, funciona a la perfección todo el año. Detrás está la mano de las hermanas Victoria y Sylvia Melián, dos maestras de la decoración que trabajan juntas desde 2006 bajo el sello Melián Randolph.

Como en todos sus proyectos, en este salón han derrochado personalidad, atrevimiento y un toque chic único. El resultado es una decoración fresca basada en la suma de elementos dispares, una mezcla que parece no seguir reglas, cuando en realidad es fruto de un laborioso proyecto y del especial talento de estas decoradoras para armonizar todos los elementos.

decoración frescaUna gran alfombra ancla la zona de estar que cuenta con dos sofás Kennedy de Blasco & Blasco, con cojines de terciopelo verde. Se completa con dos pufs de acero, diseñados por Sylvia Melián. Las sillas de jardín de los 50 se encontraron en Youtopia.

Muchas referencias vegetales salpican el salón contribuyendo a lograr una decoración fresca: fotografías, el verde musgo del terciopelo, flores naturales, las sillas de jardín antiguas y, sobre todo, el gran óleo de Patricio Cabrera colgado sobre el sofá.

En el paso al comedor se ha colocado una chaise longue modelo Liberty de Blasco & Blasco. La pared del fondo se ha destacado con un color gris antracita. Los toques de verde dinamizan el esquema blanco y negro imperante. Las sillas son de Miss en Demeure.

Esta casa fue portada de Nuevo Estilo en 2012, pero su decoración fresca sigue a la última.

 

 

 

Almohadas y cojines de semillas: naturales y confortables

En Asia tradicionalmente se han rellenado las almohadas y cojines de semillas. Sin embargo, los europeos apenas estamos descubriendo ahora que las semillas pueden ser el relleno ideal, con muchas ventajas frente a rellenos más tradicionales o técnicos como las plumas, la lana, el algodón, el poliéster o los rellenos viscoelásticos.

cojines de semillasCojines de semillas de espelta con fundas de lino de Serendipity Fabrics

Las ventajas de los cojines de semillas

Quienes prueban las almohadas o cojines de semillas alaban sus muchas virtudes, incluso hay algunas teorías que indican que pueden prevenir los dolores de cabeza. Básicamente, sus principales cualidades son tres:

Mejor soporte. Los cojines de semillas son muy maleables y, a la vez, muy firmes, por lo que se adaptan a la perfección al cuerpo, evitando tensiones musculares y favoreciendo la relajación. Los rellenos de semillas para almohadas crean un soporte perfecto para el cuello y la cabeza, restando tensión a la columna vertebral, manteniéndola recta y permitiendo que el cuello y los músculos de la espalda se relajen completamente. Además, ajustar el espesor o firmeza del relleno es tan fácil como añadir o quitar semillas.

Transpirables y frescos. La mayoría de los rellenos tradicionales retienen el calor del cuerpo, ya que son poco transpirables. Las semillas permiten que el aire se mueva libremente a través de ellas, por lo que son muy transpirables. Al no retener el calor corporal, la sensación es como estar siempre en el lado fresco de un cojín o almohada, sin tener que darle la vuelta.

Un pequeño cojín con semillas de espelta y lavanda, fotografiado por Laura López / Littlefew.com

100% naturales. Un relleno de semillas con una funda de algodón o lino está absolutamente libre de componentes animales. Algo que no te garantizan siquiera el poliéster o el memory foam. Esto convierte a almohadas y cojines de semillas en productos hipoalergénicos y aporta, sin duda, un plus para los veganos.

¿Decidido a probarlos? En Blasco & Blasco ya lo hemos hecho. Nos encantan los cojines de espelta y lavanda que confeccionamos con nuestros linos y las telas de Serendipity Fabrics. Hemos regalado algunos a amigos y colaboradores y, por lo que nos cuentan, les han encantado.

Preciosa foto de la deco blogger May Garbatella

Un rincón perfecto para ser feliz por Cristina Sanjosé

Decoración en verano: 5 ideas para inspirarte

En nuestro último post vimos 5 consejos prácticos para conseguir una decoración de verano ideal. Hoy lo completamos con 5 ideas más que te servirán de inspiración si quieres adaptar tu decoración en verano.

1-Apuesta por muebles de mimbre. Este material, que se asocia inmediatamente al verano, encaja en todos los estilos. Y luce de maravilla en interiores. En nuestro país quedan todavía maestros artesanos en mimbre que ofrecen productos con el encanto de lo tradicional y un diseño actualizado que los hace irresistibles. En los meses de verano, sustituye algún sillón tapizado por uno de mimbre o añade alguna mesa de este material. Solo mirarlos baja la temperatura.

 La mesa de centro con un diseño tradicional de cestería se encargó a un artesano local, como la lámpara. El sofá está cubierto con una funda de lino blanco. Via: Nuevo Estilo.

2-Piensa en azul. No es obligatorio para una decoración en verano, pero el azul es el color por excelencia de las vacaciones. Se asocia con el cielo, el mar, la calma, el relax… Pequeños toques de color azul serán suficientes: unos cojines, unos jarrones o una alfombra.

 Los ambientes despejados con pocos elementos dan sensación de casa de vacaciones. Y el azul potencia esa sensación. Via: Z Design at Home

3-Rayas marineras. Puede sonar casi a tópico, pero las rayas náuticas nos hacen pensar en playa y vacaciones con efecto inmediato. Son casi un básico de cualquier decoración en verano. Las puedes incorporar a tu casa de 1.000 maneras sin necesidad de cambiar toda la decoración: fundas, cojines, ropa de cama, manteles, cortinas… La dosis depende de cada uno.

Las rayas náuticas traen el mar a casa y son el estampado más asociado a la decoración de verano.

4-Una cama con dosel. No es tan obvio como las rayas marineras, pero los doseles también te harán sentir y dormir como si estuvieras de vacaciones en algún lugar tropical. No hay que complicarse mucho: unas caídas de lino blanco a los lados de la cama lograrán ese efecto maravilloso. Pinterest está lleno de ideas para hacer un dosel, y los hay de todos los estilos.

decoración en verano Una cama de forja con pequeñas caídas de lino refresca la habitación. Los cojines se han elaborado con linos de Serendipity Fabrics. Via: Nuevo Estilo

5- El toque floral. Para completar tu decoración en verano no pueden faltar los colores brillantes de las flores de temporada. Un truco: lograrás más frescura si apuestas por los colores típicos del verano, que son los vibrantes naranjas, amarillos, rosas y lilas. Reserva los más oscuros y profundos (como el rojo o el violeta) para el invierno. Y en ramilletes desenfadados funcionarán mejor que en centros elaborados, busca el efecto de esos ramos que todos hacíamos en vacaciones siendo niños.

Apuesta por lo sencillo: flores distintas en pequeños vasos y frascos.

 

Decoración de verano: 5 consejos prácticos

En inglés hay una palabra, “Staycation”, que significa pasar las vacaciones en tu propia casa. Y no es lo mismo que quedarse sin vacaciones. Se trata, entre otras cosas, de repensar la casa para lograr una decoración de verano con la que te sientas como si estuvieras veraneando.

Lo primero es despejarlo todo: fuera cortinas y alfombras pesadas, decoraciones oscuras y elementos innecesarios. Dejarás pasar la luz y el aire a todos los rincones. Ahora puedes seguir alguna de estas ideas (o todas) para conseguir una estupenda decoración de verano:

1-Saca algunos muebles al exterior.  Durante los meses de verano los porches y terrazas pueden ser la continuación de los espacios interiores. Equípalos con cojines cómodos confeccionados en telas de exterior y añade algún mueble del interior. Como toque final añade algún elemento decorativo propio del interior como un espejo o un gran  reloj de pared. Cuelga unas cortinas de algodón… y ya tienes un espacio perfecto para uno de los mejores planes de vacaciones: disfrutar con amigos de las largas noches de verano. Si te apetece crear tu propio salón exterior, aquí encontrarás muchas recomendaciones para utilizar muebles de interior en el exterior evitando desastres.

decoración de veranoEste porche combina muebles de jardín con muebles propios del interior, como los sofás de Blasco & Blasco que se protegieron con fundas en telas de exterior. Via: Melián Randolph.

2-Utiliza cojines de colores y estampados veraniegos. Y no solo en el exterior, también en el sofá del salón. Elige una serie de cojines en algodón y/o lino, de estampados diferentes en colores luminosos. Crearás un rincón perfecto para la relajarte y leer los libros que se te acumulan desde el invierno. Si quieres conocer algunos trucos para combinar estampados, pincha aquí.

Más veraniego imposible. Una curiosidad: La colchoneta se ha cubierto con un mantel. Via: House Beautiful

3-Pon fundas de lino o algodón. Usar unas fundas es una manera perfecta de cambiar el color oscuro más propio del invierno por colores claros o blanco en sofás y sillones. El algodón y especialmente el lino son fibras naturales muy traspirables. Si además son lavables en lavadora, estarán perfectas todo el verano. Y una ventaja más: tener unas fundas para un sofá tapizado o un par de fundas diferentes para invierno y verano, duplica la vida de un sofá. Echa un ojo aquí para acertar al encargar unas fundas.

 decoración de veranoEn esta casa andaluza todos las piezas de asiento están cubiertas con fundas de lino blanco. Son todas de Blasco & Blasco, de donde procede también el lino. Via: Nuevo Estilo.

4- Piensa en los niños. Verano = Vacaciones escolares. En estos meses los niños van a pasar mucho más tiempo en casa. La decoración de verano debe estar pensada para proporcionar a toda la familia relax y comodidad. Simplifica al máximo y prepara la casa para ellos. Si os gusta pasar la noche con interminables partidas de Monopoly, despeja la mesa de centro del salón. Dale también un giro casual y divertido a las habitaciones aprovechando como decoración todos los hallazgos que tus niños traerán a casa: piñas, conchas y caracolas, piedras… Y busca un lugar para exponer sus dibujos y manualidades. No hay mejor decoración de verano.

Verano significa niños en casa. Déjales disfrutar a sus anchas. Foto: Pascal François for MilK Decoration

5- Pon una mesa de verano. Otro de los placeres de las vacaciones son las comidas y cenas con familia y amigos. Lleva la decoración de verano también a la mesa. Basta una mínima inversión en unos platos o vasos de colores o motivos veraniegos: marinos, florales, tropicales… lo que más te guste. Combínalos con tus manteles y vajillas habituales y añade toques divertidos con elementos desechables como unas sombrillas para bebidas, servilletas de papel o palitos para remover bebidas. Te sentirás como en una casa de vacaciones.

Mezcla manteles y vajillas muy veraniegas con los elementos de todos los días para una decoración de verano en la mesa. Via: Zara Home

 

Decoración con antigüedades en un piso moderno

Tras su reforma, este piso moderno debía convertirse en el marco perfecto para un proyecto de decoración con antigüedades, ya que los propietarios poseían una colección de pinturas, esculturas y tapices antiguos.

Una escultura móvil en hierro, de José Onieva, marca el paso entre las dos zonas de estar. En primer plano, un sofá con fundas realizadas con un lino de Serendipity Fabrics. Detrás una chaise longue antigua y un tapiz belga del XVII. La encargada de decoración ha sido la interiorista María de la Osa.

Los grandes ventanales están vestidos con estores de lino que dejan pasar la luz. La pareja de sofás idénticos es de Blasco & Blasco. Los maceteros se adquirieron en una subasta y la alfombra persa es de origen familiar.

Sobre la chimenea, cuadro de Jordi Alcaraz adquirido en Anmoder. La butaca de herencia se ha retapizado con un estampado animal. La arquitectura moderna potencia la decoración con antigüedades tan interesantes como las consolas Carlos III.

Más fotos pinchando aquí.

Decoración étnica: mejor con pequeños detalles

Hace poco encontramos en una muy reconocida web de Diseño Interior de EEUU un post sobre decoración étnica con un apartado entero dedicado ¡al “estilo español”! Estaba ilustrado por un salón que poco tiene que ver con lo que entendería cualquier español por estilo español. Aquello era más bien como un decorado salido de una película ochentera de “El Zorro”, con profusión de plantas tropicales, una chimenea de mampostería y azulejos mexicanos por doquier… Faltaban dos espadachines sentados en el sofá.

Viéndolo, hemos deducido tres cosas:

  1. Lo de ” decoración étnica ” ha acabado siendo un saco en el que cabe cualquier cosa que venga de fuera de nuestras fronteras (menos lo nórdico, que es el otro gran saco de la decoración actual).
  2. Turco, japonés, indio, africano, nativo americano… ¿Qué más da? Todo esto se etiqueta en Pinterest (por poner un ejemplo) bajo el concepto “étnico”, despreciando en cierto modo sus diferentes orígenes, historias y significados.
  3. ¿Y por qué le llaman eclecticismo cuando quieren decir batiburrillo?

En este post hemos seleccionado diferentes ambientes con el toque justo de decoración étnica. Ideas inspiradoras para casas globales habitadas por ciudadanos del mundo, con algo en común: la mesura.

Un plaid confeccionado con bogolan. En este dormitorio de inspiración fifties se han incorporado pequeños toques que nos llevan a África. Si quieres conocer el origen del bogolan o paño de barro de Níger picha aquí. Via: Pinterest

Un Banco tapizado en batik. Frente a una librería de diseño contemporáneo se ha colocado un pequeño banco de líneas muy limpias tapizado con un batik. Descubre el origen de esta tela milenaria en este post. Via: One Kings Lane

Inspiración Navajo para el cuarto infantil. El papel pintado, el plaid y el estampado de los cojines evocan la estética de las tribus nativas de América del Norte. Es una idea de Amber Interiors.

Tradición shibori para la mesa. Este individual se ha realizado siguiendo las técnicas del milenario shibori, una forma de teñido practicada desde hace siglos en Japón. Si quieres conocer más sobre su historia, echa un ojo a este post sobre el shibori.

Cachemir en el baño. Sin duda, los pequeños aseos de invitados salen ganando con papeles pintados de motivos XXL. En este caso, el estudio Lily Mae Design eligió uno de inspiración cachemir. Para conocer la historia de este estampado, picha aquí.

decoración étnicaCojines con kilim. Por su forma de elaboración, el kilim es más un tejido que una alfombra. Por eso funciona tan bien como tela para hacer plaids o cojines, como estos de Serendipity Fabrics, o tapizar cualquier mueble. Descubre aquí toda la historia detrás del kilim.

Toques de ikat. ¿No es curioso que el ikat, considerado el estampado más antiguo de todas las civilizaciones, sea capaz de modernizar cualquier ambiente? Este dormitorio lo demuestra. El ikat de los cojines y la pantalla le ha dado nueva vida. ¿Quieres saber más? Te contamos todo sobre el ikat aquí. Foto: Nuevo Estilo