Monthly Archives

noviembre 2016

Alfombras de esparto: ecológicas, artesanas y a la última

Igual que las humildes alpargatas llegaron a las pasarelas de alta costura gracias a Yves Saint Laurent, las sobrias alfombras de esparto se han hecho su hueco en la Alta Decoración de la mano de grandes decoradores españoles. Por supuesto, también gracias al empeño de unos pocos artesanos que han mantenido viva una tradición, la del esparto, que se remonta hasta la prehistoria.

alfombras de espartoUna gran alfombra de esparto en color natural en un salón contemporáneo. El esparto es versátil, ecológico, duradero y artesanal.

Lo primero: ¿qué es esparto?

Popularmente, se ha llamado “esparto” tanto a la planta de esparto propiamente dicha (Stipa tenacissima), también conocida como “atocha”, como al esparto basto, esparto de Aragón o albardín (Lygeum spartum). También usamos “esparto” para referirnos a la fibra obtenida de las durísimas hojas de estas plantas silvestres.

El esparto jamás se ha cultivado, la planta crece espontáneamente en espartales (o atochares) por el sudeste de España y áreas del norte de África. Desde siempre los campesinos han recolectado sus hojas, limitando sus cuidados a eliminar las hojas dañadas y las plantas viejas, y a mantener los espartales libres de otros matorrales que puedan haberlos invadido.

alfombrasesparto2El esparto es un producto 100% español. Grandes decoradores recuperaron esta artesanía cuando estaba a punto de desaparecer. Salón decorado por Isabel López Quesada.

El esparto es una planta de gran interés ecológico, ya que reduce la erosión del suelo y resiste la sequía sin problemas, incluso a pleno sol. Reduce la evaporación del agua gracias a su ancha copa, a la vez que sus hojas muertas actúan como esponja, favoreciendo el paso del agua de lluvia al suelo.

Esteras y alfombras de esparto hoy

Cuando el oficio de espartero estaba a punto de extinguirse hace unas décadas, surgieron un puñado de artesanos y creadores que recuperaron esta antiquísima tradición española.

alfombras de espartoLas alfombras de esparto, como ésta de Blasco & Blasco, han llegado a los ambientes más contemporáneos actualizadas con nuevos colores y grandes formatos, sin perder sus cualidades naturales. Salón de Belén Domecq en Casa Decor 2016.

Las actuales alfombras de esparto son verdaderos objetos de deseo, presentes en casas magníficamente decoradas, como vemos en todas estas fotos.

Tienen el atractivo de lo hecho a mano, con tiempo y dedicación, siguiendo técnicas tradicionales. Pero las alfombras de esparto también se han actualizado y adaptado a las tendencias en decoración: pueden realizarse en atractivos colores, variando su formato y tamaño según las necesidades del espacio. Por eso, cada alfombra es única.

Y todo ello sin perder las cualidades del esparto: un producto natural, 100% ecológico, biodegradable, hipoalergénico y que no requiere tecnologías contaminantes para su elaboración.

alfombrasesparto4Una alfombra de esparto encaja en todos los estilos. Ésta, de Antonia Molina, en un tono guinda subido, enmarca un ecléctico comedor decorado por el estudio Melián Randolph

Las alfombras de esparto son de fácil limpieza y, por su estructura, el polvo cae siempre bajo la alfombra. Basta con levantarla y barrer debajo. Pueden colocarse también en el exterior, siempre en porches o terrazas cubiertas.

Y un plus: Su relajante aroma a naturaleza y mar nos lleva a imaginarnos en el Mediterráneo, incluso en medio de la ciudad…

 Un comedor de estilo totalmente opuesto al anterior: éste es tradicional y de inspiración andaluza. Una alfombra superpuesta sobre la estera le da el toque más actual. Foto: Nuevo Estilo

Lo que nos cuentan la arqueología y la historia

Desde la prehistoria, ininterrumpidamente, los habitantes de la península ibérica hemos usado el esparto tejido para elaborar útiles que casi no han cambiado con el tiempo. Lo demuestran los cestos, sogas y sandalias de esparto datados en el neolítico que se encontraron en la Cueva de los Murciélagos de Albuñol (Granada).

De íberos, fenicios, griegos y romanos tenemos documentos que acreditan el uso y exportación de esparto desde la Península Ibérica, sobre todo para elaborar maromas para los barcos.

Y los árabes, que también utilizaban utensilios confeccionados con esparto, apreciaron enseguida su belleza, por lo que comenzaron a tejerlo para decorar sus casas y palacios.

alfombrasesparto6Desde el neolítico a la actualidad, el esparto no ha dejado de utilizarse en la Península Ibérica. En este salón decorado por Luisa Olazábal, una alfombra de esparto XXL se encarga de enmarcar toda la zona de estar. Foto: Nuevo Estilo

En 1778 Luis Fernández, un señor de la época con un rimbombante currículum (maestro tintorero de Toledo, director de la Real Academia Madrileña de los cinco Gremios Mayores y Visitador de los Tintes de Valencia), dedicó al esparto varios capítulos en su “Tratado instructivo y práctico sobre el arte de la tintura”.

Y para acabar este paseo histórico, nos vamos hasta las Ordenanzas para el Gobierno del Real Sitio de Aranjuez promulgadas en 1788 por Carlos IV, en las que vemos el castigo para quien corte o arranque esparto en tierras del Rey sin permiso: 100 azotes públicos o, si el infractor es un noble, «cuatro años de destierro a tres leguas de donde fuera vecino».

alfombrasesparto7El look más rústico nos lo dan las esteras circulares, que se realizan cosiendo la pleita (tira de esparto) en espiral. Foto: El Mueble

Esta ordenanza del rey refleja la importancia que el esparto tenía para la Corona. También era un varapalo para muchas familias humildes, sin tierras, que se sostenían gracias a la recolección, manufactura y comercio del esparto, así como para ancianos, viudas pobres, ciegos y gente con problemas físicos que no podían realizar otros trabajos. A todos ellos era fácil encontrarlos a las puertas de sus casas, con los espartos en la boca haciendo pleitas (las tiras de esparto trenzado en varios ramales, que cosidas con otras sirven para realizar distintos útiles, como las esteras o alfombras de esparto).

Sofisticado contraste de estilos en este recibidor decorado por M&F Deco. El esparto gris resalta la piel de cebra superpuesta.

Cómo se trabajaba el esparto

Como la materia prima de la industria del esparto siempre ha crecido libre y las herramientas que requiere son pocas y fáciles de conseguir, el esparto era una actividad casera, de bajo coste y poco beneficio, una salida para familias humildes o jornaleros desocupados.

Cada miembro de la familia tenía su función (al igual que en las historias de las telas étnicas, como el bogolan, que hemos contado en este blog): el hombre recolectaba el esparto, lo preparaba (lo remojaba, “cocía” o machacaba, según su destino), cosía y vendía los productos; la mujer tejía la pleita, trenzaba la hebra para coser, limpiaba, embalaba y almacenaba; los niños ayudaban a trenzar y a preparar el esparto. Por supuesto, los abuelos también contribuían en función de sus posibilidades. Este trabajo se hacía en la calle, en corrillos en los que nacían amistades y noviazgos.

alfombraesparto9

Unos pocos artesanos siguen trabajando el esparto con las técnicas de siempre, incorporando nuevos colores junto a los tradicionales, como vemos en este muestrario de Blasco & Blasco. Estas alfombras de esparto se realizan a medida de forma cuadrada, rectangular o redonda.

Los estereros

Los estereros eran especialistas no solo en confeccionar esteras, sino también en instalarlas en las casas, como aislante del frío del suelo. Con una mula cargada de rollos de esteras, salían a la búsqueda de clientes en septiembre y octubre, voceando las bondades de su producto. Cada rollo tenía unos 80 cm de ancho y 40 metros de largo, y solía estar formado por 10 pleitas cosidas en paralelo.

Cuando encontraba un cliente, el esterero cortaba los paños de estera necesarios para cada habitación, los cosía y los clavaba en el suelo con tachuelas (como un enmoquetador). Debajo colocaba paja para aumentar el aislamiento, muchas veces mezclada con lavanda o tomillo como ambientador natural. Los clientes más ricos en vez de paja usaban papel de periódico. También se esteraban los guardillones o almacenes para proteger el grano de la humedad.

alfombras de espartoEsta alfombra se ha realizado con la técnica más tradicional, cosiendo rollos de pleitas unos con otros en paralelo. Foto: El Mueble

Las esteras se colocaban en todo tipo de viviendas, desde las más humildes hasta las casas solariegas o mansiones de nobles, incluso en el Palacio Real. Los pudientes solicitaban los servicios de los estereros más expertos y refinados, capaces de esterar los suelos con diversos dibujos alcanzando un alto nivel de sofisticación.

En primavera, las esteras se desclavaban, se sacudían y se guardaban hasta la vuelta del frío. Una costumbre que se mantuvo en nuestro país hasta mediados del siglo XX, cuando esta artesanía inició su declive.

Afortunadamente, esa vuelta a lo natural, artesanal y ecológico de los últimos años resucitó a las alfombras de esparto. Y esperemos que así sigan.

Si te gustan las historias detrás de las tradiciones como ésta del esparto, descubre en este blog posts sobre telas étnicas como el ikatbatikkilimshiboricachemir y bogolan.

alfombrasesparto11Las esteras de esparto son muy fáciles de limpiar y pueden usarse en la cocina. En este office se ha colocado una estera circular. Foto: El Mueble

Cómo decorar con colores

Un estilista de moda me dijo una vez que si no sabía qué ponerme para un evento nocturno, me vistiera de negro y me pintara como una puerta, que acertaría seguro… En decoración ocurre lo contrario: cuando una persona no tiene seguridad al vestir su casa, suele apostar solo por los tonos neutros para no equivocarse porque no sabe cómo decorar con colores. Así, muchos amantes del color se quedan atrapados en un entorno de blancos, beiges y grises…

En este post te contamos la regla básica que siguen prácticamente todos los interioristas cuando empiezan a planificar los colores en un proyecto.

 decorarcolores1Este salón es una caja neutra a la que se ha añadido color con el arte y las tapicerías: el sofá verde agua es de Blasco & Blasco y las butacas en verde más intenso y amarillo, diseño de la decoradora Beatriz Silveira. Foto: Nuevo Estilo

La regla del 60-30-10

Seguro que alguna vez has oído hablar de esta regla, una de las más importantes de la decoración, aunque no es exclusiva de ella. Parece que esta fórmula funciona para decorar con colores porque nos transmite armonía y equilibrio al igual que ocurre con la proporción áurea. También se cree que nuestro cerebro tiende a buscar y reconocer en todo un tema general (ese 60%), una parte que destaca (el 30%) y un detalle que sorprende (10%).

Los porcentajes se aplican así: 60% para el color dominante + 30% para un color secundario + 10% para un color en contraste.

Si fuera ropa, funcionaría más o menos así: vestido (60%) + medias y zapatos (30%) + collar (10%). Y aunque las posibilidades son infinitas en decoración, normalmente se materializa así en una habitación:

60%: paredes

30%: tapicerías o muebles

10%: complementos

decorar con coloresEn este salón decorado por Living Pink, paredes, suelos, techo, alfombra y los principales muebles (sofá de Blasco & Blasco, aparador y mesas de centro) son blancos. Es el color dominante. El rosa del cuadro (de José María Yturralde) y del sofá circular actúa como color secundario, El amarillo es el tercer color y lo vemos en los taburetes (Anmoder), las butacas al fondo (Tesla) y los elementos dorados. Pequeños toques de negro realzan todo el conjunto. Foto: Nuevo Estilo

Aplicar la regla del 60-30-10 al decorar con colores

Para el color dominante, suelen elegirse tonos neutros, porque transmiten serenidad a la habitación, son fáciles de combinar y no nos cansan con el tiempo.

Las paredes representan la mayor superficie de la habitación y por eso el 60% del color de la habitación suele estar en ellas. Esa es la razón de que habitualmente se pinten con un tono neutro o poco saturado (poco intenso). Como siempre decimos, no hay reglas fijas en decoración, sólo fórmulas que nos orientan. Si con las paredes no cubrimos ese 60% aproximadamente (por ejemplo, porque tenemos una gran estantería llena de libros que ocupa toda una pared), podemos completarlo con el suelo o las cortinas.

En cuanto al techo, pintarlo de blanco es como un mantra en decoración, ya que aportará luminosidad, amplitud y evitará que los espacios queden muy recargados.

decorar con coloresParedes y techo blancos aportan el color principal, al igual que el gran sofá Cliché de lino blanco de Blasco & Blasco. Los textiles suelen reservarse para el color secundario, como estas cortinas de terciopelo azul. Foto: Casa Decor

El color secundario representa el 30% de la habitación y está principalmente en las telas y/o los muebles. Aquí es donde podemos introducir un color más vivo sin miedo a equivocarnos.

 El 10% restante es ese color de contraste que nos dan los accesorios, cuadros, lámparas, cojines… Estos elementos son más fáciles de cambiar, por lo que con ellos podemos seguir las últimas tendencias y arriesgar más.

decorar con coloresLos complementos aportan color en este ambiente dominado por el blanco de la mesa, suelo y muebles. Butacas Nadia de Blasco & Blasco.

Bonus extra: ¡El negro! En diseño de interiores un truco que siempre funciona es añadir algún elemento de este color para definir, destacar y mejorar los demás colores de la habitación. Prueba con pequeños complementos: una cajita, una pantalla, unos marcos… ¡Funcionará!

La Naturaleza puede inspirarte

La Madre Naturaleza es la auténtica maestra en mezclas de colores y parece que, al decorar con colores nuestras casas, los humanos tratamos de imitarla. Fíjate en que normalmente los colores más oscuros se emplean abajo (el suelo, la tierra), los colores medios están a media altura (los árboles, las montañas) y los tonos más claros en el techo (el cielo, las nubes). Ten en cuenta también está división vertical al decorar tu casa.

decorar con coloresImita a la naturaleza al usar los colores. Chaise longue de La Europea. Consola de Anmoder. Manta de rayas de Blasco & Blasco. Proyecto de Andina & Tapia. Foto: Nuevo Estilo

La luz de la habitación también cuenta

Al decorar con colores, ten en cuenta que los oscuros se verán aún más oscuros en habitaciones con orientación norte. Y al contrario sucede en habitaciones con orientación sur, donde los colores parecerán más claros.

Un buen consejo a la hora de decorar con colores es probar antes de comprar. Obtén muestras de tapicerías, alfombras o acabados de madera y déjalas en la habitación un par de días para ver cómo se ve su color con las diferentes luces. Fíjate especialmente en cómo percibes las muestras en los momentos en que la habitación se utiliza más. Si estáis en el salón sobre todo por la noche, con luz artificial, echa un vistazo al color a última hora de la tarde y de noche. Si el salón se utiliza de día y tiene mucha luz natural, pruébalo a esas horas con más sol.

 

 

Sofá blanco: 10 ideas para darle estilo

Un sofá blanco es apostar sobre seguro. Pero la diferencia entre seguro y soso puede ser muy fina. Dale vida al sofá con el entorno y los cojines adecuados. Para inspirarte, hemos buscado 10 ejemplos de sofás blancos vestidos para “triunfar”.

Photo by Amy Bartlam. Design by Veneer Designs.Multicolor y étnico Este sencillo sofá blanco ha recibido una inyección de personalidad cuya fórmula magistral es la suma de diferentes telas étnicas. Los cojines se han realizado con kilim afgano, injiri (tejido de algodón indio) y batik tailandés. Un proyecto de Veneer Designs en California con un estilo que viene pisando fuerte: una revisión orgánica del estilo de los cincuenta. Foto: Veneer Designs

sofablanco2Contrastado: negro + naranja Este salón de una casa de playa en Cádiz tiene una decoración natural y relajada, basada en los tonos neutros matizados con negro y toques de naranja. El resumen de este estilo puede verse en el sofá blanco (Louvre con funda de tela Country de Blasco & Blasco). Bárbara Maldonado, la decoradora, dispuso en él un conjunto simétrico de cojines en cada extremo jugando con los colores del salón. Las butacas Mark de Blasco & Blasco  están tapizadas con una tela de Nobilis en blanco y negro. Foto: Nuevo Estilo

sofablanco3Fresco: azul + verde “Modern-vintage with a twist”: así define su estilo Deborah Rhein, la decoradora de este salón. Los cojines del sofá blanco con funda de lino se han confeccionado con ikats de seda turcos y telas vintage africanas, que logran un efecto lujoso y casual a la vez, sumando interés con sus estampados. Foto: D.L. Rhein

sofablanco4Sobrio: tonos topo Luisa Olazábal creó este salón relajado y natural en el que domina la madera de la vitrina, las fibras naturales y el lino. Eligió un sofá blanco de Blasco & Blasco modelo Odeón desenfundable. En línea con la estética del salón, lo vistió con cojines en tonos topo y blanco, mezclando lisos y estampados. La consola roja aporta el toque justo de sorpresa. Foto: Luisa Olazábal

sofablanco5Brillante: morados y azules El sofá blanco de lino es un buen contrapunto a todos los acabados brillantes en este salón firmado por Jenn Feldman Designs. Hace una pareja perfecta con los cojines de seda y terciopelo, lisos y estampados, con colores que van desde el malva al morado pasando por el azul. Foto:  Jenn Feldman

Clásico: blanco y negro La decoradora María Ruiz Mateos eligió un sofá blanco con funda de lino modelo Odeón de Blasco & Blasco, para este salón en una casa madrileña. Domina casi totalmente el  blanco, con pequeños toques de negro o gris oscuro, como en la estantería. Un sencillo plaid y un cojín sobre el sofá repiten este esquema bicolor. Menos es más… Foto: Nuevo Estilo

Family room at the Barnett residence in Atherton, CA. Architecture and interior design by Brooke and Steve Giannetti.Sereno: azul Brooke Giannetti dio a esta magnífica casa un claro estilo belga conjugando antigüedades europeas con toques industriales. En este cuarto de estar gran parte del mobiliario proviene de su propia firma, Giannetti Home, como el sofá blanco de lino, el otomán y el sillón también con funda de lino, en un azul deslavado que se repite en los cojines de inspiración étnica del sofá. Foto: Giannetti Home

sofablanco8Trío de color: azul + rosa + mostaza Cuando predomina el blanco (en paredes, cortinas, alfombra y tapicerías) los cojines pueden dar el toque de color necesario. Así lo hizo la decoradora Beatriz Silveira, que animó este gran sofá blanco con funda de lino de Blasco & Blasco colocando cojines de varios colores junto a otros con un discreto estampado. Combinación perfecta. Foto: Casa Decor

sofablanco9Natural: tonos tierra El sofá blanco roto con cojines realizados a partir de viejos kilims centra la atención en este salón de fondo neutro que es un cóctel de elementos bohemios, rústicos y modernos. Katie Hodges firma la decoración de esta casa familiar, una típica villa de estilo español en Hollywood. Foto: Katie Hodges

Sofá blancoColorido: rosas + azules La anticuaria Anouk de Gruyter ha vestido este sofá blanco, modelo Brigitte de Blasco & Blasco, con funda de lino y realizado en un ancho de 3 metros, con una magnífica colección de cojines en color índigo y rosa de distintos tamaños, confeccionados todos con telas batik típicas de Tailandia y Vietnam. Foto: Anouk de Gruyter

Echa un ojo también a  Las 3 claves para combinar cojines y, si eliges un sofá blanco, te interesará también Fundas de sofá: 5 cosas a tener muy en cuenta

Grandes decoradores amantes de las fundas de lino (III)

Aquí está la tercera entrega de la serie de post que hemos dedicado a grandes decoradores internacionales en cuya “receta” nunca faltan sofás y sillones con fundas de lino.

 5 John Saladino

Este diseñador de interiores, considerado un maestro entre maestros, demuestra que haber nacido en Missouri no te impide ser un gurú de la decoración de referencias históricas y tintes europeos.

johnsaladino1

Los interiores de Saladino son intemporales, un mix perfecto de viejo y nuevo. De hecho, se le reconoce como un pionero en la mezcla de antigüedades con elementos modernos, y de objetos humildes con otros excepcionales, muy en línea con los grandes interioristas belgas. En cualquier caso, sus proyectos siempre sorprenden: Como él mismo explica: “Cuando entras en una habitación por primera vez, te debe subir la presión sanguínea”.

johnsaladino2Fotos: Elle Decor

Su colección de muebles, Saladino Furniture Inc., incluye decenas de diseños originales, algunos icónicos, y también una amplia colección de sofás, sillones y otros muebles con fundas de lino.

grandes decoradoresFoto: House Beautiful

Muy recomendable su libro “Style by Saladino”, donde podrás ver la experiencia de este decorador con más de 40 años de prestigiosa carrera.

Anécdota: Saladino trabaja por todo el mundo, proyectando desde un palacio en Kuwait a una isla privada griega pasando por una mansión en Palm Beach.

 

6 Greet Lefèvre

Sin duda, una de las decoradoras belgas más punteras, cuyos interiores representan fielmente la esencia del estilo de decoración flamenco.

greetlefevre1

Sus casas resultan armoniosas, atemporales y elegantes, partiendo de elementos decorativos simples, puros y artesanales. Lefèvre evita lo ostentoso y lo superfluo, y es una experta en antigüedades, que mezcla con maestría con elementos contemporáneos y con maravillosos diseños de sofás y otras piezas con fundas de lino.

Manor House in The Flemish Ardennes

Para saber más sobre el trabajo de Greet Lefèvre visita su web o, mejor aún, su blog, Belgian Pearls, muy revelador.
Curiosidad: Greet y su marido dirigen la empresa familiar de carpintería y ebanistería fundada por su abuelo en 1890.
French Régence style paneling
 Fotos: Houzz

No te pierdas los post anteriores con casas de otros grandes decoradores como Axel Vervoordt y Briggs Edward Solomon o Vincent Van Duysen y Kay Douglass.