Monthly Archives

Junio 2017

Decoración étnica: mejor con pequeños detalles

Hace poco encontramos en una muy reconocida web de Diseño Interior de EEUU un post sobre decoración étnica con un apartado entero dedicado ¡al “estilo español”! Estaba ilustrado por un salón que poco tiene que ver con lo que entendería cualquier español por estilo español. Aquello era más bien como un decorado salido de una película ochentera de “El Zorro”, con profusión de plantas tropicales, una chimenea de mampostería y azulejos mexicanos por doquier… Faltaban dos espadachines sentados en el sofá.

Viéndolo, hemos deducido tres cosas:

  1. Lo de ” decoración étnica ” ha acabado siendo un saco en el que cabe cualquier cosa que venga de fuera de nuestras fronteras (menos lo nórdico, que es el otro gran saco de la decoración actual).
  2. Turco, japonés, indio, africano, nativo americano… ¿Qué más da? Todo esto se etiqueta en Pinterest (por poner un ejemplo) bajo el concepto “étnico”, despreciando en cierto modo sus diferentes orígenes, historias y significados.
  3. ¿Y por qué le llaman eclecticismo cuando quieren decir batiburrillo?

En este post hemos seleccionado diferentes ambientes con el toque justo de decoración étnica. Ideas inspiradoras para casas globales habitadas por ciudadanos del mundo, con algo en común: la mesura.

Un plaid confeccionado con bogolan. En este dormitorio de inspiración fifties se han incorporado pequeños toques que nos llevan a África. Si quieres conocer el origen del bogolan o paño de barro de Níger picha aquí. Via: Pinterest

Un Banco tapizado en batik. Frente a una librería de diseño contemporáneo se ha colocado un pequeño banco de líneas muy limpias tapizado con un batik. Descubre el origen de esta tela milenaria en este post. Via: One Kings Lane

Inspiración Navajo para el cuarto infantil. El papel pintado, el plaid y el estampado de los cojines evocan la estética de las tribus nativas de América del Norte. Es una idea de Amber Interiors.

Tradición shibori para la mesa. Este individual se ha realizado siguiendo las técnicas del milenario shibori, una forma de teñido practicada desde hace siglos en Japón. Si quieres conocer más sobre su historia, echa un ojo a este post sobre el shibori.

Cachemir en el baño. Sin duda, los pequeños aseos de invitados salen ganando con papeles pintados de motivos XXL. En este caso, el estudio Lily Mae Design eligió uno de inspiración cachemir. Para conocer la historia de este estampado, picha aquí.

decoración étnicaCojines con kilim. Por su forma de elaboración, el kilim es más un tejido que una alfombra. Por eso funciona tan bien como tela para hacer plaids o cojines, como estos de Serendipity Fabrics, o tapizar cualquier mueble. Descubre aquí toda la historia detrás del kilim.

Toques de ikat. ¿No es curioso que el ikat, considerado el estampado más antiguo de todas las civilizaciones, sea capaz de modernizar cualquier ambiente? Este dormitorio lo demuestra. El ikat de los cojines y la pantalla le ha dado nueva vida. ¿Quieres saber más? Te contamos todo sobre el ikat aquí. Foto: Nuevo Estilo

Tela de rayas tradicional: ¡Sencilla y a la última!

Como un multimillonario hecho a sí mismo o una estrella de éxito mundial, la sencilla tela de rayas ha pasado de un origen humilde a convertirse en una de las tendencias más claras en decoración para los próximos años. Pero, ojo, no cualquier raya está llamada al éxito. La tela que triunfa es la que en francés se dice que hace “tic-tac”, es decir, la tela de algodón o lino que tiene franjas tejidas formadas por pequeños cuadritos alternos en colores como rojo, azul, marrón o negro sobre un fondo claro y neutro, generalmente blanco.

Su origen hay que buscarlo hace siglos, cuando colchones y almohadas se rellenaban de plumas (no de plumón, mucho más caro) y requerían como funda una tela tejida de modo que asegurara firmeza y resistencia para evitar que el cálamo de las plumas la atravesara, con consecuencias claramente desagradables si te tumbabas en ellos.

tela de rayasEstas telas de rayas de Serendipity Fabrics se han confeccionado al estilo de las tradicionales telas que hace siglos cubrían colchones y almohadas de plumas.

Típicamente, las telas de rayas para colchón estaban formadas por un franja más ancha rodeada por dos más finas, aunque se realizaban muchas variaciones. Hoy se denomina a veces tela de colchón a cualquier combinación de rayas sobre fondo claro, incluso a las que están estampadas y no tejidas.

La sencillez, frescura y ese plus nostálgico de las telas de rayas confeccionadas al estilo de las originales de colchón, las convierten en un gran comodín decorativo. Con sus rayas, que combinan con casi todo, alegran no solo dormitorios, sino cualquier lugar de la casa. Echa un ojo a estas fotos y enamórate de todas ellas.

Tela de rayas en tapicerías

La tela de rayas añade el interés visual de un patrón sin sobrecargar el espacio, así que funciona muy bien como tapicería de muebles visualmente pesados como el sofá. En este caso, el sofá diseño de Ralph Lauren Home cuenta con fundas a medida en los brazos, que potencian su aire nostálgico.

Para tapizar, elige tela de rayas tejida y resistente, y no una versión estampada ligera que se deteriorará rápidamente. Fíjate como aquí la tela de colchón convive con estampados muy diferentes sin sobrecargar el conjunto.

Como fundas

tela de rayasLa tela de colchón original destacaba por su alta resistencia. Las telas actuales que se inspiran en ellas, como esta de Serendipity Fabrics, resultan perfectas para hacer fundas, ya que se deslizan poco, son resistentes y lavan bien. Y decorativamente funcionan a la perfección.

En una colchoneta

¿Qué mejor que confeccionar una colchoneta con tela tradicional de colchón? Además de hacer cómodo este gran banco, la colchoneta con rayitas negras introduce un estampado que no choca con los otros complementos decorativos, como los cojines étnicos o la alfombra. Diseño de Amber Interiors.

La misma idea aplicada en un cuarto infantil con el rosa como color principal. Es también un proyecto de Amber Interiors.

Para cojines

Los cojines son siempre una forma fácil y económica de incorporar una tendencia decorativa cuando no puedes lanzarte a cambiar piezas grandes como sofás o cabeceros. Nos ha encantado esta combinación de la decoradora Kelly Nutt, con dos cojines de rayitas diferentes.

En ropa de cama

Este dormitorio monocolor resulta superacogedor y nada aburrido porque está lleno de texturas: terciopelo en el cabecero, una alfombra de lana marroquí, lino en las cortinas y algodón de la ropa de cama en las tradicionales rayas de colchón. El azul del plaid da el toque de color justo para romper con esa paleta de color tan cerrada. Via: Amber Interior Design

 

Una decoración sencilla pero sofisticada

En una de las calles más representativas del Eixample barcelonés encontramos este señorial piso, de cuya reforma se encargó Circular Studio.

La decoración sencilla pero muy sofisticada recoge muchos de los principios wabisabi, como maderas al natural, pocos pero escogidos elementos decorativos, colores tierra, tejidos naturales… todo combinado con una estupenda selección de muebles y complementos icónicos del diseño del siglo XX.

En la zona de estar del salón, dos sofás Brigitte de Blasco & Blasco con fundas de lino crudo. Este color domina la decoración con toques en negro. La mesa de centro es el modelo Alanda de Paolo Piva. Alfombras de Nani Marquina.

En esta zona que funciona como despacho, también con una decoración sencilla pero llena de interés, destaca una silla BKF o Butterfly chair. Por toda la casa vemos una colección de sillas de diseño.

En este ángulo del salón, vemos también el cuidado puesto en la selección de las lámparas. En la pared dos apliques 265 diseñados por Paolo Rizzatto para Flos. A los lados del sofá, sobre la mesa se colocó una lámpara Cesta y al otro lado una TMM, ambas de Miguel Milá, editadas por Santa & Cole.

Otro clásico del diseño del siglo XX en este ángulo del salón. Lounge Chair y Ottoman a juego, una creación de Charles y Ray Eames en la década los 50, fabricada por Vitra.

 Fotos: Eugeni Pons

Cómo cuidar y limpiar terciopelo

El terciopelo requiere mimos, sea cual sea su composición. Pero también es una tela muy resistente que bien cuidada durará años, por lo que no deberías renunciar a un sofá de terciopelo si te ha enamorado perdidamente. Sabiendo cómo cuidar y limpiar terciopelo, tu relación con él será maravillosa:

Ultraelegante… Comedor de Luis Puerta con las sillas Lord de Blasco & Blasco tapizadas en terciopelo.

Protégelo de… El sol y el calor, porque hacen que pierda su brillo. Los terciopelos de fibras naturales se llevan mal con el agua, evita que se mojen y cuida que no se derrame nada sobre ellos.

Para mantener su brillo. El vapor es el mejor lifting para devolver al terciopelo todo su brillo. Acerca la boquilla de la máquina de vapor y muévela suave y lentamente en dirección al pelo de la tela. Controla la cantidad de vapor, el tejido no debe llegar a mojarse. Una vez seco el terciopelo, puedes cepillarlo con un cepillo de cerdas suaves, respetando siempre la dirección del pelo.

Usa la boquilla especial del aspirador para los muebles tapizados en terciopelo. Via: AD

Cortinas y cojines de terciopelo. La forma más correcta de mantenerlos perfectos es con una limpieza en seco periódica. Entre una visita al tinte y otra, puede eliminarse el polvo y las pelusas con un cepillo de cerdas suaves.

Tapicerías de terciopelo. Además de cepillarse con un cepillo blando, se pueden aspirar con la boquilla especial del aspirador, cuidando mucho de hacerlo siempre en la dirección del pelo.

Un cepillo suave es perfecto para retirar el polvo de los cojines de terciopelo. Via: Pinterest

Accidentes. Si ocurre algún derrame de líquidos, hay que actuar rápidamente. Con un trapo blanco y limpio o con papel de cocina presiona suavemente para absorber el líquido. Nunca frotes.

Limpieza: Para limpiar terciopelo, lo más seguro es recurrir a la limpieza en seco cada 6 u 8 meses. Algunos terciopelos admiten el lavado con agua, pero es mejor evitar el lavado a máquina y hacerlo a mano. En cualquier caso, el terciopelo no debe centrifugarse y mucho menos pasar por una secadora. El fabricante siempre indica el método de limpieza en la ficha de cada tela.

Ficha del terciopelo Keystone de Blasco & Blasco.

Planchado. Considera a la plancha enemiga del terciopelo. No lo planches, ni siquiera del revés, porque aplastarás el pelo. Si está arrugado, cuélgalo en vertical, aplícale vapor sin hacer contacto, a unos 4 cm, y quedará estupendo.

Sabiendo cómo cuidar y limpiar terciopelo, lo disfrutarás muchos años.

No te pierdas, otros posts sobre el terciopelo, como nuestra Guía esencial del terciopelo y Decorar con tela de terciopelo