Browsing Category

Mundo Blasco & Blasco

Decoración perfecta para vacaciones

¿Existe una decoración perfecta para vacaciones? Pues parece que sí: En el corazón del Ampurdán, esta casa se nos antoja el mejor lugar para pasar unas días de descanso en familia. Sus dueños (un matrimonio con tres hijas) encargaron a la interiorista Bárbara Aurell que le diera encanto a esta casa independiente con una condición: nada de obras.

La decoradora y su estudio, Espacio en blanco, se pusieron manos a la (no) obra y consiguieron una casa contemporánea que resulta a la vez muy cálida, gracias a la utilización de elementos tradicionales como madera, lino o esparto, junto a complementos procedentes de la artesanía local.

decoración perfecta para vacaciones El sofá es el protagonista absoluto de la zona de estar. Es el modelo Brigitte de Blasco & Blasco en versión XXL. Su funda de lino en un gris claro refresca el ambiente y los cojines, confeccionados con telas de lenguas mallorquinas, introducen un toque artesanal.

El estar del salón cuenta con una chimenea de hierro forjado. Junto a ella destaca la chaise longue. La decoradora la encargó a Blasco & Blasco a juego con el sofá y tapizada con telas típicas de Mallorca.

Cocina y zona de estar comparten espacio. La trasera del sofá, confeccionada con un lino de Serendipity Fabrics, hace de separación. La mesa de la cocina tiene ruedas para desplazarse cuando se desee hasta el porche.

El porche se abre a la zona de estar interior y a la cocina. Elementos contemporáneos como el sofá de exterior se combinan con otros tradicionales como la estera de esparto o las sillas de fibra del comedor.

La madera tiene una gran presencia en toda la casa, también en este porche, con un sofá realizado a medida en este material. Una constante en toda la casa son las telas de lenguas utilizadas en los cojines. También elementos de esparto, como estos cactus decorativos.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Una casa alegre y atemporal

En esta casa alegre, luminosa y de decoración atemporal, vive una familia joven con niños pequeños. Sin embargo, cuando el matrimonio adquirió este chalé a las afueras de Madrid, les resultaba algo anticuado y poco acogedor. Para solucionarlo, recurrieron al estudio Abaitua & Domínguez Interiores, con el encargo de que actualizaran la casa y la única condición de que no se realizaran reformas.

Las interioristas –María Abaitua y Patricia Domínguez– superaron con éxito el reto. Diseñaron mobiliario a medida cuando fue necesario y encontraron eficaces soluciones decorativas para conectar espacios y potenciar las virtudes de la casa. En cuanto al mobiliario, se combinaron con acierto antigüedades, muebles de herencia y piezas actuales o diseñadas a medida. Los colores juegan un papel importantísimo a la hora de lograr la casa alegre y atemporal que deseaban los propietarios. Los interiores presumen de una paleta de colores alegres conjugados con gran maestría.

casa alegreEn el salón se crearon dos zonas de estar. Ésta, más de verano, se compone por dos sofás gemelos de Blasco & Blasco, modelo Clichy, un sillón de terciopelo verde y una butaca francesa del siglo XIX.

La mezcla de estilos y texturas enriquece la decoración. Sobre la mesa tocinera del XIX, un cuadro de Jordi Alcaraz. Las cortinas son de lino, al igual que la funda del sofá realizada con un lino de Blasco & Blasco.

La gran alfombra, de Kilombo Rugs, abraza las dos zonas de estar del salón. Ésta, “de invierno”, cuenta con un sofá diseñado por el estudio de interiorismo y tapizado con un terciopelo de lino. Detrás, un mueble a medida sirve de soporte a unos jarrones y una fotografía.

Aquí vemos cómo el diseño de la alfombra sirve para conectar el salón con el comedor gracias al papel elegido para sus paredes. La mesa lacada en verde se acompaña con unas sillas de Anmoder y un aparador de Berenis.

Via: Nuevo Estilo

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Una ‘casa sana’, elegante y llena de color

Esta es una casa con muchas cualidades. Algunas resultan evidentes, como su luminosidad o una sofisticada decoración. Pero otras te las tienen que contar. Por ejemplo, la casa se ha redistribuido totalmente (incluso se ha cambiado de sitio la cocina) para lograr la continuidad de todos los espacios y que esa luz fluyera de lado a lado de la casa.

Otro aspecto que quizá no se aprecia de un primer vistazo pero que define el nuevo espíritu de la casa es que se quería conseguir una casa sana. Por ello en la reforma se han elegido solo materiales sostenibles y libres de químicos en gran medida, como la pintura mineral de las paredes.

La zona de estar y el comedor comparten espacio. El blanco de las paredes y de los visillos junto al cerramiento de grandes cuarterones de cristal multiplican la luz en esta estancia. En contraste, tapicerías, obras de arte y complementos de vivos colores, como la alfombra, el sofá de terciopelo o el cuadro del fondo, obra de Lorena del Pozo, arquitecta responsable de la reforma y decoración de esta casa.

Una lámpara Tolomeo Mega en color negro acompaña a un sofá de Blasco & Blasco desenfundable. Ya que se quería una casa sana, se ha puesto especial atención en que todas las telas empleadas sean naturales, como el lino de este sofá.

La estantería se ha realizado a medida. El cuadro es obra de la arquitecta Lorena del Pozo.

En el comedor, sillas setenteras de Willy Rizzo. La mesa se ilumina con una lámpara de hierro de Rokc. Los dos apliques de pared proceden de Rue Vintage 74.

Acorde con la filosofía de “casa sana”, en el dormitorio la ropa de cama es de lino. El suelo, incluso en baños y cocina, es tarima de roble al natural.

Via: Nuevo Estilo

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar