Browsing Category

Portada

Decoración fresca para todo el año

Este salón demuestra que una decoración fresca, que evoca al verano, funciona a la perfección todo el año. Detrás está la mano de las hermanas Victoria y Sylvia Melián, dos maestras de la decoración que trabajan juntas desde 2006 bajo el sello Melián Randolph.

Como en todos sus proyectos, en este salón han derrochado personalidad, atrevimiento y un toque chic único. El resultado es una decoración fresca basada en la suma de elementos dispares, una mezcla que parece no seguir reglas, cuando en realidad es fruto de un laborioso proyecto y del especial talento de estas decoradoras para armonizar todos los elementos.

decoración frescaUna gran alfombra ancla la zona de estar que cuenta con dos sofás Kennedy de Blasco & Blasco, con cojines de terciopelo verde. Se completa con dos pufs de acero, diseñados por Sylvia Melián. Las sillas de jardín de los 50 se encontraron en Youtopia.

Muchas referencias vegetales salpican el salón contribuyendo a lograr una decoración fresca: fotografías, el verde musgo del terciopelo, flores naturales, las sillas de jardín antiguas y, sobre todo, el gran óleo de Patricio Cabrera colgado sobre el sofá.

En el paso al comedor se ha colocado una chaise longue modelo Liberty de Blasco & Blasco. La pared del fondo se ha destacado con un color gris antracita. Los toques de verde dinamizan el esquema blanco y negro imperante. Las sillas son de Miss en Demeure.

Esta casa fue portada de Nuevo Estilo en 2012, pero su decoración fresca sigue a la última.

 

 

 

Almohadas y cojines de semillas: naturales y confortables

En Asia tradicionalmente se han rellenado las almohadas y cojines de semillas. Sin embargo, los europeos apenas estamos descubriendo ahora que las semillas pueden ser el relleno ideal, con muchas ventajas frente a rellenos más tradicionales o técnicos como las plumas, la lana, el algodón, el poliéster o los rellenos viscoelásticos.

cojines de semillasCojines de semillas de espelta con fundas de lino de Serendipity Fabrics

Las ventajas de los cojines de semillas

Quienes prueban las almohadas o cojines de semillas alaban sus muchas virtudes, incluso hay algunas teorías que indican que pueden prevenir los dolores de cabeza. Básicamente, sus principales cualidades son tres:

Mejor soporte. Los cojines de semillas son muy maleables y, a la vez, muy firmes, por lo que se adaptan a la perfección al cuerpo, evitando tensiones musculares y favoreciendo la relajación. Los rellenos de semillas para almohadas crean un soporte perfecto para el cuello y la cabeza, restando tensión a la columna vertebral, manteniéndola recta y permitiendo que el cuello y los músculos de la espalda se relajen completamente. Además, ajustar el espesor o firmeza del relleno es tan fácil como añadir o quitar semillas.

Transpirables y frescos. La mayoría de los rellenos tradicionales retienen el calor del cuerpo, ya que son poco transpirables. Las semillas permiten que el aire se mueva libremente a través de ellas, por lo que son muy transpirables. Al no retener el calor corporal, la sensación es como estar siempre en el lado fresco de un cojín o almohada, sin tener que darle la vuelta.

Un pequeño cojín con semillas de espelta y lavanda, fotografiado por Laura López / Littlefew.com

100% naturales. Un relleno de semillas con una funda de algodón o lino está absolutamente libre de componentes animales. Algo que no te garantizan siquiera el poliéster o el memory foam. Esto convierte a almohadas y cojines de semillas en productos hipoalergénicos y aporta, sin duda, un plus para los veganos.

¿Decidido a probarlos? En Blasco & Blasco ya lo hemos hecho. Nos encantan los cojines de espelta y lavanda que confeccionamos con nuestros linos y las telas de Serendipity Fabrics. Hemos regalado algunos a amigos y colaboradores y, por lo que nos cuentan, les han encantado.

Preciosa foto de la deco blogger May Garbatella

Un rincón perfecto para ser feliz por Cristina Sanjosé

Decoración en verano: 5 ideas para inspirarte

En nuestro último post vimos 5 consejos prácticos para conseguir una decoración de verano ideal. Hoy lo completamos con 5 ideas más que te servirán de inspiración si quieres adaptar tu decoración en verano.

1-Apuesta por muebles de mimbre. Este material, que se asocia inmediatamente al verano, encaja en todos los estilos. Y luce de maravilla en interiores. En nuestro país quedan todavía maestros artesanos en mimbre que ofrecen productos con el encanto de lo tradicional y un diseño actualizado que los hace irresistibles. En los meses de verano, sustituye algún sillón tapizado por uno de mimbre o añade alguna mesa de este material. Solo mirarlos baja la temperatura.

 La mesa de centro con un diseño tradicional de cestería se encargó a un artesano local, como la lámpara. El sofá está cubierto con una funda de lino blanco. Via: Nuevo Estilo.

2-Piensa en azul. No es obligatorio para una decoración en verano, pero el azul es el color por excelencia de las vacaciones. Se asocia con el cielo, el mar, la calma, el relax… Pequeños toques de color azul serán suficientes: unos cojines, unos jarrones o una alfombra.

 Los ambientes despejados con pocos elementos dan sensación de casa de vacaciones. Y el azul potencia esa sensación. Via: Z Design at Home

3-Rayas marineras. Puede sonar casi a tópico, pero las rayas náuticas nos hacen pensar en playa y vacaciones con efecto inmediato. Son casi un básico de cualquier decoración en verano. Las puedes incorporar a tu casa de 1.000 maneras sin necesidad de cambiar toda la decoración: fundas, cojines, ropa de cama, manteles, cortinas… La dosis depende de cada uno.

Las rayas náuticas traen el mar a casa y son el estampado más asociado a la decoración de verano.

4-Una cama con dosel. No es tan obvio como las rayas marineras, pero los doseles también te harán sentir y dormir como si estuvieras de vacaciones en algún lugar tropical. No hay que complicarse mucho: unas caídas de lino blanco a los lados de la cama lograrán ese efecto maravilloso. Pinterest está lleno de ideas para hacer un dosel, y los hay de todos los estilos.

decoración en verano Una cama de forja con pequeñas caídas de lino refresca la habitación. Los cojines se han elaborado con linos de Serendipity Fabrics. Via: Nuevo Estilo

5- El toque floral. Para completar tu decoración en verano no pueden faltar los colores brillantes de las flores de temporada. Un truco: lograrás más frescura si apuestas por los colores típicos del verano, que son los vibrantes naranjas, amarillos, rosas y lilas. Reserva los más oscuros y profundos (como el rojo o el violeta) para el invierno. Y en ramilletes desenfadados funcionarán mejor que en centros elaborados, busca el efecto de esos ramos que todos hacíamos en vacaciones siendo niños.

Apuesta por lo sencillo: flores distintas en pequeños vasos y frascos.

 

Decoración de verano: 5 consejos prácticos

En inglés hay una palabra, “Staycation”, que significa pasar las vacaciones en tu propia casa. Y no es lo mismo que quedarse sin vacaciones. Se trata, entre otras cosas, de repensar la casa para lograr una decoración de verano con la que te sientas como si estuvieras veraneando.

Lo primero es despejarlo todo: fuera cortinas y alfombras pesadas, decoraciones oscuras y elementos innecesarios. Dejarás pasar la luz y el aire a todos los rincones. Ahora puedes seguir alguna de estas ideas (o todas) para conseguir una estupenda decoración de verano:

1-Saca algunos muebles al exterior.  Durante los meses de verano los porches y terrazas pueden ser la continuación de los espacios interiores. Equípalos con cojines cómodos confeccionados en telas de exterior y añade algún mueble del interior. Como toque final añade algún elemento decorativo propio del interior como un espejo o un gran  reloj de pared. Cuelga unas cortinas de algodón… y ya tienes un espacio perfecto para uno de los mejores planes de vacaciones: disfrutar con amigos de las largas noches de verano. Si te apetece crear tu propio salón exterior, aquí encontrarás muchas recomendaciones para utilizar muebles de interior en el exterior evitando desastres.

decoración de veranoEste porche combina muebles de jardín con muebles propios del interior, como los sofás de Blasco & Blasco que se protegieron con fundas en telas de exterior. Via: Melián Randolph.

2-Utiliza cojines de colores y estampados veraniegos. Y no solo en el exterior, también en el sofá del salón. Elige una serie de cojines en algodón y/o lino, de estampados diferentes en colores luminosos. Crearás un rincón perfecto para la relajarte y leer los libros que se te acumulan desde el invierno. Si quieres conocer algunos trucos para combinar estampados, pincha aquí.

Más veraniego imposible. Una curiosidad: La colchoneta se ha cubierto con un mantel. Via: House Beautiful

3-Pon fundas de lino o algodón. Usar unas fundas es una manera perfecta de cambiar el color oscuro más propio del invierno por colores claros o blanco en sofás y sillones. El algodón y especialmente el lino son fibras naturales muy traspirables. Si además son lavables en lavadora, estarán perfectas todo el verano. Y una ventaja más: tener unas fundas para un sofá tapizado o un par de fundas diferentes para invierno y verano, duplica la vida de un sofá. Echa un ojo aquí para acertar al encargar unas fundas.

 decoración de veranoEn esta casa andaluza todos las piezas de asiento están cubiertas con fundas de lino blanco. Son todas de Blasco & Blasco, de donde procede también el lino. Via: Nuevo Estilo.

4- Piensa en los niños. Verano = Vacaciones escolares. En estos meses los niños van a pasar mucho más tiempo en casa. La decoración de verano debe estar pensada para proporcionar a toda la familia relax y comodidad. Simplifica al máximo y prepara la casa para ellos. Si os gusta pasar la noche con interminables partidas de Monopoly, despeja la mesa de centro del salón. Dale también un giro casual y divertido a las habitaciones aprovechando como decoración todos los hallazgos que tus niños traerán a casa: piñas, conchas y caracolas, piedras… Y busca un lugar para exponer sus dibujos y manualidades. No hay mejor decoración de verano.

Verano significa niños en casa. Déjales disfrutar a sus anchas. Foto: Pascal François for MilK Decoration

5- Pon una mesa de verano. Otro de los placeres de las vacaciones son las comidas y cenas con familia y amigos. Lleva la decoración de verano también a la mesa. Basta una mínima inversión en unos platos o vasos de colores o motivos veraniegos: marinos, florales, tropicales… lo que más te guste. Combínalos con tus manteles y vajillas habituales y añade toques divertidos con elementos desechables como unas sombrillas para bebidas, servilletas de papel o palitos para remover bebidas. Te sentirás como en una casa de vacaciones.

Mezcla manteles y vajillas muy veraniegas con los elementos de todos los días para una decoración de verano en la mesa. Via: Zara Home

 

Decoración con antigüedades en un piso moderno

Tras su reforma, este piso moderno debía convertirse en el marco perfecto para un proyecto de decoración con antigüedades, ya que los propietarios poseían una colección de pinturas, esculturas y tapices antiguos.

Una escultura móvil en hierro, de José Onieva, marca el paso entre las dos zonas de estar. En primer plano, un sofá con fundas realizadas con un lino de Serendipity Fabrics. Detrás una chaise longue antigua y un tapiz belga del XVII. La encargada de decoración ha sido la interiorista María de la Osa.

Los grandes ventanales están vestidos con estores de lino que dejan pasar la luz. La pareja de sofás idénticos es de Blasco & Blasco. Los maceteros se adquirieron en una subasta y la alfombra persa es de origen familiar.

Sobre la chimenea, cuadro de Jordi Alcaraz adquirido en Anmoder. La butaca de herencia se ha retapizado con un estampado animal. La arquitectura moderna potencia la decoración con antigüedades tan interesantes como las consolas Carlos III.

Más fotos pinchando aquí.

Decoración étnica: mejor con pequeños detalles

Hace poco encontramos en una muy reconocida web de Diseño Interior de EEUU un post sobre decoración étnica con un apartado entero dedicado ¡al “estilo español”! Estaba ilustrado por un salón que poco tiene que ver con lo que entendería cualquier español por estilo español. Aquello era más bien como un decorado salido de una película ochentera de “El Zorro”, con profusión de plantas tropicales, una chimenea de mampostería y azulejos mexicanos por doquier… Faltaban dos espadachines sentados en el sofá.

Viéndolo, hemos deducido tres cosas:

  1. Lo de ” decoración étnica ” ha acabado siendo un saco en el que cabe cualquier cosa que venga de fuera de nuestras fronteras (menos lo nórdico, que es el otro gran saco de la decoración actual).
  2. Turco, japonés, indio, africano, nativo americano… ¿Qué más da? Todo esto se etiqueta en Pinterest (por poner un ejemplo) bajo el concepto “étnico”, despreciando en cierto modo sus diferentes orígenes, historias y significados.
  3. ¿Y por qué le llaman eclecticismo cuando quieren decir batiburrillo?

En este post hemos seleccionado diferentes ambientes con el toque justo de decoración étnica. Ideas inspiradoras para casas globales habitadas por ciudadanos del mundo, con algo en común: la mesura.

Un plaid confeccionado con bogolan. En este dormitorio de inspiración fifties se han incorporado pequeños toques que nos llevan a África. Si quieres conocer el origen del bogolan o paño de barro de Níger picha aquí. Via: Pinterest

Un Banco tapizado en batik. Frente a una librería de diseño contemporáneo se ha colocado un pequeño banco de líneas muy limpias tapizado con un batik. Descubre el origen de esta tela milenaria en este post. Via: One Kings Lane

Inspiración Navajo para el cuarto infantil. El papel pintado, el plaid y el estampado de los cojines evocan la estética de las tribus nativas de América del Norte. Es una idea de Amber Interiors.

Tradición shibori para la mesa. Este individual se ha realizado siguiendo las técnicas del milenario shibori, una forma de teñido practicada desde hace siglos en Japón. Si quieres conocer más sobre su historia, echa un ojo a este post sobre el shibori.

Cachemir en el baño. Sin duda, los pequeños aseos de invitados salen ganando con papeles pintados de motivos XXL. En este caso, el estudio Lily Mae Design eligió uno de inspiración cachemir. Para conocer la historia de este estampado, picha aquí.

decoración étnicaCojines con kilim. Por su forma de elaboración, el kilim es más un tejido que una alfombra. Por eso funciona tan bien como tela para hacer plaids o cojines, como estos de Serendipity Fabrics, o tapizar cualquier mueble. Descubre aquí toda la historia detrás del kilim.

Toques de ikat. ¿No es curioso que el ikat, considerado el estampado más antiguo de todas las civilizaciones, sea capaz de modernizar cualquier ambiente? Este dormitorio lo demuestra. El ikat de los cojines y la pantalla le ha dado nueva vida. ¿Quieres saber más? Te contamos todo sobre el ikat aquí. Foto: Nuevo Estilo

Tela de rayas tradicional: ¡Sencilla y a la última!

Como un multimillonario hecho a sí mismo o una estrella de éxito mundial, la sencilla tela de rayas ha pasado de un origen humilde a convertirse en una de las tendencias más claras en decoración para los próximos años. Pero, ojo, no cualquier raya está llamada al éxito. La tela que triunfa es la que en francés se dice que hace “tic-tac”, es decir, la tela de algodón o lino que tiene franjas tejidas formadas por pequeños cuadritos alternos en colores como rojo, azul, marrón o negro sobre un fondo claro y neutro, generalmente blanco.

Su origen hay que buscarlo hace siglos, cuando colchones y almohadas se rellenaban de plumas (no de plumón, mucho más caro) y requerían como funda una tela tejida de modo que asegurara firmeza y resistencia para evitar que el cálamo de las plumas la atravesara, con consecuencias claramente desagradables si te tumbabas en ellos.

tela de rayasEstas telas de rayas de Serendipity Fabrics se han confeccionado al estilo de las tradicionales telas que hace siglos cubrían colchones y almohadas de plumas.

Típicamente, las telas de rayas para colchón estaban formadas por un franja más ancha rodeada por dos más finas, aunque se realizaban muchas variaciones. Hoy se denomina a veces tela de colchón a cualquier combinación de rayas sobre fondo claro, incluso a las que están estampadas y no tejidas.

La sencillez, frescura y ese plus nostálgico de las telas de rayas confeccionadas al estilo de las originales de colchón, las convierten en un gran comodín decorativo. Con sus rayas, que combinan con casi todo, alegran no solo dormitorios, sino cualquier lugar de la casa. Echa un ojo a estas fotos y enamórate de todas ellas.

Tela de rayas en tapicerías

La tela de rayas añade el interés visual de un patrón sin sobrecargar el espacio, así que funciona muy bien como tapicería de muebles visualmente pesados como el sofá. En este caso, el sofá diseño de Ralph Lauren Home cuenta con fundas a medida en los brazos, que potencian su aire nostálgico.

Para tapizar, elige tela de rayas tejida y resistente, y no una versión estampada ligera que se deteriorará rápidamente. Fíjate como aquí la tela de colchón convive con estampados muy diferentes sin sobrecargar el conjunto.

Como fundas

tela de rayasLa tela de colchón original destacaba por su alta resistencia. Las telas actuales que se inspiran en ellas, como esta de Serendipity Fabrics, resultan perfectas para hacer fundas, ya que se deslizan poco, son resistentes y lavan bien. Y decorativamente funcionan a la perfección.

En una colchoneta

¿Qué mejor que confeccionar una colchoneta con tela tradicional de colchón? Además de hacer cómodo este gran banco, la colchoneta con rayitas negras introduce un estampado que no choca con los otros complementos decorativos, como los cojines étnicos o la alfombra. Diseño de Amber Interiors.

La misma idea aplicada en un cuarto infantil con el rosa como color principal. Es también un proyecto de Amber Interiors.

Para cojines

Los cojines son siempre una forma fácil y económica de incorporar una tendencia decorativa cuando no puedes lanzarte a cambiar piezas grandes como sofás o cabeceros. Nos ha encantado esta combinación de la decoradora Kelly Nutt, con dos cojines de rayitas diferentes.

En ropa de cama

Este dormitorio monocolor resulta superacogedor y nada aburrido porque está lleno de texturas: terciopelo en el cabecero, una alfombra de lana marroquí, lino en las cortinas y algodón de la ropa de cama en las tradicionales rayas de colchón. El azul del plaid da el toque de color justo para romper con esa paleta de color tan cerrada. Via: Amber Interior Design

 

Una decoración sencilla pero sofisticada

En una de las calles más representativas del Eixample barcelonés encontramos este señorial piso, de cuya reforma se encargó Circular Studio.

La decoración sencilla pero muy sofisticada recoge muchos de los principios wabisabi, como maderas al natural, pocos pero escogidos elementos decorativos, colores tierra, tejidos naturales… todo combinado con una estupenda selección de muebles y complementos icónicos del diseño del siglo XX.

En la zona de estar del salón, dos sofás Brigitte de Blasco & Blasco con fundas de lino crudo. Este color domina la decoración con toques en negro. La mesa de centro es el modelo Alanda de Paolo Piva. Alfombras de Nani Marquina.

En esta zona que funciona como despacho, también con una decoración sencilla pero llena de interés, destaca una silla BKF o Butterfly chair. Por toda la casa vemos una colección de sillas de diseño.

En este ángulo del salón, vemos también el cuidado puesto en la selección de las lámparas. En la pared dos apliques 265 diseñados por Paolo Rizzatto para Flos. A los lados del sofá, sobre la mesa se colocó una lámpara Cesta y al otro lado una TMM, ambas de Miguel Milá, editadas por Santa & Cole.

Otro clásico del diseño del siglo XX en este ángulo del salón. Lounge Chair y Ottoman a juego, una creación de Charles y Ray Eames en la década los 50, fabricada por Vitra.

 Fotos: Eugeni Pons

Cómo cuidar y limpiar terciopelo

El terciopelo requiere mimos, sea cual sea su composición. Pero también es una tela muy resistente que bien cuidada durará años, por lo que no deberías renunciar a un sofá de terciopelo si te ha enamorado perdidamente. Sabiendo cómo cuidar y limpiar terciopelo, tu relación con él será maravillosa:

Ultraelegante… Comedor de Luis Puerta con las sillas Lord de Blasco & Blasco tapizadas en terciopelo.

Protégelo de… El sol y el calor, porque hacen que pierda su brillo. Los terciopelos de fibras naturales se llevan mal con el agua, evita que se mojen y cuida que no se derrame nada sobre ellos.

Para mantener su brillo. El vapor es el mejor lifting para devolver al terciopelo todo su brillo. Acerca la boquilla de la máquina de vapor y muévela suave y lentamente en dirección al pelo de la tela. Controla la cantidad de vapor, el tejido no debe llegar a mojarse. Una vez seco el terciopelo, puedes cepillarlo con un cepillo de cerdas suaves, respetando siempre la dirección del pelo.

Usa la boquilla especial del aspirador para los muebles tapizados en terciopelo. Via: AD

Cortinas y cojines de terciopelo. La forma más correcta de mantenerlos perfectos es con una limpieza en seco periódica. Entre una visita al tinte y otra, puede eliminarse el polvo y las pelusas con un cepillo de cerdas suaves.

Tapicerías de terciopelo. Además de cepillarse con un cepillo blando, se pueden aspirar con la boquilla especial del aspirador, cuidando mucho de hacerlo siempre en la dirección del pelo.

Un cepillo suave es perfecto para retirar el polvo de los cojines de terciopelo. Via: Pinterest

Accidentes. Si ocurre algún derrame de líquidos, hay que actuar rápidamente. Con un trapo blanco y limpio o con papel de cocina presiona suavemente para absorber el líquido. Nunca frotes.

Limpieza: Para limpiar terciopelo, lo más seguro es recurrir a la limpieza en seco cada 6 u 8 meses. Algunos terciopelos admiten el lavado con agua, pero es mejor evitar el lavado a máquina y hacerlo a mano. En cualquier caso, el terciopelo no debe centrifugarse y mucho menos pasar por una secadora. El fabricante siempre indica el método de limpieza en la ficha de cada tela.

Ficha del terciopelo Keystone de Blasco & Blasco.

Planchado. Considera a la plancha enemiga del terciopelo. No lo planches, ni siquiera del revés, porque aplastarás el pelo. Si está arrugado, cuélgalo en vertical, aplícale vapor sin hacer contacto, a unos 4 cm, y quedará estupendo.

Sabiendo cómo cuidar y limpiar terciopelo, lo disfrutarás muchos años.

No te pierdas, otros posts sobre el terciopelo, como nuestra Guía esencial del terciopelo y Decorar con tela de terciopelo

Decora con tela de terciopelo

El terciopelo en decoración es una opción muy versátil porque encaja bien en todos los estilos: clásico, contemporáneo, retro, romántico, bohemio… Sólo hay que usarlo con mesura, porque si lo mantienes bajo control dará un toque lujoso a la casa, pero si abusas de él provocarás un “efecto boudoir”. Estas son las claves para decorar con tela de terciopelo:

tela de terciopeloEn la dosis justa, el terciopelo es siempre un acierto. En este salón decorado por Melián Randolph se ha usado en cojines y alguna tapicería. Los sofás son de Blasco & Blasco.

Resistente como pocos. El complejo proceso de tejido del terciopelo hace que sea más duradero y resistente que muchas otras telas. Si se cuida bien, puede durar generaciones. Siempre hay que tener en cuenta que la tela de terciopelo se produce a partir de fibras muy distintas, como contamos en un post anterior, y esto influye en su resistencia, cualidades y precios.

En general, cuanto más corto y denso es el pelo, más resistente será. El terciopelo de pelo más largo se ve más lujoso pero también es más difícil de cuidar.

Clásico, bohemio, contemporáneo…: el terciopelo es una de las telas más versátiles en decoración. Via: Pampa Australia

Como todas las telas de tapicería, el terciopleo se somete a pruebas que indican cuánta abrasión soporta antes de mostrar desgaste o pérdida de color. En el caso del terciopelo sería recommendable un valor a partir de 40.000 ciclos Martindale. Dependiendo de para qué se use, se puede elegir un teriopelo más fino (por ejemplo, para cojines o cortinas) o más resistente (en el caso de la tapicería de sofás o sillones).

Cuando vayas a comprar muebles o complementos en terciopelo, o si quieres retapizar con esta tela, revisa su composición y los ciclos martindale indicados por el fabricante. Infórmate sobre qué tipo es el más aconsejable para el uso que quieres darle, de sus pros y contras. Recuerda que hay muchos tipos de tela de terciopleo

El terciopleo es muy resistente y a la vez flexible, perfecto para tapizar muebles de líneas muy sinuosas.

Con pátina. Antes de decidirse por el terciopleo hay que conocerlo bien. Como se marca fácilmente, no se recomienda para quien sufra con las imperfecciones a corto plazo. Si esperas del terciopelo que se mantega inalterable como el primer día, es mejor que elijas otra tela. Cuando te sientas o apoyas algo sobre el terciopelo, su pelo se aplasta, y depediendo del tipo, algunos más que otros. Usando vapor se elimina este aplastamiento, pero al final se irá creando una pátina que debe entenderse como parte de la vida natural del terciopelo.

Todo un seductor. Es fácil caer rendido ante el terciopleo en decoración. Tiene un carácter fuerte unido a un tacto suave y cálido. Además, acentúa los contornos de los muebles tapizados o crea siluetas maravillosas en unas cortinas. El éxito está en dosificarlo. Si eliges un sofá de terciopelo, combínalo con unos sillones en otra tela. Y un truco decorativo que funciona bien es usarlo como un motivo recurrente en toda la casa, incorporando pequeños detalles en terciopelo en cada habitación.

El terciopleo azul oscuro es una apuesta segura para un sofá, sea cual sea su estilo. Salón decorado por Kishani Perera. Via: lonny.com

Colores increíbles. Encontrarás tela de terciopelo es una inmensa variedad de colores. Por supuesto, el color que elijas marcará fuertemente el estilo. Los más cálidos y acogedores son el negro, el azul oscuro y el marrón, colores intemporales de los que disfrutarás sin cansarte. Si te gusta lo vintage, apuesta por el verde botella, el violeta o el azulón, muy populares en los 60 y 70. Los más contemporáneos son los terciopelos de colores muy vivos, como el amarillo, el naranja o los flúor.

En cortinas. Las cortinas de terciopleo darán un toque elegante a cualquier salón o comedor. Si se apoyan en el suelo añadirán un plus de espectacularidad. En colores que contrasten con la pared serán todavía más impresionantes, pero cuidado con los tonos buerdeos si no quieres que el salón parezca un cine de los años 50. Las cortinas de terciopleo tienen también una función práctica: aíslan del frío y protegen de corrientes de aire en los meses fríos. Un consejo de profesional: en la confección de cortinas hay que cuidar que el pelo del tercioplelo vaya hacia arriba. Así se logra que las cortinas se vean radiantes, no de un color plano. Para asegurarte, pasa la mano desde abajo hacia arriba y comprueba que se note suave.

En cualquier habitación de la casa. En este baño, la decoradora Sarah Lavoine colocó unas cortinas y un pequeño puf con terciopelo en colores joya. Foto:Francis Amiand

Para tapizar. La tela de terciopelo es una fantástica elección para tapizar ya que, aun tratándose de una tela fuerte y pesada, tiene una flexibilidad increíble. El terciopelo en una pieza grande, como un sofá, un sillón o un cabecero, será toda una declaración de intenciones, hará que el mueble se vea más sofisticado y multiplicará la luz de la habitación. Solo recuerda que tienes que mantenerlo bajo control.

En cojines y otros complementos. Los cojines de terciopleo son la forma más simple de incorporar a la decoración el toque glamuroso que solo esta tela puede dar. Unos cuantos cojines de terciopelo despliegan todo su poder de seducción, su brillo magnético y sus colores de múltiples matices. Y encajarán igual de bien sobre la cama de un dormitorio femenino como sobre un elegante sofá contemporáneo. También en tela de terciopelo puedes encontrar o encargar plaids (magníficos los que lo combinan con lino) y hasta ropa de cama.

La firma West Elm tiene toda una línea de ropa de cama en terciopelo de seda y viscosa, que incluye fundas de edredón, cuadrantes y cojines.

Si quieres saber más sobre el terciopelo, encontrarás un montón de información en nuestra Guía esencial del terciopelo