Browsing Category

Serendipity Fabrics

Decoración étnica: mejor con pequeños detalles

Hace poco encontramos en una muy reconocida web de Diseño Interior de EEUU un post sobre decoración étnica con un apartado entero dedicado ¡al “estilo español”! Estaba ilustrado por un salón que poco tiene que ver con lo que entendería cualquier español por estilo español. Aquello era más bien como un decorado salido de una película ochentera de “El Zorro”, con profusión de plantas tropicales, una chimenea de mampostería y azulejos mexicanos por doquier… Faltaban dos espadachines sentados en el sofá.

Viéndolo, hemos deducido tres cosas:

  1. Lo de ” decoración étnica ” ha acabado siendo un saco en el que cabe cualquier cosa que venga de fuera de nuestras fronteras (menos lo nórdico, que es el otro gran saco de la decoración actual).
  2. Turco, japonés, indio, africano, nativo americano… ¿Qué más da? Todo esto se etiqueta en Pinterest (por poner un ejemplo) bajo el concepto “étnico”, despreciando en cierto modo sus diferentes orígenes, historias y significados.
  3. ¿Y por qué le llaman eclecticismo cuando quieren decir batiburrillo?

En este post hemos seleccionado diferentes ambientes con el toque justo de decoración étnica. Ideas inspiradoras para casas globales habitadas por ciudadanos del mundo, con algo en común: la mesura.

Un plaid confeccionado con bogolan. En este dormitorio de inspiración fifties se han incorporado pequeños toques que nos llevan a África. Si quieres conocer el origen del bogolan o paño de barro de Níger picha aquí. Via: Pinterest

Un Banco tapizado en batik. Frente a una librería de diseño contemporáneo se ha colocado un pequeño banco de líneas muy limpias tapizado con un batik. Descubre el origen de esta tela milenaria en este post. Via: One Kings Lane

Inspiración Navajo para el cuarto infantil. El papel pintado, el plaid y el estampado de los cojines evocan la estética de las tribus nativas de América del Norte. Es una idea de Amber Interiors.

Tradición shibori para la mesa. Este individual se ha realizado siguiendo las técnicas del milenario shibori, una forma de teñido practicada desde hace siglos en Japón. Si quieres conocer más sobre su historia, echa un ojo a este post sobre el shibori.

Cachemir en el baño. Sin duda, los pequeños aseos de invitados salen ganando con papeles pintados de motivos XXL. En este caso, el estudio Lily Mae Design eligió uno de inspiración cachemir. Para conocer la historia de este estampado, picha aquí.

decoración étnicaCojines con kilim. Por su forma de elaboración, el kilim es más un tejido que una alfombra. Por eso funciona tan bien como tela para hacer plaids o cojines, como estos de Serendipity Fabrics, o tapizar cualquier mueble. Descubre aquí toda la historia detrás del kilim.

Toques de ikat. ¿No es curioso que el ikat, considerado el estampado más antiguo de todas las civilizaciones, sea capaz de modernizar cualquier ambiente? Este dormitorio lo demuestra. El ikat de los cojines y la pantalla le ha dado nueva vida. ¿Quieres saber más? Te contamos todo sobre el ikat aquí. Foto: Nuevo Estilo

Tela de rayas tradicional: ¡Sencilla y a la última!

Como un multimillonario hecho a sí mismo o una estrella de éxito mundial, la sencilla tela de rayas ha pasado de un origen humilde a convertirse en una de las tendencias más claras en decoración para los próximos años. Pero, ojo, no cualquier raya está llamada al éxito. La tela que triunfa es la que en francés se dice que hace “tic-tac”, es decir, la tela de algodón o lino que tiene franjas tejidas formadas por pequeños cuadritos alternos en colores como rojo, azul, marrón o negro sobre un fondo claro y neutro, generalmente blanco.

Su origen hay que buscarlo hace siglos, cuando colchones y almohadas se rellenaban de plumas (no de plumón, mucho más caro) y requerían como funda una tela tejida de modo que asegurara firmeza y resistencia para evitar que el cálamo de las plumas la atravesara, con consecuencias claramente desagradables si te tumbabas en ellos.

tela de rayasEstas telas de rayas de Serendipity Fabrics se han confeccionado al estilo de las tradicionales telas que hace siglos cubrían colchones y almohadas de plumas.

Típicamente, las telas de rayas para colchón estaban formadas por un franja más ancha rodeada por dos más finas, aunque se realizaban muchas variaciones. Hoy se denomina a veces tela de colchón a cualquier combinación de rayas sobre fondo claro, incluso a las que están estampadas y no tejidas.

La sencillez, frescura y ese plus nostálgico de las telas de rayas confeccionadas al estilo de las originales de colchón, las convierten en un gran comodín decorativo. Con sus rayas, que combinan con casi todo, alegran no solo dormitorios, sino cualquier lugar de la casa. Echa un ojo a estas fotos y enamórate de todas ellas.

Tela de rayas en tapicerías

La tela de rayas añade el interés visual de un patrón sin sobrecargar el espacio, así que funciona muy bien como tapicería de muebles visualmente pesados como el sofá. En este caso, el sofá diseño de Ralph Lauren Home cuenta con fundas a medida en los brazos, que potencian su aire nostálgico.

Para tapizar, elige tela de rayas tejida y resistente, y no una versión estampada ligera que se deteriorará rápidamente. Fíjate como aquí la tela de colchón convive con estampados muy diferentes sin sobrecargar el conjunto.

Como fundas

tela de rayasLa tela de colchón original destacaba por su alta resistencia. Las telas actuales que se inspiran en ellas, como esta de Serendipity Fabrics, resultan perfectas para hacer fundas, ya que se deslizan poco, son resistentes y lavan bien. Y decorativamente funcionan a la perfección.

En una colchoneta

¿Qué mejor que confeccionar una colchoneta con tela tradicional de colchón? Además de hacer cómodo este gran banco, la colchoneta con rayitas negras introduce un estampado que no choca con los otros complementos decorativos, como los cojines étnicos o la alfombra. Diseño de Amber Interiors.

La misma idea aplicada en un cuarto infantil con el rosa como color principal. Es también un proyecto de Amber Interiors.

Para cojines

Los cojines son siempre una forma fácil y económica de incorporar una tendencia decorativa cuando no puedes lanzarte a cambiar piezas grandes como sofás o cabeceros. Nos ha encantado esta combinación de la decoradora Kelly Nutt, con dos cojines de rayitas diferentes.

En ropa de cama

Este dormitorio monocolor resulta superacogedor y nada aburrido porque está lleno de texturas: terciopelo en el cabecero, una alfombra de lana marroquí, lino en las cortinas y algodón de la ropa de cama en las tradicionales rayas de colchón. El azul del plaid da el toque de color justo para romper con esa paleta de color tan cerrada. Via: Amber Interior Design

 

Cómo cuidar y limpiar terciopelo

El terciopelo requiere mimos, sea cual sea su composición. Pero también es una tela muy resistente que bien cuidada durará años, por lo que no deberías renunciar a un sofá de terciopelo si te ha enamorado perdidamente. Sabiendo cómo cuidar y limpiar terciopelo, tu relación con él será maravillosa:

Ultraelegante… Comedor de Luis Puerta con las sillas Lord de Blasco & Blasco tapizadas en terciopelo.

Protégelo de… El sol y el calor, porque hacen que pierda su brillo. Los terciopelos de fibras naturales se llevan mal con el agua, evita que se mojen y cuida que no se derrame nada sobre ellos.

Para mantener su brillo. El vapor es el mejor lifting para devolver al terciopelo todo su brillo. Acerca la boquilla de la máquina de vapor y muévela suave y lentamente en dirección al pelo de la tela. Controla la cantidad de vapor, el tejido no debe llegar a mojarse. Una vez seco el terciopelo, puedes cepillarlo con un cepillo de cerdas suaves, respetando siempre la dirección del pelo.

Usa la boquilla especial del aspirador para los muebles tapizados en terciopelo. Via: AD

Cortinas y cojines de terciopelo. La forma más correcta de mantenerlos perfectos es con una limpieza en seco periódica. Entre una visita al tinte y otra, puede eliminarse el polvo y las pelusas con un cepillo de cerdas suaves.

Tapicerías de terciopelo. Además de cepillarse con un cepillo blando, se pueden aspirar con la boquilla especial del aspirador, cuidando mucho de hacerlo siempre en la dirección del pelo.

Un cepillo suave es perfecto para retirar el polvo de los cojines de terciopelo. Via: Pinterest

Accidentes. Si ocurre algún derrame de líquidos, hay que actuar rápidamente. Con un trapo blanco y limpio o con papel de cocina presiona suavemente para absorber el líquido. Nunca frotes.

Limpieza: Para limpiar terciopelo, lo más seguro es recurrir a la limpieza en seco cada 6 u 8 meses. Algunos terciopelos admiten el lavado con agua, pero es mejor evitar el lavado a máquina y hacerlo a mano. En cualquier caso, el terciopelo no debe centrifugarse y mucho menos pasar por una secadora. El fabricante siempre indica el método de limpieza en la ficha de cada tela.

Ficha del terciopelo Keystone de Blasco & Blasco.

Planchado. Considera a la plancha enemiga del terciopelo. No lo planches, ni siquiera del revés, porque aplastarás el pelo. Si está arrugado, cuélgalo en vertical, aplícale vapor sin hacer contacto, a unos 4 cm, y quedará estupendo.

Sabiendo cómo cuidar y limpiar terciopelo, lo disfrutarás muchos años.

No te pierdas, otros posts sobre el terciopelo, como nuestra Guía esencial del terciopelo y Decorar con tela de terciopelo

Cómo cuidar la tapicería del sofá

En un post anterior explicamos cómo elegir bien la tapicería para disfrutar del sofá mucho tiempo en perfectas condiciones. En este post hemos reunido una serie de consejos para cuidar un sofá tapizado y algunos trucos para mantenerlo como el primer día por mucho tiempo. Para empezar, tenemos que darles un poco de razón a las abuelas que no dejaban comer en el salón, sobre todo bocadillos de nocilla o salchichón. Algunas manchas pueden ser muy difíciles (o caras) de eliminar de la tapicería del sofá.

Sofá Montana de Blasco & Blasco tapizado en terciopelo. Via: El Mueble

El aspirador, el mejor amigo de la tapicería del sofá

Si eres de los que pierden los pequeños cepillos del aspirador a los dos días de comprarlo o de los  que “jubilan” el aparato con sus accesorios tan nuevos como el primer día, estás maltratando tu sofá. El polvo acumulado crea fricción y poco a poco va desgastando las fibras de la tapicería. Por eso, aspirar semanalmente el sofá y otros muebles tapizados prolonga su vida y los mantiene como nuevo mucho tiempo. El cepillo pequeño del aspirador sirve para quitar el polvo de la superficie del sofá, mientras que la boquilla estrecha llega a las áreas más difíciles donde se acumulan más residuos.

Recuerda aspirar bien la tapicería del sofá antes de someterlo a cualquier limpieza. Si no eliminas la suciedad y el polvo antes del tratamiento, la tapicería puede terminar más sucia de lo que estaba.

tapicería del sofá Serendipity FabricsAspira el sofá cada semana. Con mascotas, usa también un aparato especial para eliminar pelo de animales de compañía. Via: Serendipity Fabrics

Con las manchas no funciona lo de “más vale tarde que nunca”

El mejor consejo para atajar una mancha es actuar rápidamente, antes de que tenga tiempo de fijarse a la tela. Cuando ocurre un accidente, no hay que entrar en pánico, sino mantener la calma. Lo primero es absorber la sustancia derramada y evitar que se extienda. Para ello, usa inmediatamente un trapo blanco de algodón, limpio y seco. ¡No frotes! Si restriegas, la mancha se hará más grande.

Cuando el trapo haya absorbido todo lo posible, debes actuar en función de la tapicería. Ten presente que cada tela necesita productos o tratamientos diferentes. Y lo que funciona para una tela puede ser desastroso para otra. Sigue siempre las instrucciones de limpieza de la tela o de la etiqueta que los fabricantes suelen incluir en los modelos que se adquieren ya tapizados. Ésta suele estar debajo de los asientos o en el interior de una funda de cojín. Si no tienes ni una cosa ni otra, sé muy prudente, hay telas que solo pueden limpiarse en seco por profesionales y no admiten siquiera lavarse con agua.

En cualquier caso, antes de aplicar un tratamiento en una zona visible de la tapicería del sofá hay que probarlo en una parte discreta y asegurarse de que no decolore, destiña, deje cerco, etc.

Si la tapicería del sofá ha recibido algún tratamiento antimanchas, ten en cuenta que probablemente habrá cambiado el método recomendado de limpieza original.

tapicería del sofáConserva y respeta siempre las instrucciones del fabricante de la tela o el sofá. Via: Blasco & Blasco

Cuidado de los cojines de asiento y respaldo

La mejor forma de cuidar los cojines del asiento y respaldo del sofá es rotarlos cada cierto tiempo, además de intercambiar los que son iguales para distribuir el desgaste de la tapicería uniformemente. También es importante sacarlos fuera una vez cada quince días y sacudirlos con la mano para eliminar bien el polvo de las fibras.

Un problema habitual (y antiestético) es que aparezcan diferencias de color entre las fundas de los cojines y las partes fijas de la tapicería del sofá. Para evitar que suceda, si tu tela admite limpieza con productos específicos para tapicerías, cada vez que limpies las fundas de los cojines limpia también las partes fijas para mantener un tono uniforme en todo el sofá.

Si las fundas de los cojines se pueden lavar a máquina (recuerda, solo si así lo indica el fabricante), ten la precaución de lavarlas del revés en agua fría y de secarlas a la sombra para evitar al máximo las pérdidas de color. Y siempre todas a la vez. Si te han encogido un poco por el lavado, plancha la tela húmeda en el sentido que haya encogido estirando suavemente.

En el caso de que la tapicería del sofá deba limpiarse en seco, lleva todas las fundas de cojines al tinte, no solo las que estén manchadas. Así el color se mantendrá uniforme en todas ellas.

Las empresas profesionales de limpieza de tapicerías a domicilio pueden tratar el sofá y/o sillones al completo, por lo que el tono se mantendrá uniforme tanto en los cojines como en las partes fijas. Una limpieza en profundidad es muy recomendable cada doce o dieciocho meses.

Una vez al año la tapicería del sofá requiere una limpieza en profundidad. Via: Chango & Co

Cuando se produce una gran “catástrofe” y se derrama mucho líquido sobre la tapicería del sofá, también se recomienda acudir a una limpieza profesional. Piensa que la mancha en el relleno puede ser tres o cuatro veces más grande de lo que ves en el exterior.

Por último, aunque suene raro decirlo en un post en Internet, mucho cuidado con los consejos de productos y trucos caseros que aparecen en Internet. Insistimos en que hay que seguir siempre las instrucciones de lavado de la tela o del fabricante del sofá, actuar con mucha prudencia y acudir a profesionales cuando sea necesario.

Telas de tapicería: Claves para elegirlas

Hace tres años que compraste o tapizaste tu sofá y ya está para cambiar… ¿Son tus hijos especialmente destrozones? ¿Os habéis excedido con las siestas en el sofá? Nada de eso. Seguramente, la tela elegida en su momento no fue la adecuada. ¿Y cómo acertar al elegir telas de tapicería? Ante todo, dejándote aconsejar por profesionales. Y, muy importante, sabiendo interpretar por ti mismo esa información que verás en los muestrarios de telas y que, al contrario de lo que puedas pensar, no requiere un máster en Textiles.

Telas de tapicería Serendipity Fabrics

Toda la información relevante de las telas de tapicería debe estar recogida en su ficha técnica. En los muestrarios encuadernados como libros encontrarás la ficha técnica de las telas en la página final o pegada en la trasera. Cuando el muestrario se presenta en perchas colgadas (que incluyen menos telas pero muestran más superficie de cada una) la verás abreviada en la parte superior. Además, cada tela debería llevar una pequeña etiqueta adhesiva detrás con su nombre, datos básicos y símbolos informativos. Si vas a comprar telas de tapicería on line, encontrarás la ficha técnica de cada tela en una ventana o junto a su imagen.

La primera prueba de la calidad de las telas de tapicería es que el fabricante o editor textil se haya preocupado de incorporarles una ficha técnica. En ella se incluye: descripción, composición, ancho, peso, rapport, encogimiento, resistencia, usos recomendados e instrucciones de lavado. Es probable que también encuentres en la ficha técnica alguna información complementaria sobre la tela.

Telas de tapicería Serendipity Fabrics

Vamos a explicar ahora  la información que vas a encontrar en cada apartado:

Descripción: Te da una idea general de las características de la tela. Por ejemplo: “Tejido lavable de lino y algodón. Muy resistente y suave, tiene un tacto sensiblemente aterciopelado”.

Composición: Indica la fibra o fibras con las que se ha elaborado la tela y sus porcentajes. Básicamente, hay tres tipos de fibras: naturales, artificiales y sintéticas. Es fácil saber cuáles son las naturales, ya que proceden de plantas o animales, como lana, lino, algodón, cáñamo… ¿Pero cuál es la diferencia entre fibras artificiales y sintéticas? Las artificiales están fabricadas a partir de materia prima natural, como el rayon. Las sintéticas se obtienen por procesos químicos, como el poliéster. Con la mezcla de fibras se busca aunar las cualidades de distintos materiales en las telas de tapicería. Las posibilidades aquí son casi infinitas.

Telas de tapicería Serendipity Fabrics

Ancho: Indica la medida de la tela de orillo a orillo. Normalmente, las telas de tapicería tienen un ancho de 1,40 metros o de 2,80 metros (doble ancho). Se trata de un factor más relevante de lo que parece. Por cuestiones técnicas, las telas de mayor calidad suelen tejerse en 1,40 metros de ancho y también se estampan mejor. La ventaja de las telas de 2,80 metros es que se aprovecha mejor cada metro de tela, por lo que salen más rentables.

Peso: Este dato también nos orienta para saber si las telas de tapicería son adecuadas para el uso que queremos darles. El peso depende del tipo de fibra, de cómo se ha tejido y de su acabado. El peso se indica normalmente en gramos por metro cuadrado. Una tela ligera está entre 30 y 150 gramos por metro cuadrado. Se considera de peso medio entre 150 y 350 gramos, y será un tejido pesado cuando pese más de 350 gramos por metro cuadrado. Las telas de tapicería (al igual que el denim de los pantalones vaqueros) son telas pesadas. En general, cuanto más peso tiene una tela más gruesa resulta. Pero ni el peso ni el grosor por sí mismos garantizan la calidad o resistencia de la tela.

Rapport o “Repeat”: En las telas estampadas el motivo se repite cada cierta altura: eso es el rapport. Debes tenerlo en cuenta para casar el estampado cuando hay que unir diferentes paños de tela, ya que se producirá un “desperdicio”. Por eso, al encargar telas de tapicería, hay que añadir el rapport a la cantidad de tela encargada. En los lisos no es necesario.

Telas de tapicería Serendipity Fabrics

Encogimiento: Para conocer este dato, se toma una muestra de tela y se marca a lo largo y ancho antes de lavarse. Al finalizar el proceso de lavado y secado la muestra marcada se vuelve a medir. Se calcula su grado de encogimiento o alargamiento en ambas direcciones y se expresa como porcentaje. Todas las telas tejidas, sobre todo las compuestas por fibras naturales como algodón o lino, encogen algo al lavarse. Y la limpieza en seco también hace que encojan, si bien en menor medida. En telas de tapicería se considera normal un porcentaje de encogimiento de hasta el 5-6%. Este dato hay que considerarlo al hacer el primer lavado o lavar las telas antes de confeccionar. En el mercado encontrarás telas prelavadas y preencogidas, ya tratadas para evitar el encogimiento.

Resistencia: Se comprueba con un test de abrasión llamado Martindale. Una máquina con discos giratorios roza la tela hasta que la rompe. En ese momento se miden los “ciclos martindale” soportados y ese valor es el que indica su grado de resistencia. No hay una clasificación oficial de los tejidos tras este test, pero estos valores te orientarán al comprar telas de tapicería:

– Menos de 10.000 ciclos: Uso solo decorativo (cojines, colchas…).

– 10.000 a 22.000 ciclos: Uso ocasional o muy ligero (por ejemplo, una descalzadora).

– 22.000 a 25.000 ciclos: Uso doméstico moderado (sillas, cabeceros…)

– 25.000 a 30.000 ciclos: Uso doméstico diario intenso (fundas, sofás, sillones…).

– 30.000 a 50.000 ciclos: Uso comercial, de larga duración etc.

Telas de tapicería Serendipity Fabrics

Usos recomendados: Muchas veces los editores textiles indican los propósitos que consideran más adecuados para una tela en función de sus características. Es una forma rápida de transmitir una información basada en su experiencia, y suelen hacerlo de forma muy visual mediante dibujos como una cortina o un sofá… Con esta información y la interpretación de los ciclos martindale, tú puedes valorar cualquier otro uso que quieras darle a una tela.

Información complementaria: Muchas telas de tapicería salen de fábrica con diversos tratamientos químicos, los más frecuentes son contra el fuego, las manchas o las arrugas. También puedes encontrar información complementaria sobre los resultados otros controles de calidad realizados por el fabricante, como las pruebas de pilling (formación de bolitas), encogimiento, solidez del color, resistencia al desgarre…

Telas de tapicería Serendipity Fabrics

Instrucciones de lavado: Debes seguir siempre las instrucciones de limpieza indicadas por el fabricante en cuanto a temperatura, métodos de lavado, secado y planchado. Un mantenimiento correcto y regular alargará la vida de las telas de tapicería y las mantendrá impecables mucho tiempo.

Con toda esta información, irás sobre seguro al elegir telas de tapicería. Todas las fotos de telas son de Serendipity Fabrics.

Si quieres saber más, consulta estos otros posts de nuestro blog:

Telas para tapizar sofás: 5 colores atemporales

Cómo elegir la mejor telas para fundas de sofá

 

 

 

 

 

Combinar telas estampadas

Combinar telas de diferentes estampados es realmente un arte. En decorandocontelas.com no creemos en esos posts que dicen “cinco trucos para combinar estampados como un pro”. Lo que vas a encontrar aquí son consejos, fotos e inspiración para que salgas de tu zona de confort y empieces a jugar con los estampados, no solo en cojines, también en cortinas, tapicerías, cabeceros… ¿Quién sabe? Igual te despertamos ese decorador que todos llevamos dentro…

Acertar al combinar telas estampadas multiplica el interés decorativo de cualquier habitación. Via: House Beautiful

El color. Elegir un solo color para todos los estampados logrará que hasta los motivos más dispares parezcan hechos el uno para el otro. Es la forma más fácil y básica de acertar al combinar telas diferentes. Pero si quieres ir más allá e introducir más colores, te vendrá bien este consejo que no es tan evidente: Siempre debes mantenerte en la misma intensidad de color. Rayas, estampados étnicos, cuadros o florales trabajarán en equipo si sus colores se mantienen dentro del mismo matiz. Dicho de otra forma, no se deben mezclar colores apagados con brillantes, o juntar colores pasteles con colores primarios.

combinar telas. Serendipity FabricsUn solo color es la forma más fácil de combinar telas de estampados diferentes, como estas de Serendipity Fabrics.

Las combinaciones impares. Parece que los números impares, y especialmente el 3, funcionan mejor al combinar telas de estampados diferentes. Es así porque con tres estampados tenemos suficiente para hacer una combinación interesante, pero no tantos como para que el resultado se vea demasiado abigarrado
Apuesta por el tres o combinaciones impares. Via: House Beautiful

El equilibrio entre estampados. Los estampados que elijas deben complementarse. Si uno es abigarrado, conjúgalo con otro más ligero visualmente. Para empezar a trabajar, elige un estampado que te apasione, y úsalo como nexo para los demás que vayas añadiendo. Así todos tendrán algo de esta tela que tanto te gusta. La intensidad de los estampados debe equilibrarse. Via: Katie Hodges

Un toque de caos. Kathryn M. Ireland, una de las más reconocidas diseñadoras de interiores estadounidense, dice: “Huye de que todo esté supercoordinado. Al revés, cuando no pega, es cuando más pega”. Sus fantásticos interiores y los honorarios millonarios que le pagan sus clientes por descoordinarles las mansiones, le dan la razón. Echa un ojo a su web para comprobarlo:

La decoradora Kathryn M. Ireland es reconocida por combinar telas de estampados muy llamativos.

La distribución. Al combinar telas también hay que tener en cuenta cómo se distribuirán en la habitación. Lisos y estampados deben fluir por todo el espacio, no pueden concentrarse en una única área.

Distribuye los estampados por toda la habitación, como en este dormitorio decorado por Amber Interiors Design

La regla del 60-30-10. Ya hablamos de la regla del 60-30-10 en otro post. Funciona en muchos aspectos de la decoración de interiores. En este caso, impleméntela así: 60% para el estampado que más te guste, 30% para un segundo estampado, y 10% para un tercer estampado que funcione como contraste.

Un estampado debe llevar el 60% del peso. Via: House Beautiful

Aprovéchate de los profesionales. Combinar telas de diferentes estampados es tentador, pero, no nos engañemos, requiere tiempo y dedicación. La buena noticia es que muchos editores textiles hacen todo ese trabajo por ti. Busca esos muestrarios en los que han combinado con ojo experto telas de colecciones diferentes que funcionan muy bien juntas. Normalmente agrupan las telas por colores, mezclando lisos y estampados y añadiendo telas con textura. Así solo tendrás que decidir la paleta de colores que te gusta y tendrás ya una combinación armoniosa de diferentes estampados.

combinar telas. Serendipity FabricsLos muestrarios de los editores textiles incluyen combinaciones de telas de colores, estampados y texturas diferentes que funcionan muy bien juntas. Este ejemplo es de Serendipity Fabrics.

¿Quieres más ideas o inspiración? Puedes mirar estos posts: Colores intemporales para tapizar sofás o Acertar al elegir una tela.