Browsing Category

Telas y Lino

Ideas para forrar muebles con tela

¿Alguna vez has pensado en forrar muebles con tela? La decoradora Beatriz Silveira no se lo pensó dos veces y utilizó una tela de Blasco & Blasco para actualizar esta consola que colocó en la entrada de una casa que decoró y que fue portada de Nuevo Estilo.

forrar muebles con tela

Forrar muebles con tela es un recurso que, bien ejecutado, puede darnos resultados decorativos sorprendentes por muy poco dinero. Echa un ojo a estas fotos y verás que muchos grandes decoradores recurren a forrar muebles con tela, como consolas, mesitas auxiliares o cómodas, cuando no encuentran la pieza que buscan o cuando quieren aprovechar alguna pieza existente dándole un aire nuevo.

Los decoradores del equipo de Pencil and Paper Co utilizaron un estampado de Schumacher de inspiración animal para forrar con tela esta consola. Los complementos de estilo oriental crean un interesante contraste de estilos y colores.

Este es otro ejemplo de consola forrada con tela. Lo hemos encontrado en  la revista Coastal Living. En este caso se eligió un estampado de espiguilla con la idea de crear un mueble bar con un sutil aire náutico.

Si te gusta esta idea de forrar muebles con tela puedes encargarlo a un profesional o intentar tu propio proyecto DIY, lo que te ahorrará dinero y puede darte la satisfacción de haberlo hecho tú mismo. Este mueble de cajones que se utiliza aquí como auxiliar de un escritorio es en realidad una sencilla cómoda Rast de Ikea, que cuesta 25 euros. Si quieres ver fotos del proceso paso a paso, pincha aquí.

Y, por supuesto, si te gustan los muebles forrados con tela siempre tendrás la opción de comprarlos directamente así, como esta cómoda forrada en lino con cientos de tachuelas. El dormitorio es obra de la interiorista Melanie Turner. ¿El precio de la cómoda? En consonancia con la espectacularidad de la pieza.

Tela de cáñamo: la supertela

Como el lino, la tela de cáñamo ha sido conocida y utilizada desde hace miles de años. Su uso comenzó en las civilizaciones milenarias asiáticas, especialmente de China y Oriente medio. Con el lino comparte el cáñamo muchas de sus cualidades: es superecológico, hipoalergénico, transpirable, muy versátil y extremadamente resistente.

Si te estás preguntando ya si la fibra de cáñamo procede de la misma planta que la marihuana, la respuesta es ¡NO! Son dos variedades totalmente diferentes de la planta de cannabis, aunque sus hojas pueden resultar parecidas. Lo importante es que el cáñamo no tiene THC, que es el ingrediente psicoactivo de la marihuana.

Sofá de Blasco & Blasco con funda de tela de Cáñamo de la misma firma. Salón decorado por Marta de la Rica.

Muy sostenible

Al cáñamo se le considera una “super fibra” para el medio ambiente. El tejido se obtiene de la planta llamada cannabis sativa, una planta de crecimiento muy rápido (se puede recoger en tan solo 100 días) y de altísimo rendimiento. Para entenderlo, se calcula que con la misma superficie de cultivo se obtiene un 250% más de fibra de cáñamo que de algodón, y un 600% más comparado con el lino.

La planta de cáñamo no agota el terreno, al revés, aporta materia orgánica rica a la capa superficial del suelo y ayuda a mantener la humedad.  Sus raíces, que se anclan fuertemente al suelo, evitan la erosión casi tanto como las raíces de los árboles de un bosque. Y tiene más ventajas para el medio ambiente: el cáñamo no requiere pesticidas ni herbicidas, ya que atrae pocas plagas y la propia planta impide que crezcan malas hierbas a su alrededor. Por todo esto, el cáñamo es posiblemente el tejido más ecológico del mundo.

Por sus cualidades, el cáñamo encaja con un estilo de vida más ecológico

Las cualidades únicas de la tela de cáñamo

Además de ser una fibra respetuosa con el medio ambiente, la tela de cáñamo posee muchas propiedades que la convierten en una opción altamente recomendable:

-La tela de cáñamo tiene un aspecto muy similar al lino y coincide con él en su capacidad de mejorar con el tiempo y de hacerse aún más suave con cada lavado.

-También comparten estas dos telas su fortaleza y dureza: una fibra de cáñamo es ocho veces más resistente que una de algodón (tanto, que se ha empleado cáñamo durante siglos para elaborar las velas y los cabos de los barcos de la marina).

-Pese a su resistencia, la tela de cáñamo es suave al tacto, hipoalergénica y su roce no irrita la piel.

-La tela de cáñamo resulta muy transpirable y absorbe rápidamente la humedad, por lo que evita el moho.

-Pruebas en laboratorio han confirmado sus propiedades antibacterianas ya que destruye muchos tipos de bacterias cuando entran en contacto con ella.

-Es un tejido muy resistente a los rayos UV y aislante, por lo que refresca en verano y es cálido en invierno.

tela de cáñamo

Aunque el cáñamo no se tiñe tan facilmente como otros tejidos, algunos fabricantes lo ofrecen en colores de tendencia. Estos son ejemplos de la tela Provence (cáñamo 100% ) de Blasco & Blasco.

Y frente a tantas cualidades maravillosas, como puntos no tan positivos debemos señalar que, igual que sucede con el lino, el cáñamo se arruga con facilidad, algo que debe tenerse en cuenta porque a no todo el mundo le gusta el toque informal que esto aporta al decorar.

Y otro punto importante: el tejido de cáñamo no es fácil de teñir, por lo que no esperes encontrarlo en infinidad de colores. Al lavarlo hay que tener esto en cuenta también y hacerlo siempre en agua fría para proteger su color.

Telas para cuartos infantiles

Como en cualquier otra habitación, en los cuartos infantiles las telas juegan un papel clave.

Sea niño o niña, casi un bebé o ya un adolescente, y sea cual sea su estilo decorativo, desde romántico a minimalista, de princesa o de DJ, hay algo que todos los cuartos infantiles comparten: las manchas. A lo largo de los años irán cambiando de las de crema de pañal o biberón a las de rotulador o ketchup, pasando por plastilina o chocolate.

Por eso, a la hora de elegir las telas para nuestros hijos, además de estilo (los colores y estampados pueden ser ilimitados), debemos buscar telas que soporten mucho “trote”. Para ello, hay que fijarse en varias características: durabilidad, resistencia, lavado y uso recomendado por el fabricante.

Aquí te contamos las características de varias telas recomendables por sus características para los cuartos de los niños:

Loneta de Algodón: Todo un clásico en los cuartos infantiles. Versátil y práctica, la encontrarás lisa o estampada con infinitos motivos. Es un tejido de peso ligero o medio, que puede lavarse generalmente en casa. Es importante lavarla antes de confeccionar cualquier cosa con ella, ya que puede encoger. En cuanto a los usos, vale para casi todo: cabeceros, cortinas, tapizado de sillas, cojines, colchas…

Las cortinas se han confeccionado con una resitente loneta. Via: AD

Chintz. Es un tejido de algodón con un acabado lustroso, que suele ir perdiendo con el lavado en casa. Para mantenerlo, debería limpiarse en seco, una opción que puede ser engorrosa en un cuarto de niños. Puedes encontrarlo liso o estampado, es muy popular en muestrarios infantiles y muchas veces ya está tratado para repeler las manchas. Es una tela ligera, recomendable para tapizar pequeñas piezas, en cortinas, estores y cojines.

Con chintz pueden confeccionarse plaids, edredones o cojines. Para más seguridad elígelo con tratamiento antimanchas.

Terciopelo. Puede aportar a los cuartos infantiles su toque lujoso y un tanto excéntrico. Y aunque parezca delicado, es un tejido pesado y puede ser altamente resistente. Los encuentras de muchos tipos y calidades, que requieren métodos de limpieza diferentes. Lucirán increíbles en cortinas, colchas, cabeceros, cojines y como tapicería para sillones, sillas… Descubre más sobre las cualidades y cuidados del terciopelo, pinchando aquí.

Un fondo verde agua con un toque de terciopelo mostaza. Via: Instagram

Lino. Es común pensar que es una tela poco resistente y, sin embargo, es una tres veces más fuerte que el algodón. Y tiene otras cualidades que lo hacen recomendable para un cuarto infantil: es confortable, tiene un look casual y desenfadado, no se deforma ni se llena de horribles pelotillas con el roce. Además, se puede lavar en casa. Pero puede resultar algo más difícil de planchar que otras telas y se arruga fácilmente. Puedes usarlo para casi todo en un cuarto infantil: cortinas, estores, ropa de cama, cojines y como tapicería de cualquier pieza. Descubre más sobre el lino, pinchando aquí.

El lino lava bien y es antialérgico. Aquí se ha elegido lino en tonos crudos para la cama y el estor.

Denim. El tejido de algodón con que se confeccionan los vaqueros es una opción fantástica para una habitación de niños. Resistente como pocos, no tiene casi ningún mantenimiento. Para limpiarlo, haz lo mismo que con cualquier prenda vaquera. Hay denim más ligero que puede usarse incluso para fundas de edredón. Los más pesados funcionan muy bien como tapicerías de cabeceros, pufs, etc.

Pana. También suele elaborarse con algodón. En los cuartos infantiles aportará su rica textura y una buena resistencia. Es de esos tejidos que con el uso, adquieren una “pátina” y un aspecto acogedor. Se puede lavar en casa en programas suaves. Muy apropiado para colchas estructuradas y como tapicería en cabeceras, sillones, sillas, pufs…

Via: Pottery Barn