Sofás de TV inolvidables

Algunos sofás de series o programas de televisión llegan a convertirse casi en personajes. Por eso hemos querido reunir en este post algunos de los que más nos han marcado:

El sofá de ‘Cuéntame’

Esta serie recorrió las últimas décadas del siglo pasado en España (empezando el año de la victoria de Massiel en Eurovisión, en 1968). Al éxito de la serie contribuyeron enormemente sus decorados. El equipo encargado de ellos tenía que ir plasmando los cambios en las calles, comercios y, sobre todo, el piso de los Alcántara durante lustros.

Muchos de los muebles y complementos que veíamos en pantalla los encontraban los encargados de decoración en El Rastro madrileño, en almonedas, incluso en la casa de sus abuelas y hasta en contenedores. Otros los fabricaban ellos mismos inspirándose en revistas y fotos de cada época.

Y el sofá del salón era casi como un protagonista más, que iba cambiando con los años y las distintas situaciones que vivía la familia, empezando por el modesto sofá de sky de San Genaro.

El sofá de la serie Friends

El punto de reunión de todos los personajes de la serie Friends (NBC) fue siempre el sofá del café de Cental Perk. En este sofá naranja de estilo clásico indescriptible vimos a los personajes charlar de sus cosas durante los 10 años. Nadie les quitaba el sitio.

Cuando la serie terminó, el sofá fue subastado junto a otros elementos como el marco amarillo chillón de la puerta del apartamento de Monica, que enmarcaba la mirilla. Las malas lenguas dicen que en realidad el sofá subastado fue una réplica, ya que el original estaba demasiado desgastado.

Los sofás de ‘Gran hermano’

Dice Wikipedia que Gran Hermano es el concurso de telerrealidad con más ediciones de toda la historia de la tele en España, hasta ahora van 17. La casa ha ido evolucionando con el tiempo en función de las necesidades del programa y también de las modas. Así que sus sofás son un poco como el sofá de los Alcántara: muestran los cambios y las tendencias desde su primer programa en 2000.

Los sofás de “la vida en directo” empezaron con un trío de lo más simple para irse sofisticando en cada edición. Cada vez han tenido más diseño, más marca detrás, más anuncios y promociones, y algunos han acabado en Wallapop.

 

El sofá de ‘Los Simpson’

Imposible no incluir a Los Simpson hablando de sofás de televisión. Su importancia es tal que en la cabecera de cada capítulo (desde 1989) la familia protagonista se reúne en él de una forma distinta. Esta forma de empezar la serie se debe a una cuestión económica, ya que cambiando solo dos detalles (la frase de Bart y la escena del sofá) cubren un minuto y medio de cada capítulo ahorrando mucho en animación.

Además, gran parte de la vida de Homer transcurre ahí y por eso el sofá tiene marcada la forma de su trasero. Así que el desgaste y el color anaranjado son dos características que comparte con el sofá de “Friends”.

 

El sofá de ‘The Wire’

Esta serie de culto (dicen que es una de las favoritas de Obama) cuenta también con un icónico sofá naranja, que es sin duda un elemento destacado y fijo de la serie, un punto de conexión entre muchos de sus personajes.

El sofá tiene su propia historia, ya que lo encontraron en un vertedero cuando exploraban las calles de Baltimore, donde transcurre la serie, para grabar el piloto. El destartalado sofá se convirtió en una de las piezas centrales de este primer capítulo. Sin embargo, al acabar la grabación, lo volvieron a arrojar al contenedor.

Un mes después, con el piloto ya aprobado, volvieron a buscarlo, pero el sofá ya no estaba. Así que no tuvieron más remedio que encargar uno igual, lo que supuso fabricar primero el marco, localizar el terciopelo naranja, que solo encontraron en un fabricante londinense, tapizarlo… y a continuación envejecerlo, rasgarlo y sacarle el relleno. Se gastaron 5.000 dólares.

 

El sofá de ‘The Big Bang Theory’

Este sofá de tres plazas es importante porque tiene un sitio exclusivo reservado para Sheldon Cooper, quizás el personaje más maniático de toda la televisión. NADIE puede sentarse ahí.

También en este sofá ocurren muchos de los grandes momentos de la serie, cuando cenan los protagonistas o echan una partida.

El sofá de ‘Las chicas de oro’

En el 6151 de Richmond Street, Miami, Florida, vivían tres viudas y una divorciada que han marcado definitivamente la historia de la televisión.

Blanche, Dorothy, Rose y Sophia (tras el incendio del asilo Prados Soleados) compartían este chalet y su enorme e inolvidable salón. Decorado con un estilo ochentero, floreado y pop, muy de la Florida de los años 80. Destacaba en él su “tresillo de mimbre”, donde se reunieron durante décadas estos cuatro maravillosos personajes.

En él tuvieron lugar escenas memorables, como el homenaje que rinde la Unión Soviética a Rose por su contribución al desarme nuclear, considerándola una niña de preescolar.

The following two tabs change content below.

Concha Sanz Montero

Escribiendo en DecorandoConTelas desde enero de 2016.

Latest posts by Concha Sanz Montero (see all)

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply

    Protected by WP Anti Spam