Browsing Tag

Ideas Deco

Claves hygge para una casa feliz

“La felicidad no se logra con grandes golpes de suerte que ocurren pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días”, dijo Benjamin Franklin. Así que es probable que la felicidad nos encuentre en casa, si ponemos de nuestra parte para crear una casa feliz…

Los daneses usan una palabra, “hygge”, de difícil traducción al español, que quiere decir algo así como “gente feliz en un hogar acogedor”. Hygge no hace referencia a un estilo de decoración concreto, sino a una actitud en y hacia la casa, propia de los países escandinavos. Para entenderlo, piensa en esto: en los catálogos del gran gigante sueco de la decoración, ¿qué es exactamente lo que te gusta: los muebles o esas puestas en escena tan acogedoras, en las que siempre vemos personas disfrutando de su casa?

casa felizUn hyggekrog es un rincón como éste, con unas butacas Hilton, donde ser feliz en casa. Via: El Mueble

Estas son las claves hygge para una casa feliz:

  1. Haz que la decoración de la casa sea importante para ti y tu familia. No es casualidad que los daneses hayan exportado al mundo su estilo de decoración y su concepto “hygge”. Aunque no todas las casas allí son como las que vemos en las revistas o en los catálogos, la mayoría de las familias nórdicas ponen mucho interés y cuidado en la decoración de sus casas, de las que se sienten orgullosos.
  1. Enseña a los niños a respetar la casa. No podemos impedir que los niños sean niños y que tengan juguetes, cuentos y un montón de cosas no siempre ordenadas. No hay problema mientras todo ese lío se quede en su espacio y ellos no conquisten toda la casa. Una amiga sueca me comentó que no entiende por qué muchos españoles llenan sus salones de juguetes. Y me dijo que le sorprende aún más que alguna vez le hayan dicho que eso es algo muy “nórdico”… “En Suecia tratamos de enseñar a nuestros niños desde muy pequeños que deben respetar la casa y los espacios de los adultos”.
  1. Potencia la luz. Una casa luminosa sube el ánimo a cualquiera. Sin embargo, los daneses sólo tienen cuatro horas de sol al día durante el invierno. ¿Su truco? Explotar al máximo la luz natural. La decoración escandinava, siempre luminosa y ligera, se apoya en colores como el blanco roto o el tono arena, matices cálidos del blanco que no resultan fríos ni grises. También puedes recurrir a espejos, situados estratégicamente para duplicar las vistas de una ventana o para atraer la luz hacia un rincón oscuro.

Potencia la luz natural y cuida la artificial. Via: ELLE Decor.

  1. Mima los pequeños detalles. Como son las pequeñas cosas las que nos hacen felices, una casa feliz no necesita ser una gran propiedad. Al revés, demasiado lujo no ayuda al hygge. Aprovecha lo que tienes y cuida los detalles. ¿Qué no cuentas con chimenea? Usa velas, un gran clásico del hygge y de la decoración escandinava, porque llenan de magia la casa. Buena música, lámparas de ambiente que den una luz cálida, fragancias para el hogar… Mima la casa y la casa te mimará a ti.
  1. Lleva la naturaleza a casa. Si tienes “mano verde”, seguro que tienes plantas de todo tipo en casa. Si tu mano no es tan verde, no renuncies: prueba con las suculentas o plantas como potos, ficus, cintas, drácenas o monsteras. Y si tu mano es negra en vez de verde… las flores frescas son lo tuyo. En cualquier caso, el verde es imprescinfible en una casa feliz porque sube el ánimo y alegra cualquier rincón.

Plantas y flores levantan el ánimo. Los sillones y reposapiés son de Blasco & Blasco. Via: Nuevo Estilo

  1. Rodéate de cosas que te hagan feliz. La cultura hygge consiste en crear un entorno propicio para ser feliz en casa. Y una forma de hacerlo es rodearse de cosas que nos recuerden buenos momentos. Puede ser una galería de fotos de nuestros viajes o un armario heredado cuyo olor a madera nos transporta a la casa de la abuela de nuestra infancia cada vez que lo abrimos.
  1. No gastes sin pensarlo bien. Los daneses no son nada gastosos. Suelen ahorrar para comprar buenos muebles o piezas de diseño, antes que comprar algo que realmente no les fascine solo porque es barato o tiene un descuento.
  1. Fuera desorden. Ordenar no solo mejora el espacio físico, también mejora nuestro espacio interior, nuestra mente. ¿Cómo vas a ser feliz si cada mañana pierdes 10 minutos buscando las llaves antes de salir? El primer paso para lograr una casa feliz y ordenada es “editar” nuestras pertenencias. Debemos quedarnos solo con lo que nos hace felices o resulta útil. El segundo paso es invertir en buenas soluciones de almacenaje (¿te suena esa sección del catálogo sueco?). Así podrás tener todo organizado y conseguir un espacio en calma quitando de la vista las cosas que crean desorden visual.

Una gran estantería ayuda a mantener el orden, una clave del hygge. Via: The Style Files

  1. Crea al menos un hyggekrog (un rincón especial donde sentirte feliz) en tu casa. Para algunos será un cómodo sillón junto a la chimenea donde leer tranquilamente. Pero para otros, su hyggekrog será un vestidor donde organizar toda la ropa y complementos, una pared con las fotos familiares o un escritorio perfectamente organizado para trabajar desde casa frente a una ventana.
  1. Encuentra tiempo para tu tribu… La buena compañía es la esencia del hygge y de una casa feliz. Deja a un lado el móvil y apaga la tele, para disfrutar de un plan de sofá, palomitas y peli con tus hijos. O reúne a tus amigos para compartir una cena deliciosa y un buen rato de charla.

Una casa feliz se comparte con buenos amigos. Via: The Jungalow

¿Será el hygge la razón por la que los daneses son los más felices del mundo? Seguro que allí se sorprenden cuando ven que muchos extranjeros tratan de copiar sus casas a base de velas, plaids de lana y adornos de estilo nórdico, sin entender que hygge es mucho más. Es una forma de (buena) vida, una manera de crear una casa feliz y compartirla con los demás.

Si te ha gustado este post, seguro que te interesa “10 mandamientos decorativos wabi sabi”

 

El Efecto Wow en decoración

En inglés existe la expresión “Efecto Wow” o “Wow Factor” que se aplica a muchas áreas, y resulta especialmente interesante en decoración: sucede cuando entras en una casa, en un hotel o en cualquier habitación y exclamas eso: “¡wow!… Definir el concepto, sin embargo no es nada fácil. El efecto wow no tiene nada que ver con brillos, ostentación o derroche. Va más por el camino de la sorpresa, las sensaciones o la personalidad. No está relacionado directamente con el dinero ni con lo maravillosa que sea la propia casa. La prueba: ¿alguna vez has estado en una casa con, por ejemplo, una arquitectura o unas vistas increíbles, decorada de tal manera que han arruinado ese efecto wow?

Una serie de enormes lámparas multiplica el efecto wow de este comedor. Via: Martyn Lawrence Bullard

Sin personalidad no hay efecto wow. Las casas decoradas sin personalidad son esas que se parecen tanto unas a otras. Tampoco son muy originales las casas que solo son funcionales, porque resultan bastante aburridas. Y si tu casa está “amueblada” de una sola tienda, igual da que sea toda de IKEA que de una marca de diseño carísima, parecerá un escaparate, predecible y monótono. La buena noticia está en que la personalidad no es cuestión de dinero, por eso nunca aparece en un presupuesto.

Aquí tienes cinco formas reales de conseguir el efecto wow en una habitación:

Arte. Convertir un buen cuadro en el centro de atención de una habitación es una forma infalible de lograr el efecto wow. Para lograrlo exhibe la obra sin que tenga que competir con el color de las paredes, los muebles u otros objetos decorativos. Para que acapare toda la atención rodea esa obra excepcional de blanco, así atraerá todas las miradas.

El cuadro resalta en la pared blanca. Es de un amigo del propietario de la casa, Kiran Dufault. Bajo él, dos sencillas taquillas de Ikea también blancas. Via: New York Times

Papel pintado. El papel pintado derrocha personalidad. No los de florecitas o pequeños lunares ​​en boga en casas de las abuelas, sino los de diseños más grandes, texturizados y con fuerza decorativa. Con ellos, el efecto wow está garantizado.

efecto wowEste papel pintado hace que parezca que estamos en un invernadero. Es un diseño de NLXL distribuido por Blasco & Blasco.

Objetos únicos. Los objetos creados en serie no aportan mucho “wow”. La decoración gana interés con los hallazgos exóticos traídos de viajes (no valen souvenirs), los descubrimientos de mercadillos y almonedas, las herencias familiares… Con todo aquello no convencional capaz de contar una historia.

Aquí no encontrarás ni un solo objeto convencional… Via: Pinterest

Pintura. Esta es una buena manera de lograr el efecto wow. Se trata de una solución muy efectiva y refrescante tanto para paredes como para algún mueble. Es como magia a un precio asequible. Sin embargo, dar con el color adecuado requiere esfuerzo, documentación y quizás asesoramiento. No se trata de lanzarse, pantonario en mano, sin ningún criterio. Pinterest puede ayudarte a seleccionar y hacerte una idea de cómo quedará la habitación o el mueble que quieres transformar.

La pintura verde de la pared dispara el interés decorativo de esta habitación. Una decisión valiente y acertada de Ann Lowengart

Plantas y flores. El objetivo es meter parte de la naturaleza dentro de casa. Las flores y las plantas tienen enorme atractivo decorativo y mejoran nuestro estado de ánimo, por lo siempre logran un “wow”. Juega con su escala, no vale un tiestecito, la tendencia actual requiere grandes plantas de interior, árboles incluso, como el Ficus Lyra.

Un gran ficus lyra consigue un enorme “wow”. Via: Apartament Therapy

¿Buscas más inspiración? Echa un ojo a nuestros posts “Los 10 mandamientos wabi sabi en decoración” o “Decorar con colores”.

Por supuesto, estas vistas tienen el efecto wow, pero la decoración puede lograrlo en habitaciones menos “afortunadas”. Un buen ejemplo es esta habitación infantil de abajo, unas baldas que cubren toda la pared mostrando coloridos libros infantiles también logran un “Wow”. 

 

 

Pon una chaise longue en tu casa

Desde las alcobas francesas la chaise longue se abrió paso hasta los salones o cuartos de estar, y hoy ha llegado incluso hasta las entradas de nuestras casas. Nunca ha abandonado su aire decadente, pero sí ha modificado su diseño adaptándose a los gustos actuales.

Su principal ventaja está en la versatilidad. En poco espacio pueden acomodar a dos personas sentadas, dependiendo del diseño, por lo que son una gran alternativa a los bancos. Colocada en un rincón desaprovechado de una habitación o en la entrada, junto a una mesita, crean un espacio funcional que se puede disfrutar mucho.

chaise longue de Blasco & BlascoLos mejores aliados de una chaise longue son un cojín, como este de ikat, y una manta, como ésta con tela de Serendipity Fabrics. Via: Nuevo Estilo

La coloques donde la coloques, una chaise longue siempre dará un toque glamuroso a la decoración. Para elegirla bien debes tener en cuenta dos cosas: su estilo y las opciones de diseño.

Estilos de chaise longue

Chaise longue antigua o diseños clásicos. Verdaderas antigüedades o réplicas basadas en diseños antiguos, son piezas suntuosas, de patas talladas, líneas redondeadas, acabados dorados , tapicerías en terciopelo o seda, cojines supermullidos y muchas veces con capitoné. Las buenas piezas tienen un aire entre decadente y lujoso…

Una chaise longue de anticuario en una decoración contemporánea. Photo by William Waldron

Chaise longue moderna. Estrictamente, los diseños modernos son propios del siglo XX (hasta aproximadamente 1970). Los diseñadores de este movimiento moderno crearon algunas chaise longue icónicas, que siguen en producción hasta hoy. La clave del estilo está en la eliminación de elementos superfluos, como los adornos, con el objetivo de optimizar forma y función. Buenos ejemplos son la archifamosa Chaise Longue de Le Corbusier (Suiza, 1887-1965); La Chaise, del matrimonio Eames, presentada en 1948; o el diván Barcelona, de Ludwig Mies van der Rohe, diseñado en 1930, como una evolución de su también mítica silla Barcelona. Los diseños originales son un verdadero lujo y una buena inversión. Copias hay muchas, realizadas con mayor o menor fortuna…

Diván Barcelona, de Ludwig Mies van der Rohe. Via: My Domaine

Chaise longue contemporánea. Cuidado con no confundir estilo “moderno” y “contemporáneo”. Este último engloba los diseños realizados desde 1970 hasta la actualidad. El estilo contemporáneo es esencialmente ecléctico, se inspira tanto en las vanguardias como en el estilo clásico. Por eso, las chaise longue actuales toman prestados elementos de estilos y épocas diferentes. Suelen ser piezas de corte tradicional, pero con líneas simples y robustas. Comparten con los diseños modernos su falta de ornamentación. Priman ante todo la comodidad y funcionalidad, por eso muchas veces están vestidas con fundas.

Una gran chaise longue de estilo contemporáneo hace también la función de sofá y no entorpece las vistas. Via: dlrhein.com

El diseño

Hay algunas variables cuando se trata de elegir una chaise longue, especialmente relativas a los brazos y el respaldo.

Con o sin brazos. Lo más tradicional es una chaise longue con un brazo en un solo lado. Pero también las hay con dos brazos, altos o bajos, o sin brazos. Las versiones sin brazos son muy elegantes, tienen menos peso visual y pueden colocarse en cualquier orientación.

Una sencilla versión sin brazos con un atractivo tapizado. Foto Anders Schønnemann. Via: House & Garden

Brazo a la izquierda o derecha. Debes tenerlo en cuenta dependiendo de la configuración de tus muebles (y quizás también si eres diestro o zurdo)… Con un solo brazo pueden limitarte si quieres cambiarla de sitio. Los fabricantes suelen dar las dos opciones cuando encargas la chaise longue.

chaise longue de Blasco & BlascoCon respaldo y brazo a la izquierda. Modelo Colette de Blasco & Blasco.

Respaldo. Habitualmente una chaise longue tiene un respaldo, recto o inclinado. También hay modelos con dos respaldos, que pueden ser muy útiles cuando se quiere que sirvan también como asiento para dos personas.

Una chaise longue sin brazos y con dos respaldos. ¿La usarías para dos? Via: House Beautiful

Sobre la palabra “chaise longue”

Chaise longue, escrito así de acuerdo a la RAE, significa “silla larga” en francés. Quizás por eso la asociamos a este país, pero realmente nació en el Antiguo Egipto. En español también las llamamos “meridianas”, definidas como una “ Especie de sofá sin respaldo ni brazos, que se utiliza como asiento y también para tenderse en él”.

Sea como sea, este cruce entre cama y sillón se popularizó en Francia en el siglo XVIII, reinando Luis XIV, como una pieza destinada a los dormitorios, el asiento perfecto para descansar sin llegar a tumbarse. Y desde allí se extendió por Europa.

chaise longue de Blasco & BlascoUna chaise longue Liberty de Blasco & Blasco crea un rincón de lectura en este dormitorio. Via: Nuevo Estilo

Igual también te interesan nuestras guías esenciales sobre sofás chester o sofás XXL.

Combinar telas estampadas

Combinar telas de diferentes estampados es realmente un arte. En decorandocontelas.com no creemos en esos posts que dicen “cinco trucos para combinar estampados como un pro”. Lo que vas a encontrar aquí son consejos, fotos e inspiración para que salgas de tu zona de confort y empieces a jugar con los estampados, no solo en cojines, también en cortinas, tapicerías, cabeceros… ¿Quién sabe? Igual te despertamos ese decorador que todos llevamos dentro…

Acertar al combinar telas estampadas multiplica el interés decorativo de cualquier habitación. Via: House Beautiful

El color. Elegir un solo color para todos los estampados logrará que hasta los motivos más dispares parezcan hechos el uno para el otro. Es la forma más fácil y básica de acertar al combinar telas diferentes. Pero si quieres ir más allá e introducir más colores, te vendrá bien este consejo que no es tan evidente: Siempre debes mantenerte en la misma intensidad de color. Rayas, estampados étnicos, cuadros o florales trabajarán en equipo si sus colores se mantienen dentro del mismo matiz. Dicho de otra forma, no se deben mezclar colores apagados con brillantes, o juntar colores pasteles con colores primarios.

combinar telas. Serendipity FabricsUn solo color es la forma más fácil de combinar telas de estampados diferentes, como estas de Serendipity Fabrics.

Las combinaciones impares. Parece que los números impares, y especialmente el 3, funcionan mejor al combinar telas de estampados diferentes. Es así porque con tres estampados tenemos suficiente para hacer una combinación interesante, pero no tantos como para que el resultado se vea demasiado abigarrado
Apuesta por el tres o combinaciones impares. Via: House Beautiful

El equilibrio entre estampados. Los estampados que elijas deben complementarse. Si uno es abigarrado, conjúgalo con otro más ligero visualmente. Para empezar a trabajar, elige un estampado que te apasione, y úsalo como nexo para los demás que vayas añadiendo. Así todos tendrán algo de esta tela que tanto te gusta. La intensidad de los estampados debe equilibrarse. Via: Katie Hodges

Un toque de caos. Kathryn M. Ireland, una de las más reconocidas diseñadoras de interiores estadounidense, dice: “Huye de que todo esté supercoordinado. Al revés, cuando no pega, es cuando más pega”. Sus fantásticos interiores y los honorarios millonarios que le pagan sus clientes por descoordinarles las mansiones, le dan la razón. Echa un ojo a su web para comprobarlo:

La decoradora Kathryn M. Ireland es reconocida por combinar telas de estampados muy llamativos.

La distribución. Al combinar telas también hay que tener en cuenta cómo se distribuirán en la habitación. Lisos y estampados deben fluir por todo el espacio, no pueden concentrarse en una única área.

Distribuye los estampados por toda la habitación, como en este dormitorio decorado por Amber Interiors Design

La regla del 60-30-10. Ya hablamos de la regla del 60-30-10 en otro post. Funciona en muchos aspectos de la decoración de interiores. En este caso, impleméntela así: 60% para el estampado que más te guste, 30% para un segundo estampado, y 10% para un tercer estampado que funcione como contraste.

Un estampado debe llevar el 60% del peso. Via: House Beautiful

Aprovéchate de los profesionales. Combinar telas de diferentes estampados es tentador, pero, no nos engañemos, requiere tiempo y dedicación. La buena noticia es que muchos editores textiles hacen todo ese trabajo por ti. Busca esos muestrarios en los que han combinado con ojo experto telas de colecciones diferentes que funcionan muy bien juntas. Normalmente agrupan las telas por colores, mezclando lisos y estampados y añadiendo telas con textura. Así solo tendrás que decidir la paleta de colores que te gusta y tendrás ya una combinación armoniosa de diferentes estampados.

combinar telas. Serendipity FabricsLos muestrarios de los editores textiles incluyen combinaciones de telas de colores, estampados y texturas diferentes que funcionan muy bien juntas. Este ejemplo es de Serendipity Fabrics.

¿Quieres más ideas o inspiración? Puedes mirar estos posts: Colores intemporales para tapizar sofás o Acertar al elegir una tela.

Cómo decorar un comedor con sillas y mesas diferentes

Saber cómo decorar un comedor sin caer en el aburrimiento del “todo coordinado” pero sin estrellarse con combinaciones inverosímiles es todo un reto. Está claro que los sets de muebles de comedor están más que desfasados. Nuestras madres o abuelas lo tenían muy fácil, iban a una tienda, elegían una mesa con sillería a juego, y su único desafío era el del presupuesto.

Hoy no. Mezclar estilos en mesa y sillas añade interés decorativo, incluso proporciona un toque de sorpresa, pero hacerlo bien requiere un esfuerzo extra y cierto criterio. No todo funciona. Una mesa puede casi literalmente matarse con unas sillas. Así que antes de invertir en un conjunto de sillas de comedor o una nueva mesa, asegúrate de tu decisión.

sillas-comedor1Mesa Tulip ovalada de Eero Saarinen con las sillas Executive. Via: House Beautiful

Además de lograr un buen resultado estético con la mesa y las sillas, también hay que considerar otros factores al pensar cómo decorar un comedor, por ejemplo, el espacio disponible, el número de personas que lo usarán, su edad (¡sobre todo si hay niños!) o incluso su tamaño (que no todas las personas somos iguales…). Y por supuesto, la comodidad y la calidad de los muebles que compres.

Opciones puede haber mil, más o menos rompedoras, pero hay cinco consejos que te ayudarán mucho para entender cómo decorar un comedor mezclando estilos diferentes en mesas y sillas:

1.Busca un elemento común. Si combinas una mesa de diseño con unas sillas clásicas puedes conseguir un resultado impactante. El truco es unir piezas que compartan algo. Para una mesa de líneas muy rectas busca sillas de patas o respaldo recto. Para una mesa redonda busca unas sillas que compartan curvas con ella, como en este comedor de Andina y Tapia.

cómo decorar un comedorEl estudio Andina & Tapia coordina aquí una mesa contemporánea en acero y cristal lacado con unas sillas de comedor de aire clásico, modelo Lord de Blasco & Blasco, que comparten sus líneas redondeadas. Via: Nuevo Estilo

2. El tamaño… Pues sí, importa. Tiene que haber proporción. Unos 55 cm es el ancho habitual para una silla. Cuando la mesa es muy grande o el comedor es de generosas dimensiones, las sillas deben ser algo más anchas de lo habitual o elegir modelos con brazos. Y si la mesa es pequeña, tendrás que elegirlas proporcionadas, teniendo en cuenta que el ancho mínimo para una silla de comedor son 40 cm, por debajo de esto, ni tu amiga de talla 36 podrá sentarse cómodamente. Y siguiendo con las medidas, la altura del asiento suele estar entre 45 y 48 cm, mientras que el alto de la mesa ronda los 75 cm. Aunque en general las sillas y mesas tienen alturas estándar y no suele haber problemas, debes chequear que sentado no quedes ni muy alto ni muy bajo, y que las sillas puedan acercarse a la mesa sin chocar, por ejemplo, los brazos con el tablero.

sillas-comedor3El Estudio Melián Randolph domina las reglas de cómo decorar un comedor. Éste es un gran ejemplo de conjunto proporcionado, compuesto por una mesa ligera con unas sillas de comedor también ligeras. Además, mesa y sillas combinan líneas rectas con detalles sinuosos.

3. Haz que encajen. Las sillas tampoco tienen que ser todas iguales entre sí, pero sí armonizar. Por ejemplo, un conjunto de sillas antiguas de diferentes estilos funcionará si todas tienen la misma madera desgastada. O unas sillas descabaladas quedarán bien juntas si las pintas del mismo color o si las tapizas con la misma tela. El efecto en este caso será siempre muy bohemio o vintage.

sillas-comedor4La tela de Suzani es el elemento que unifica dos modelos de sillas distintas y un par de butacas en la cabecera en este comedor. La mesa es de Restoration Hardware. Via: Country Living

4. Primero elige la mesa. ¿Por qué? Porque el primer paso a la hora de decorar un comedor es valorar el espacio disponible y cuántas personas lo utilizarán, y esto depende más de la mesa que de las sillas. Con las sillas se puede jugar, combinando varios estilos si hacen falta más, añadiendo unas butacas en la cabecera o reubicando un par de ellas en otra habitación si sobran.

sillas-comedor5El espacio define el tamaño de la mesa. Elegir primero ésta te facilitará el trabajo. Via: Veneer Design

5. Mezcla sin miedo. Porque si te quedas a medias, y eliges sillas que no conjuntan con la mesa pero no son demasiado diferentes, el resultado no solo resultará ñoño sino que parecerá ¡un error! Al decorar un comedor siempre tiene que haber cierta “tensión visual no resuelta” entre la mesa y las sillas.

sillas-comedor6Una mesa lacada en blanco con unas sillas en bambú. Una mezcla valiente de estilos, materiales y colores. ¿La clave? Las curvas. Via: Studio McGee

Si te ha gustado este post sobre cómo decorar un comedor con sillas y mesas diferentes, puede que te interese leer sobre cómo amueblar un salón en 10 pasos.

 

Lino en la cama, el baño y la mesa

En este post anterior contamos las muchas aplicaciones del lino en decoración. Ahora vamos a ver otros usos de esta tela en casa, lo que siempre se ha llamado “lencería de hogar”. De hecho, la etimología de la palabra “lencería” nos lleva hasta el latín “linteum”, que significa “tela hecha de lino”. Y en inglés es más evidente aún la relación del lino con la casa, ya que la palabra “linen” se refiere igual a lino que a la ropa de hogar.

Ya hablamos antes de las muchas cualidades del lino, y también de su historia, anterior incluso a la de la rueda. Pero aún quedan maravillas de esta tela por descubrir. Vamos a ver qué nos ofrece en la cama, el baño o la cocina…

cojines lino serendipity fabricsCojines en lino liso y estampado de Serendipity Fabrics. Via: Nuevo Estilo

En cojines y sábanas. Si las propiedades del lino lo convierten en la mejor opción para la ropa de cama, también lo hacen perfecto para cojines. Hay estudios que afirman que este tejido mejora la calidad del sueño, así que esto aplica también para las siestas en un sofá con cojines de esta tela.

linodeco2La ropa de cama de lino ayuda a dormir bien. Via: Remodelista

Consejo: Las fundas de cojín de lino quedan mil veces mejor con rellenos de plumas, ya que estos resultan muy moldeables y encajan a la perfección con la imagen relajada de este tejido. Si utilizas rellenos más rígidos, el efecto será el de un tablón forrado de tela.

linodeco3Via: Michael Rex Architects

Y en la cocina… Aunque no lo parezca, este tejido tan noble también tiene un lugar destacado en la cocina. Todas las cualidades de esta tela que te contamos en un post anterior son un tesoro para los amantes de los fogones. Ultrarresistentes, absorbentes, antibacterianos, sin soltar pelusas… los paños de lino son la aristocracia de los trapos.

linodeco4Prácticos, bonitos y duraderos. Via: Pinterest.

Y, por supuesto, el lino es el rey de la mesa. Las mantelerías de esta tela no conocen rival. ¿Sabías que en España “hilo” y “lino” han sido siempre palabras usadas como sinónimos a la hora de referirse a la mejor ropa de casa?

linodeco5Típicos paños de diseño francés. Via: Pinterest

Consejo: Reserva los trapos de lino para secar la vajilla y la cristalería más fina, y deja los de felpa o algodón para cacerolas, sartenes y otros usos más “de batalla”. Hasta hoy, ningún material ha superado a estos trapos a la hora de dejar los cristales impecables.

linodeco6Un mantel 100% lino para una mesa de aire contemporáneo. Via: Zara Home

O en el baño. Igual que en la cocina, el lino brilla especialmente en el baño. Las toallas de este material aprovechan una de sus características más increíbles: su gran capacidad de absorción. Esta fibra puede absorber humedad hasta un 20% de su peso en seco, y seguir resultando seca al tacto. Las toallas de nido de abeja tienen una superficie desigual en forma de panal. Esto da volumen a la toalla, lo que la hace aún más absorbente, pero sin perder sus propiedades de secado rápido y ligereza.

linodeco7Sus cualidades antibacterianas lo hacen perfecto para toallas. Via: Rough Linen.

 Consejo: Si te gusta el efecto Spa en casa, te encantarán las toallas de lino, porque secarse con una de ellas equivale a un suave pero eficiente masaje exfoliante, además de estimular la circulación sanguínea.

linodeco8Toallas de nido de abeja. Via: Shop Fog Linen

 

La tela de lino en decoración

Antiguamente, la tela de lino se reservaba sobre todo para toallas, manteles y sábanas, que se guardaban como tesoros familiares. Pero hace unos años este tejido milenario “salió del armario” para decorar cualquier rincón de la casa en forma de cortinas, tapicerías, cojines, fundas… Y tiene el éxito asegurado porque, además de sus muchas cualidades, su imagen casual y fresca se adapta igual de bien al estilo más clásico, como al más moderno.

tela de linoEl lino tejido tiene un acabado brillante que resalta todos los colores en que es teñido. 

Vamos a ver cómo decorar con lino y a proponer algún consejito para sacarle el máximo partido:

Cortinas y estores. Vestir una ventana con tela de lino es una opción estupenda porque filtrará la luz de una forma sutil y muy atractiva. Habitualmente, las cortinas de lino se forraban, pero en los últimos años han empezado a colocarse también sin forro. Si te gusta esta opción, que se ve más ligera y casual, ten en cuenta que lo que ganas en luz lo pierdes en privacidad. Y asume que el sol hará con ellas lo mismo que con tu piel: envejecerlas prematuramente. Algo que debes tener muy en cuenta si tus ventanas se orientan al sur o al oeste.

telalino2Caídas de lino sin forro. Via: Restoration Hardware

Consejo: Si vas a encargar tela de lino para confeccionar unas cortinas o unos estores, asegúrate de que sea apta para este fin, ya que los linos muy ligeros, que se usan para ropa o sábanas, no sirven para ventanas. Fíjate en la etiqueta del fabricante, donde normalmente se indica el uso para el que se aconseja cada tela.

telalino3Estores de lino en tono crudo. Via: El Mueble

Paredes: ¿Por qué no entelar las paredes con lino? Lograrás un buen aislamiento acústico y térmico, aprovecharás su capacidad de repeler el polvo y, sin duda, subirás varios niveles el impacto decorativo de la habitación.

telalino4Paredes enteladas con lino y rematadas con tachuelas. Via: Antonio Martins

Consejo: El lino no es precisamente barato, así que si te gusta el estilo, pero se te escapa de presupuesto, siempre puedes recurrir a un buen papel pintado que reproduzca la textura del lino.

telalino5Este tipo de papeles pintados puede ser una alternativa más asequible a entelar una pared con lino. Via: Twenty2

Tapicerías: La tela de lino es muy resistente al desgaste, no se deforma, repele el polvo, no hace pelotitas y es muy fácil de mantener. Sin embargo, no todos los linos sirven para tapizar. Chequea la etiqueta del fabricante, donde debe indicar que es apto para tapicería. Deberías encontrar algo así:telalino6

tela de linoButacas Hilton de Blasco & Blasco, tapizadas en lino. Via: El Mueble

Consejo: Fíjate en si el lino está mezclado con otras fibras y en qué porcentajes, porque esto varía sus cualidades. Puedes consultar este post para saber cómo reconocer la resistencia de una tela y saber qué indican esos famosos ciclos Martindale.

telalino8Ficha del lino Baleares de Blasco & Blasco

telalino9La bancada está tapizada con un lino con un estampado tribal. Via: Black Lacquer Design

Fundas de lino: Probablemente la tela de lino es la mejor opción para fundas de sofás, sillones y demás piezas de asiento por sus propiedades naturales. El lino tiene un grado de estiramiento que permite a la funda adaptarse a las curvas y recovecos de un sofá o butaca, a la vez que no se deforma. Su resistencia y durabilidad, además, lo hacen muy recomendable para asientos de mucho uso. En este post te contamos todo sobre las fundas de lino.

tela de linoUna funda de lino se adapta a las formas redondeadas de esta butaca sin deformarse. Via: Blasco & Blasco

Consejo: La suavidad y el aspecto de la tela de lino mejoran con el uso y con cada lavado, por lo que las fundas estarán cada vez más bonitas… Muchos linos pueden lavarse en lavadora, así que son más que recomendables en casas con niños o mascotas. Recuerda seguir siempre las instrucciones de lavado del fabricante.

telalino11Muchos linos se puede lavar en casa, una gran ventaja si se usan fundas en el comedor. Via: Pinterest

La próxima semana, más usos decorativos de la tela de lino. Aún queda mucho por ver.

telalino12Caídas de lino hasta el suelo para un salón de filosofía wabi sabi. Via: DecoCool

 telalino13Una pared entelada con lino hace innecesario el cabecero. Via: Y McFadden

 tela de linoButacas Juliette y reposapiés con fundas de lino blanco. Via: Nuevo Estilo

 

Cómo decorar el baño

Decorar el baño como un cuarto de estar puede parecer extravagante pero proporciona un extra de confort y su efecto siempre es “wow”…

decorar el bañoLa librería bajo la bañera, la alfombra y la butaca Arno de Blasco & Blasco logran ese efecto “cuarto de estar” en este baño decorado por Leticia Martín. Via: El Mueble.

Los cuartos de baño suelen ser las habitaciones a las que más metros se les “escatiman” y las que menos atenciones decorativas reciben. Sin embargo, esto está cambiando y los baños van ganando en importancia. Si el deseo de mucha gente pasa por tener un baño-spa, que desde luego es algo genial, nosotros vamos a ir un paso más allá para fijarnos en un concepto que empieza a convertirse en tendencia imparable: decorar el baño como si de un cuarto de estar se tratara.

La idea es convertir nuestro baño en un pequeño santuario que, además de servirnos para asearnos, nos ofrezca un espacio “exclusivo y personal” para vestirnos cómodamente, disfrutar de una manicura casera o aislarnos del mundo leyendo una revista mientras esperamos que se llene la bañera.

decorarbaño2Un sillón de cuero vintage potencia el efecto “cuarto de estar” en este baño. Via: Elle Decor

Por supuesto, es todo un lujo contar con un baño así, enorme y con grandes ventanas, como vemos en algunas fotos. Pero aunque no tengas excesivo espacio, si cuentas con un rincón suficiente, podrás colocar en él una apetecible butaquita o un pequeño banco, y ya solo con eso aumentarás muchos puntos el nivel “santuario” de tu baño.

decorarbaño3Sin ser demasiado grande, este baño de estilo rústico está decorado como un verdadero “cuarto de estar”, con alfombras, cuadros, cortinas y una butaca recuperada. Via: Higgings Architect

Decorativamente, funciona muy bien la idea de descontextualizar un mueble tapizado colocándolo en un cuarto de baño. Una descalzadora, un sillón o una chaise longue (incluso un sofá si hay espacio), subirán inmediatamente la “temperatura” decorativa del baño, que es por definición una estancia fría plagada de azulejos, mármol, acero y espejos.

decorarbaño4Descontextualizar un mueble crea un gran efecto al decorar el baño: Aquí, un sillón bergère de lo más clasico añade interés a este baño. También hace su función para dejar la ropa y gracias al pequeño taburete de jardín cuenta con una superficie de apoyo. Via: One Kings Lane

Consejos para decorar el baño con muebles tapizados:

  • Para piezas tapizadas puedes elegir telas “outdoor”, que resisten sin problemas la humedad. En los últimos años se han multiplicado las opciones de este tipo de telas, por lo que vas a encontrar telas de exterior con diseños tan bonitos como los de interior y con texturas muy similares.

decorarbaño5Este baño está decorado con muebles que normalmente no se relacionan con esta estancia: un armario oriental, una lámpara de araña y una pequeña chaise longue tapizada con capitoné. Via: House Beautiful

  • Otra buena opción es el lino o el cáñamo que aceptan muy bien la humedad. El lino tiene también cualidades antibacterianas, por lo que resulta idóneo para baños.
  • Las fundas son una opción excelente, ya que podrán lavarse y secarse bien cuando haga falta.
  • En los baños no sobran los metros, así que asegúrate de medir bien antes el espacio y cualquier pieza que vayas a poner.
  • Si tienes espacio pero tampoco te sobran los metros, busca piezas rectas sin brazos o con brazos estrechos.

decorarbaño6Una silla con funda sirve como asiento en esta zona de tocador y por su tamaño puede recogerse debajo del mueble. Via: Houzz

  decorar el bañoUna pequeña banqueta, como ésta modelo Austin de Blasco & Blasco, es suficiente para elevar el interés decorativo de este baño. Via: Nuevo Estilo

decorarbaño8Incluso terciopelo. En este baño se apuesta por una butaca con reposapiés en este tejido, que se completa con una alfombra, arte y lámparas de techo.Via: Elle Decor

 

Alfombras de esparto: ecológicas, artesanas y a la última

Igual que las humildes alpargatas llegaron a las pasarelas de alta costura gracias a Yves Saint Laurent, las sobrias alfombras de esparto se han hecho su hueco en la Alta Decoración de la mano de grandes decoradores españoles. Por supuesto, también gracias al empeño de unos pocos artesanos que han mantenido viva una tradición, la del esparto, que se remonta hasta la prehistoria.

alfombras de espartoUna gran alfombra de esparto en color natural en un salón contemporáneo. El esparto es versátil, ecológico, duradero y artesanal.

Lo primero: ¿qué es esparto?

Popularmente, se ha llamado “esparto” tanto a la planta de esparto propiamente dicha (Stipa tenacissima), también conocida como “atocha”, como al esparto basto, esparto de Aragón o albardín (Lygeum spartum). También usamos “esparto” para referirnos a la fibra obtenida de las durísimas hojas de estas plantas silvestres.

El esparto jamás se ha cultivado, la planta crece espontáneamente en espartales (o atochares) por el sudeste de España y áreas del norte de África. Desde siempre los campesinos han recolectado sus hojas, limitando sus cuidados a eliminar las hojas dañadas y las plantas viejas, y a mantener los espartales libres de otros matorrales que puedan haberlos invadido.

alfombrasesparto2El esparto es un producto 100% español. Grandes decoradores recuperaron esta artesanía cuando estaba a punto de desaparecer. Salón decorado por Isabel López Quesada.

El esparto es una planta de gran interés ecológico, ya que reduce la erosión del suelo y resiste la sequía sin problemas, incluso a pleno sol. Reduce la evaporación del agua gracias a su ancha copa, a la vez que sus hojas muertas actúan como esponja, favoreciendo el paso del agua de lluvia al suelo.

Esteras y alfombras de esparto hoy

Cuando el oficio de espartero estaba a punto de extinguirse hace unas décadas, surgieron un puñado de artesanos y creadores que recuperaron esta antiquísima tradición española.

alfombras de espartoLas alfombras de esparto, como ésta de Blasco & Blasco, han llegado a los ambientes más contemporáneos actualizadas con nuevos colores y grandes formatos, sin perder sus cualidades naturales. Salón de Belén Domecq en Casa Decor 2016.

Las actuales alfombras de esparto son verdaderos objetos de deseo, presentes en casas magníficamente decoradas, como vemos en todas estas fotos.

Tienen el atractivo de lo hecho a mano, con tiempo y dedicación, siguiendo técnicas tradicionales. Pero las alfombras de esparto también se han actualizado y adaptado a las tendencias en decoración: pueden realizarse en atractivos colores, variando su formato y tamaño según las necesidades del espacio. Por eso, cada alfombra es única.

Y todo ello sin perder las cualidades del esparto: un producto natural, 100% ecológico, biodegradable, hipoalergénico y que no requiere tecnologías contaminantes para su elaboración.

alfombrasesparto4Una alfombra de esparto encaja en todos los estilos. Ésta, de Antonia Molina, en un tono guinda subido, enmarca un ecléctico comedor decorado por el estudio Melián Randolph

Las alfombras de esparto son de fácil limpieza y, por su estructura, el polvo cae siempre bajo la alfombra. Basta con levantarla y barrer debajo. Pueden colocarse también en el exterior, siempre en porches o terrazas cubiertas.

Y un plus: Su relajante aroma a naturaleza y mar nos lleva a imaginarnos en el Mediterráneo, incluso en medio de la ciudad…

 Un comedor de estilo totalmente opuesto al anterior: éste es tradicional y de inspiración andaluza. Una alfombra superpuesta sobre la estera le da el toque más actual. Foto: Nuevo Estilo

Lo que nos cuentan la arqueología y la historia

Desde la prehistoria, ininterrumpidamente, los habitantes de la península ibérica hemos usado el esparto tejido para elaborar útiles que casi no han cambiado con el tiempo. Lo demuestran los cestos, sogas y sandalias de esparto datados en el neolítico que se encontraron en la Cueva de los Murciélagos de Albuñol (Granada).

De íberos, fenicios, griegos y romanos tenemos documentos que acreditan el uso y exportación de esparto desde la Península Ibérica, sobre todo para elaborar maromas para los barcos.

Y los árabes, que también utilizaban utensilios confeccionados con esparto, apreciaron enseguida su belleza, por lo que comenzaron a tejerlo para decorar sus casas y palacios.

alfombrasesparto6Desde el neolítico a la actualidad, el esparto no ha dejado de utilizarse en la Península Ibérica. En este salón decorado por Luisa Olazábal, una alfombra de esparto XXL se encarga de enmarcar toda la zona de estar. Foto: Nuevo Estilo

En 1778 Luis Fernández, un señor de la época con un rimbombante currículum (maestro tintorero de Toledo, director de la Real Academia Madrileña de los cinco Gremios Mayores y Visitador de los Tintes de Valencia), dedicó al esparto varios capítulos en su “Tratado instructivo y práctico sobre el arte de la tintura”.

Y para acabar este paseo histórico, nos vamos hasta las Ordenanzas para el Gobierno del Real Sitio de Aranjuez promulgadas en 1788 por Carlos IV, en las que vemos el castigo para quien corte o arranque esparto en tierras del Rey sin permiso: 100 azotes públicos o, si el infractor es un noble, «cuatro años de destierro a tres leguas de donde fuera vecino».

alfombrasesparto7El look más rústico nos lo dan las esteras circulares, que se realizan cosiendo la pleita (tira de esparto) en espiral. Foto: El Mueble

Esta ordenanza del rey refleja la importancia que el esparto tenía para la Corona. También era un varapalo para muchas familias humildes, sin tierras, que se sostenían gracias a la recolección, manufactura y comercio del esparto, así como para ancianos, viudas pobres, ciegos y gente con problemas físicos que no podían realizar otros trabajos. A todos ellos era fácil encontrarlos a las puertas de sus casas, con los espartos en la boca haciendo pleitas (las tiras de esparto trenzado en varios ramales, que cosidas con otras sirven para realizar distintos útiles, como las esteras o alfombras de esparto).

Sofisticado contraste de estilos en este recibidor decorado por M&F Deco. El esparto gris resalta la piel de cebra superpuesta.

Cómo se trabajaba el esparto

Como la materia prima de la industria del esparto siempre ha crecido libre y las herramientas que requiere son pocas y fáciles de conseguir, el esparto era una actividad casera, de bajo coste y poco beneficio, una salida para familias humildes o jornaleros desocupados.

Cada miembro de la familia tenía su función (al igual que en las historias de las telas étnicas, como el bogolan, que hemos contado en este blog): el hombre recolectaba el esparto, lo preparaba (lo remojaba, “cocía” o machacaba, según su destino), cosía y vendía los productos; la mujer tejía la pleita, trenzaba la hebra para coser, limpiaba, embalaba y almacenaba; los niños ayudaban a trenzar y a preparar el esparto. Por supuesto, los abuelos también contribuían en función de sus posibilidades. Este trabajo se hacía en la calle, en corrillos en los que nacían amistades y noviazgos.

alfombraesparto9

Unos pocos artesanos siguen trabajando el esparto con las técnicas de siempre, incorporando nuevos colores junto a los tradicionales, como vemos en este muestrario de Blasco & Blasco. Estas alfombras de esparto se realizan a medida de forma cuadrada, rectangular o redonda.

Los estereros

Los estereros eran especialistas no solo en confeccionar esteras, sino también en instalarlas en las casas, como aislante del frío del suelo. Con una mula cargada de rollos de esteras, salían a la búsqueda de clientes en septiembre y octubre, voceando las bondades de su producto. Cada rollo tenía unos 80 cm de ancho y 40 metros de largo, y solía estar formado por 10 pleitas cosidas en paralelo.

Cuando encontraba un cliente, el esterero cortaba los paños de estera necesarios para cada habitación, los cosía y los clavaba en el suelo con tachuelas (como un enmoquetador). Debajo colocaba paja para aumentar el aislamiento, muchas veces mezclada con lavanda o tomillo como ambientador natural. Los clientes más ricos en vez de paja usaban papel de periódico. También se esteraban los guardillones o almacenes para proteger el grano de la humedad.

alfombras de espartoEsta alfombra se ha realizado con la técnica más tradicional, cosiendo rollos de pleitas unos con otros en paralelo. Foto: El Mueble

Las esteras se colocaban en todo tipo de viviendas, desde las más humildes hasta las casas solariegas o mansiones de nobles, incluso en el Palacio Real. Los pudientes solicitaban los servicios de los estereros más expertos y refinados, capaces de esterar los suelos con diversos dibujos alcanzando un alto nivel de sofisticación.

En primavera, las esteras se desclavaban, se sacudían y se guardaban hasta la vuelta del frío. Una costumbre que se mantuvo en nuestro país hasta mediados del siglo XX, cuando esta artesanía inició su declive.

Afortunadamente, esa vuelta a lo natural, artesanal y ecológico de los últimos años resucitó a las alfombras de esparto. Y esperemos que así sigan.

Si te gustan las historias detrás de las tradiciones como ésta del esparto, descubre en este blog posts sobre telas étnicas como el ikatbatikkilimshiboricachemir y bogolan.

alfombrasesparto11Las esteras de esparto son muy fáciles de limpiar y pueden usarse en la cocina. En este office se ha colocado una estera circular. Foto: El Mueble

Cómo decorar con colores

Un estilista de moda me dijo una vez que si no sabía qué ponerme para un evento nocturno, me vistiera de negro y me pintara como una puerta, que acertaría seguro… En decoración ocurre lo contrario: cuando una persona no tiene seguridad al vestir su casa, suele apostar solo por los tonos neutros para no equivocarse porque no sabe cómo decorar con colores. Así, muchos amantes del color se quedan atrapados en un entorno de blancos, beiges y grises…

En este post te contamos la regla básica que siguen prácticamente todos los interioristas cuando empiezan a planificar los colores en un proyecto.

 decorarcolores1Este salón es una caja neutra a la que se ha añadido color con el arte y las tapicerías: el sofá verde agua es de Blasco & Blasco y las butacas en verde más intenso y amarillo, diseño de la decoradora Beatriz Silveira. Foto: Nuevo Estilo

La regla del 60-30-10

Seguro que alguna vez has oído hablar de esta regla, una de las más importantes de la decoración, aunque no es exclusiva de ella. Parece que esta fórmula funciona para decorar con colores porque nos transmite armonía y equilibrio al igual que ocurre con la proporción áurea. También se cree que nuestro cerebro tiende a buscar y reconocer en todo un tema general (ese 60%), una parte que destaca (el 30%) y un detalle que sorprende (10%).

Los porcentajes se aplican así: 60% para el color dominante + 30% para un color secundario + 10% para un color en contraste.

Si fuera ropa, funcionaría más o menos así: vestido (60%) + medias y zapatos (30%) + collar (10%). Y aunque las posibilidades son infinitas en decoración, normalmente se materializa así en una habitación:

60%: paredes

30%: tapicerías o muebles

10%: complementos

decorar con coloresEn este salón decorado por Living Pink, paredes, suelos, techo, alfombra y los principales muebles (sofá de Blasco & Blasco, aparador y mesas de centro) son blancos. Es el color dominante. El rosa del cuadro (de José María Yturralde) y del sofá circular actúa como color secundario, El amarillo es el tercer color y lo vemos en los taburetes (Anmoder), las butacas al fondo (Tesla) y los elementos dorados. Pequeños toques de negro realzan todo el conjunto. Foto: Nuevo Estilo

Aplicar la regla del 60-30-10 al decorar con colores

Para el color dominante, suelen elegirse tonos neutros, porque transmiten serenidad a la habitación, son fáciles de combinar y no nos cansan con el tiempo.

Las paredes representan la mayor superficie de la habitación y por eso el 60% del color de la habitación suele estar en ellas. Esa es la razón de que habitualmente se pinten con un tono neutro o poco saturado (poco intenso). Como siempre decimos, no hay reglas fijas en decoración, sólo fórmulas que nos orientan. Si con las paredes no cubrimos ese 60% aproximadamente (por ejemplo, porque tenemos una gran estantería llena de libros que ocupa toda una pared), podemos completarlo con el suelo o las cortinas.

En cuanto al techo, pintarlo de blanco es como un mantra en decoración, ya que aportará luminosidad, amplitud y evitará que los espacios queden muy recargados.

decorar con coloresParedes y techo blancos aportan el color principal, al igual que el gran sofá Cliché de lino blanco de Blasco & Blasco. Los textiles suelen reservarse para el color secundario, como estas cortinas de terciopelo azul. Foto: Casa Decor

El color secundario representa el 30% de la habitación y está principalmente en las telas y/o los muebles. Aquí es donde podemos introducir un color más vivo sin miedo a equivocarnos.

 El 10% restante es ese color de contraste que nos dan los accesorios, cuadros, lámparas, cojines… Estos elementos son más fáciles de cambiar, por lo que con ellos podemos seguir las últimas tendencias y arriesgar más.

decorar con coloresLos complementos aportan color en este ambiente dominado por el blanco de la mesa, suelo y muebles. Butacas Nadia de Blasco & Blasco.

Bonus extra: ¡El negro! En diseño de interiores un truco que siempre funciona es añadir algún elemento de este color para definir, destacar y mejorar los demás colores de la habitación. Prueba con pequeños complementos: una cajita, una pantalla, unos marcos… ¡Funcionará!

La Naturaleza puede inspirarte

La Madre Naturaleza es la auténtica maestra en mezclas de colores y parece que, al decorar con colores nuestras casas, los humanos tratamos de imitarla. Fíjate en que normalmente los colores más oscuros se emplean abajo (el suelo, la tierra), los colores medios están a media altura (los árboles, las montañas) y los tonos más claros en el techo (el cielo, las nubes). Ten en cuenta también está división vertical al decorar tu casa.

decorar con coloresImita a la naturaleza al usar los colores. Chaise longue de La Europea. Consola de Anmoder. Manta de rayas de Blasco & Blasco. Proyecto de Andina & Tapia. Foto: Nuevo Estilo

La luz de la habitación también cuenta

Al decorar con colores, ten en cuenta que los oscuros se verán aún más oscuros en habitaciones con orientación norte. Y al contrario sucede en habitaciones con orientación sur, donde los colores parecerán más claros.

Un buen consejo a la hora de decorar con colores es probar antes de comprar. Obtén muestras de tapicerías, alfombras o acabados de madera y déjalas en la habitación un par de días para ver cómo se ve su color con las diferentes luces. Fíjate especialmente en cómo percibes las muestras en los momentos en que la habitación se utiliza más. Si estáis en el salón sobre todo por la noche, con luz artificial, echa un vistazo al color a última hora de la tarde y de noche. Si el salón se utiliza de día y tiene mucha luz natural, pruébalo a esas horas con más sol.