Browsing Tag

Sofás

10 ideas para decorar la pared del sofá

¿Cómo puedo decorar la pared del sofá? Probablemente ésta sea una de las preguntas que más veces oyen los decoradores. Desde luego, esa gran pared vacía puede resultar todo un desafío, más aún cuando muchas veces aquí se encuentra el punto focal del salón.

En este post hemos recopilado 10 soluciones de decorador para enfrentarse a ese gran lienzo en blanco que es la pared detrás del sofá.

decorar la pared del sofá

#1 Las ventanas también sirven como fondo

No hay ningún problema en colocar el sofá delante de una pared con ventana, simplemente asegúrate de que permites el paso para abrirla y poder entrar o salir si es practicable. Si te decides por esta opción (y en muchos salones puede ser perfecta), lo que necesitarás para decorar detrás del sofá es… ¡prácticamente nada! Las decoradoras de Las 2 mercedes lo hicieron así en este salón de grandes ventanales, donde colocaron un sofá y dos sillones de Blasco & Blasco. ¿Su toque maestro? Colgar en medio un tapiz bordado por Más cara que espalda, un artista sevillano. Via: AD

#2 Con una obra de gran formato

Es quizá la forma más clásica, sencilla y efectiva de decorar la pared del sofá (y sin llenarla de agujeros), siempre que tengas en cuenta un par de consideraciones. La primera es que la obra debe adaptarse realmente al tamaño del sofá. La segunda es que la obra debe tener impacto decorativo, no vale cualquier cosa, aunque no significa que debas colgar arte carísimo. En el salón del decorador Miguel García de Valcárcel, se colgó sobre el sofá una gran fotografía impresa en metacrilato, obra de Riccardo Neri. Via: Nuevo Estilo

#3 A modo de galería

Al decorar la pared del sofá puedes concebirla como tu particular galería. Utiliza arte, fotos, espejos, o una mezcla de ellos, como aquí. Lo importante es dedicar tiempo para hacer que la combinación funcione y crear una composición proporcionada a la anchura del sofá. En este salón, sobre un sofá vintage se ha colocado una colección de ilustraciones combinadas con una foto familiar.

decorar la pared del sofá

#4 En tres dimensiones

¿Por qué limitarse a algo plano? Nos encanta la idea de decorar la pared del sofá con esculturas o, como en este caso, con unos apliques esculturales que resultan igual de efectivos. El cuadro de José María Yturralde, situado sobre un sofá de Blasco & Blasco, crea un potente punto focal en este salón. Sin embargo, al ser sus dimensiones significativamente menores que el ancho del sofá, el estudio Living Pink decidió combinarlo con los dos apliques vintage en latón y cristal de Murano para conseguir la proporción correcta. Via: Nuevo Estilo

#5 Con arte contemporáneo

Ese gran lienzo en blanco que es la pared del sofá es en lugar perfecto para colgar vistosas piezas de arte contemporáneo. En este salón, decorado por María Lladó, destacan las dos fotografías sobre metacrilato de J.M. Llarbur que se han colgado sobre el sofá, un sencillo diseño de la decoradora en madera lacada en blanco para no competir con las obras. Via: Nuevo Estilo.

#6 Ecléctico

El “interés decorativo” no implica necesariamente arte o complementos caros. La creatividad nos surte de un montón de opciones para decorar la pared del sofá, utilizando objetos inusuales o hallazgos de rastros y almonedas. Busca en Pinterest y encontrarás inspiración de paredes decoradas con viejas ventanas, puertas de derribo, antiguos mapas de escuela… En este salón se ha colgado sobre el sofá una composición de piezas artesanales de la artista Attalie Dexter, creadas a base de metales, piedras, lana y lino. Via: Anthropologie

#7 Con molduras

Un gran recurso para decorar la pared del sofá, ya que nos permite elegir entre miles de estilos. Los panelados pueden llegar desde la media altura de la pared o los tres cuartos, hasta el techo. Y en cuanto a los patrones hay opciones infinitas: desde los más sencillos, como los cuarterones, hasta los más sofisticados, como en este caso. Miriam Alía recurrió a un diseño de estrellas geométricas para decorar este original y estimulante salón-comedor que presentó en Casa Decor

#8 Con espejos

Decorar la pared del sofá con espejos (bien sea uno de tamaño grande, una pareja o un grupo de pequeños espejos combinados) añadirá “drama” a la decoración y creará un buen punto focal. Los espejos multiplican la luz del salón, son complementos fáciles de integrar en cualquier estilo decorativo y funcionan bien con cualquier paleta de color. La prueba está en este salón decorado por Gabi Conde. La pareja de espejos redondos con marcos sencillos aportan un toque muy contemporáneo sin competir con los colores de las paredes y del sofá en lino celeste de Blasco & Blasco. Via: Nuevo Estilo

#9 Con papel pintado

Decorar la pared del sofá con un papel pintado es una forma de convertirla en el punto focal del salón. En este caso se ha elegido un impactante mural con una vista de satélite de Washington DC, de My Orbiter, donde puedes encontrar imágenes similares de más de 300 lugares del planeta vistos desde el espacio. Su gran impacto visual hace que no haga falta nada más para decorar esta pared.

#10 Con una librería

Si consideramos que el libro de papel sigue teniendo millones de incondicionales y que pocas cosas aportan tanto sentido de “casa vivida” como una estantería con libros, colocar una detrás del sofá es una gran decisión decorativa. En esta casa bilbaína, decorada por Itziar Echebarría, se colocó detrás del sofá una librería Ramdom de MDF Italia, que se utilizó no solo para ordenar libros, sino también para mostrar diferentes recuerdos y cuadros de pequeño formato. Via: Nuevo Estilo

Un sofá rosa: la tendencia más chic

¿Pondrías en tu casa un sofá rosa? “Rosa palo”, “rosa millennial” o como gustes llamar al matiz pálido del rosa. La tendencia empezó tímidamente, como se podría esperar de un color tan inocente, pero ha ido cobrando fuerza. Mucha fuerza. ¿Suficiente como para usarse en algo tan grande como un sofá? Veamos:

                                                                               
Un sofá rosa transmite optimismo y serenidad, algo perfecto para una casa de vacaciones o fin de semana. La interiorista Carmen Straatsma ha decorado este refugio ibicenco con un estilo contemporáneo y sofisticado, respetando siempre los elementos tradicionales de la construcción. El sofá modular es el modelo Paul de Blasco & Blasco. La silla diseño de Hans J. Wegner, es editada por Carl Hansen & Son. Via: Nuevo Estilo

Un sofá rosa no tiene por qué ser clásico. Este apartamento neoyorquino presume de una decoración entre moderna y bohemia, con algunos toques mid-century. El artista y la experta en textiles vintage que viven aquí han elegido para el salón un sofá rosa llamado Ollie de Urban Outfitters Home. Foto: Elaine Musiwa | Apartment Therapy

La interiorista Beatriz Silveira decoró este salón con un gran sofá rosa claro. Es el modelo Louvre de Blasco & Blasco. Para equilibrar el conjunto eligió colores más masculinos en el resto de las tapicerías. Apúntate esta fórmula casi infalible para combinarlo: Sofá rosa + mármol en las mesas + detalles dorados.

Si un sofá rosa te da respeto, prueba con una butaca que sin tener tanto peso en la decoración sí deje notar su presencia. Esa fue la idea de Marta de la Rica en este salón tan impactante. El vibrante rosa de la butaca Liberty con lino rosa de Serendipity Fabrics pone un contrapunto “girly” perfecto a un entorno casi masculino. Via: Elle Decor

Conclusión: Está claro que un sofá rosa puede conseguir ese efecto wow tan deseado en decoración. Lo bueno de lograrlo con un mueble es que puedes arriesgar más porque, llegado el momento, podrás cambiarlo fácilmente. Así, en el remoto caso de que te canses de tu maravilloso sofá rosa claro podrás retapizarlo. Si lo eliges con funda, el cambio será todavía menos costoso.

Una ‘casa sana’, elegante y llena de color

Esta es una casa con muchas cualidades. Algunas resultan evidentes, como su luminosidad o una sofisticada decoración. Pero otras te las tienen que contar. Por ejemplo, la casa se ha redistribuido totalmente (incluso se ha cambiado de sitio la cocina) para lograr la continuidad de todos los espacios y que esa luz fluyera de lado a lado de la casa.

Otro aspecto que quizá no se aprecia de un primer vistazo pero que define el nuevo espíritu de la casa es que se quería conseguir una casa sana. Por ello en la reforma se han elegido solo materiales sostenibles y libres de químicos en gran medida, como la pintura mineral de las paredes.

La zona de estar y el comedor comparten espacio. El blanco de las paredes y de los visillos junto al cerramiento de grandes cuarterones de cristal multiplican la luz en esta estancia. En contraste, tapicerías, obras de arte y complementos de vivos colores, como la alfombra, el sofá de terciopelo o el cuadro del fondo, obra de Lorena del Pozo, arquitecta responsable de la reforma y decoración de esta casa.

Una lámpara Tolomeo Mega en color negro acompaña a un sofá de Blasco & Blasco desenfundable. Ya que se quería una casa sana, se ha puesto especial atención en que todas las telas empleadas sean naturales, como el lino de este sofá.

La estantería se ha realizado a medida. El cuadro es obra de la arquitecta Lorena del Pozo.

En el comedor, sillas setenteras de Willy Rizzo. La mesa se ilumina con una lámpara de hierro de Rokc. Los dos apliques de pared proceden de Rue Vintage 74.

Acorde con la filosofía de “casa sana”, en el dormitorio la ropa de cama es de lino. El suelo, incluso en baños y cocina, es tarima de roble al natural.

Via: Nuevo Estilo

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar