Tela de rayas tradicional: ¡Sencilla y a la última!

Como un multimillonario hecho a sí mismo o una estrella de éxito mundial, la sencilla tela de rayas ha pasado de un origen humilde a convertirse en una de las tendencias más claras en decoración para los próximos años. Pero, ojo, no cualquier raya está llamada al éxito. La tela que triunfa es la que en francés se dice que hace “tic-tac”, es decir, la tela de algodón o lino que tiene franjas tejidas formadas por pequeños cuadritos alternos en colores como rojo, azul, marrón o negro sobre un fondo claro y neutro, generalmente blanco.

Su origen hay que buscarlo hace siglos, cuando colchones y almohadas se rellenaban de plumas (no de plumón, mucho más caro) y requerían como funda una tela tejida de modo que asegurara firmeza y resistencia para evitar que el cálamo de las plumas la atravesara, con consecuencias claramente desagradables si te tumbabas en ellos.

Estas telas de rayas de Serendipity Fabrics se han confeccionado al estilo de las tradicionales telas que hace siglos cubrían colchones y almohadas de plumas.

Típicamente, las telas de rayas para colchón estaban formadas por un franja más ancha rodeada por dos más finas, aunque se realizaban muchas variaciones. Hoy se denomina a veces tela de colchón a cualquier combinación de rayas sobre fondo claro, incluso a las que están estampadas y no tejidas.

La sencillez, frescura y ese plus nostálgico de las telas de rayas confeccionadas al estilo de las originales de colchón, las convierten en un gran comodín decorativo. Con sus rayas, que combinan con casi todo, alegran no solo dormitorios, sino cualquier lugar de la casa. Echa un ojo a estas fotos y enamórate de todas ellas.

En tapicerías

La tela de rayas añade el interés visual de un patrón sin sobrecargar el espacio, así que funciona muy bien como tapicería de muebles visualmente pesados como el sofá. En este caso, el sofá diseño de Ralph Lauren Home cuenta con fundas a medida en los brazos, que potencian su aire nostálgico.

Para tapizar, elige tela de rayas tejida y resistente, y no una versión estampada ligera que se deteriorará rápidamente. Fíjate como aquí la tela de colchón convive con estampados muy diferentes sin sobrecargar el conjunto.

Como fundas

La tela de colchón original destacaba por su alta resistencia. Las telas actuales que se inspiran en ellas, como esta de Serendipity Fabrics, resultan perfectas para hacer fundas, ya que se deslizan poco, son resistentes y lavan bien. Y decorativamente funcionan a la perfección.

En una colchoneta

¿Qué mejor que confeccionar una colchoneta con tela tradicional de colchón? Además de hacer cómodo este gran banco, la colchoneta con rayitas negras introduce un estampado que no choca con los otros complementos decorativos, como los cojines étnicos o la alfombra. Diseño de Amber Interiors.

La misma idea aplicada en un cuarto infantil con el rosa como color principal. Es también un proyecto de Amber Interiors.

Para cojines

Los cojines son siempre una forma fácil y económica de incorporar una tendencia decorativa cuando no puedes lanzarte a cambiar piezas grandes como sofás o cabeceros. Nos ha encantado esta combinación de la decoradora Kelly Nutt, con dos cojines de rayitas diferentes.

En ropa de cama

Este dormitorio monocolor resulta superacogedor y nada aburrido porque está lleno de texturas: terciopelo en el cabecero, una alfombra de lana marroquí, lino en las cortinas y algodón de la ropa de cama en las tradicionales rayas de colchón. El azul del plaid da el toque de color justo para romper con esa paleta de color tan cerrada. Via: Amber Interior Design

 

The following two tabs change content below.

Concha Sanz Montero

Escribiendo en DecorandoConTelas desde enero de 2016.

Latest posts by Concha Sanz Montero (see all)

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam