Browsing Category

Uncategorized

Decorar con colores: uso de los colores secundarios

Elegir y decorar con colores parece una cuestión únicamente de gustos. Pero muchos estudios rigurosos han confirmado que los colores nos influyen física y psicológicamente.

Después de ver el efecto que podemos causar al decorar con colores primarios como son el rojo, azul y amarillo en este post, aquí vamos a a ver el efecto de los colores secundarios en nuestro ánimo según dónde y cómo los utilicemos.

Esta casa tan colorista está en el lluvioso Dublín. Via: The Times

Morado = Lujo

Dramático y rico, este es el color que siempre se ha asociado con la realeza y el lujo. Combina muy bien con otros colores, y dependiendo de la intensidad de color resultará más frío o más cálido.

En sus tonos más oscuros favorece la creatividad, y da a la decoración un toque misterioso y sofisticado. La pega es que puede hacer que la habitación parezca más pequeña. Para los dormitorios, mejor elegir los tonos más claros como el lila o el lavanda, más serenos y luminosos. Resultarán tan relajantes como el azul, pero sin el riesgo de frialdad de éste.

El morado de estos sillones de Blasco & Blasco aporta sofisticación a este salón. Via: Nuevo Estilo

Verde = Relajación

Con sus muchos matices y distintos efectos en decoración, se considera que el verde es el color más relajante para los ojos. Formado por la suma de azul y amarillo, combina el poder refrescante del primero con la calidez del segundo. Al decorar con colores, utiliza el verde como color principal si buscas un efecto calmante. Se ha comprobado que este color favorece la relajación, previene la depresión y alivia el estrés.

El verde combina bien con todos los colores, incluso con el azul, y está recomendado para cualquier zona de la casa. En el salón tiene efecto relajante pero también favorece la convivencia y la vida familiar. En la cocina y el cuarto de baño aporta frescura. Y en los dormitorios genera serenidad y sentimiento de protección.

El verde pone la nota de frescor y bienestar en este rincón que no recibe demasiada luz natural.

Naranja = Entusiasmo

Este es el color del entusiasmo. Aumenta la productividad, aporta confianza, favorece la positividad… Si quieres decorar con colores naranjas, úsalos en zonas de actividad (cuartos de jugar, cocinas, despachos, gimnasios…) y evítalo en zonas destinadas a relajarnos (salones o dormitorios). Ten presente que este color puede hacer que una habitación parezca más pequeña y que necesita mucha luz.

El naranja es un color que se asocia con el apetito y la buena digestión, por lo que es perfecto para comedores y offices. Quizás merece la pena probarlo si los niños de la casa comen mal…

El naranja es el color perfecto para el comedor porque estimula el apetito (salvo que estés a dieta…). Via: Pinterest

Rosa = Positividad

Resultado de mezclar rojo y blanco, el rosa tiene el efecto contrario que su color primario. Muchos estudios han comprobado el “Efecto rosa”: el uso de este color calma los nervios, ayuda a eliminar los sentimientos negativos y a superar la tristeza.

El rosa puede utilizarse en toda la casa, desde el rosa palo hasta los tonos más oscuros como el coral o el frambuesa, muy apropiados para salones y dormitorios. Para aligerar su efecto tan femenino, puede combinarse con gris, negro y marrón.

Los tonos más claros de rosa, tan habituales en los cuartos de niña tradicionales, transmiten felicidad, amabilidad y ganas de jugar.

El rosa de estas butacas de Blasco & Blasco es el color del optimismo y ha demostrado que reduce la agresividad. Via: Nuevo Estilo

Cómo crear un dormitorio de lujo a tu medida (1)

Todos deberíamos tener un dormitorio de lujo. “Lujo” no es solo derroche y “blin-blin”. Va mucho más allá de eso. Lujo es convertir tu dormitorio en un refugio personal donde relajarte al máximo y disfrutar de un poco de paz de espíritu.

Cuidando estos 10 detalles puedes convertir tu habitación en un auténtico dormitorio de lujo, sin importar (casi) los metros, si dispones de un alto presupuesto o si vas a tirar de catálogo de Ikea:

dormitorio de lujoLos detalles marcan la diferencia. En la cama, cojines confeccionados con telas de Serendipity Fabrics. Vía: Nuevo Estilo

Dale la importancia que merece. Obvio, pero el primer requisito para lograr un dormitorio de lujo es darle la importancia que merece y superar esa idea de que esta habitación no requiere tanta atención como un salón.

Desde los cojines a la iluminación, todo cuenta para lograr un dormitorio de lujo.

Ropa de cama de lino. La ropa de cama de lino es más que una tendencia decorativa. Además de aportar su elegancia relajada a la decoración, las sábanas de este tejido ayudan a dormir mucho mejor (aquí puedes saber el por qué de este efecto). Dales el toque de lujo añadiendo unos cojines y una colcha a pie de cama.

Ropa de cama de lino, un plaid y cojines mullidos: una cama perfecta.

Cojines y almohadas. Nada nos recuerda tanto la imagen de una buena habitación de hotel como un conjunto de almohadas bien rellenas y mullidas. El truco para conseguir ese toque de lujo (sin caer en una tormenta de cojines) es colocar al menos dos almohadas a cada lado de la cama (mejor de tamaño europeo) completadas con un cojín decorativo o un cojín lumbar. ¡Así, no querrás dejar de leer en la cama! Un banco a pie de cama o algún mueble con tapa sirven para guardar lo que no uses para dormir.

Un truco: Coloca almohadas y cojines como lo hacen en los hoteles. Vía: Studio McGee.

Repetición de elementos. La tradicional simetría de los dormitorios de matrimonio no es solo una cuestión estética ni cosa de abuelas. Tener dos mesillas, con dos lámparas. dos juegos de almohadas, incluso dos pequeñas butacas descalzadoras favorece el disfrute por igual a las dos personas que comparten el dormitorio (vamos, que ayuda a la armonía de pareja). Un truco: Si quieres un look más ecléctico sin perder confort, puedes reducir un poco la simetría combinando, por ejemplo, mesillas o lámparas diferentes.

Isabel López Quesada creó en este dormitorio una simetría perfecta.

Cortinas. Su impacto estético es muy alto. Independientemente del estilo que te guste, dedica tiempo a su diseño, encárgalas a medida si tu presupuesto lo permite o asegúrate de que sus medidas son correctas para la ventana donde las colocarás. Unos estores “justitos” de tamaño o unas cortinas raquíticas arruinarán tu dormitorio de lujo irremediablemente.

Asegúrate de que las cortinas o estores se ajusten a las medidas de las ventanas. Vía: Elle Decor

Próximamente, completaremos estas claves para conseguir un dormitorio de lujo.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar