Browsing Tag

Salones

Una casa wabi sabi que enamora

Esta casa bien podría definirse como una casa wabi sabi. Al menos, esa es la sensación que se percibe al recorrerla tras la reforma y decoración realizadas por el arquitecto Iker Ochotorena, del Estudio OOAA. Materiales naturales, tonos neutros, una perfecta selección de mobiliario y la ausencia total de elementos superfluos definen el interior.

La decoración de toda la casa se basa en la cuidadosa selección de muebles y complementos. En una casa wabi sabi encontraremos los muebles justos y todos ellos elegidos por su valor funcional, sentimental o su gran calidad. En el salón el arquitecto combinó diseños a medida, muebles contemporáneos y piezas europeas de los años 50.

En toda la casa dominan los tonos neutros con toques ocres y naranjas, como las mesitas Enoki, de e15. En cuanto a tejidos, el lino resulta omnipresente: lo vemos en el sofá y en las dos butacas mostazas de Blasco & Blasco.

En el comedor, las sillas de lino son de Axel Vervoordt, el gran introductor de la filosofía wabi sabi en Europa. El banco con dos asientos es un diseño del estudio OOAA. La madera sin tratar de los muebles y la alfombra de esparto forman parte de los materiales naturales que definen una casa wabi sabi.

Se le ha dado un gran protagonismo a la propia arquitectura del piso, que se encuentra en un edificio de los años 60 obra de Juan Manuel Ruiz de la Prada, dejándola casi desnuda pero realzándola con el uso de materias nobles, como la madera de roble en suelos y puertas, en línea con los enunciados wabi sabi. También se recurre en muchas estancias a los vanos en la pared, que reciben diferentes usos, En el caso del despacho, sirven como librería.

Si quieres ver más de esta casa, puedes verla en Nuevo Estilo

Una combinación perfecta para el salón

Mercedes Peralta y Mercedes Valdenebro forman el estudio de decoración Las 2 Mercedes. Sus proyectos consiguen el difícil equilibrio entre unos interiores relajados y sosegados y una decoración con arrolladora personalidad. Exactamente la combinación perfecta que buscaban los dueños de esta casa madrileña, localizada en un edificio del siglo XIX rehabilitado, quienes poseen una interesante colección de obras de arte contemporáneo que querían exhibir aquí.

combinación perfecta En el salón se buscó una combinación perfecta entre elementos contemporáneos y antiguos, con una depurada estética mid-century. El sofá Louvre con funda de lino gris procede de Blasco & Blasco, al igual que la butaca tapizada con un lino  rojo de la misma firma. Sobre el sofá, dibujo de Jorge Méndez Blake, en Travesía Cuatro. Las mesas de latón se encontraron en El Rastro madrileño. Las butacas son de los años 60 y se han retapizado con una tela de motivos geométricos.

En esta zona del salón, utilizada como comedor y biblioteca, se respira un aire más clásico. La mesa cuidadosamente barnizada a muñequilla se adquirió en El Rastro madrileño. Las sillas son de los años 30.

Junto a la librería, se organizó otra zona de estar en torno a un sofá modelo Arlés de Blasco & Blasco, con almohadones de Tailak, y una mesa de ratán. El cuadro es una obra de Sara Ramo, en Travesía Cuatro. A los lados del sofá, lámparas de pie de Años Luz. La alfombra es de Zigler.

El dormitorio se empapeló con un papel de Nobilis. El dibujo de José Vera Matos descansa directamente sobre el cabecero tapizado en una tela de cuadros rematada con tachuelas. Los apliques son de Bric à Brac. Como mesilla, una silla de anticuario.

Fotos: Nuevo Estilo

Un ático con una decoración elegante y femenina

Este ático madrileño tiene una historia repleta de protagonistas femeninas. Su actual propietaria la compró enamorada de su magnífica terraza. Y a la hora de decorarla contactó con la interiorista María Santos, en cuyo estudio trabajan ocho personas, todas mujeres.

La casa, situada en una de las principales avenidas de la capital, tenía la virtud de atrapar la fascinante luz madrileña. Esta cualidad se ha reforzado con una decoración elegante y femenina. Así, todos los detalles y acabados se han mimado especialmente. En colores, dominan los tonos neutros, con acertadas pinceladas de azul marino. Y en cuanto a los muebles, se han combinado piezas contemporáneas, muebles de diseño, antigüedades y obras de arte escogidas con acierto.

La zona central del salón se ha destinado a zona de estar y relax. Un gran sofá con funda de lino blanco encargado a Blasco & Blasco centra el espacio. Las mesas de centro son un diseño de la propia decoradora  y están realizadas en metal lacado.

Desde el sofá se disfruta por igual de la vista de la terraza como del fuego en la chimenea de mármol, que es la original de la casa y se conservó en la reforma. A la izquierda de esta área, se situó una zona de trabajo equipada con un escritorio en roble de Sine Nomine, que sigue la pauta de la decoración elegante y femenina de toda la casa.

El blanco dominante en todas las estancias se contrasta con algunos toques de colores oscuros. Por ejemplo, el azul marino de la chaise longue de terciopelo, el negro de la lámpara de sobremesa, el flexo y de la mesa auxiliar, una antigüedad encontrada en Carina Casanovas, o el metal oscuro de la icónica silla Platner, editada por Knoll.

Puedes ver el reportaje completo de esta casa en la revista Nuevo Estilo

María Santos: www.estudiomariasantos.com